Sinusitis | Causas y remedios populares para aliviarla

Los senos paranasales son cavidades llenas de aire del cráneo óseo, están conectados a la cavidad nasal por conductos. La sinusitis aguda a menudo es causada por virus, pero también por bacterias. Generalmente surge después de la inflamación de las membranas mucosas nasales (por ejemplo, con secreción nasal (rinitis) o reacciones alérgicas). Si la inflamación persiste durante mucho tiempo o si hay peculiaridades anatómicas en el área de las fosas nasales, puede producirse una inflamación sinusal crónica.

Mujer con dolor de cabeza por sinusitis

La Revista Americana de Medicina Respiratoria y Cuidados Críticos informó sobre la investigación realizada en el Hospital Karolinska en Estocolmo, Suecia, que encontró que las personas que tararean (o cantan murmurando) con la boca cerrada, exhalan 15 veces más óxido nítrico a partir de sus fosas nasales que los no lo hacen.

El óxido nítrico ayuda a relajar los vasos sanguíneos, reduciendo así la hinchazón en la nariz y mejorar el flujo de sangre. El aumento en el flujo de aire debido al tarareo, también ayuda a ventilar los senos paranasales, que pueden disminuir la susceptibilidad a la infección.

Masajear los senos paranasales, presionando los pulgares firmemente en ambos lados de la nariz, manteniendo durante 15 a 30 segundos, soltando, y a continuación repitiendo, temporalmente alivia la sinusitis, ya que trae un nuevo suministro de sangre a la zona.

¿Qué es la sinusitis?

La sinusitis es la inflamación de los senos paranasales, generalmente causada por una infección por virus o bacterias. Es común y generalmente desaparece por sí solo en 2 a 3 semanas. Pero los medicamentos pueden ayudar si tarda mucho en desaparecer. Aunque existen también remedios naturales que pueden aliviar las molestias e incluso prevenir que aparezca la sinusitis.

Síntomas: ¿cómo se manifiesta la infección sinusal?

Los posibles síntomas de la sinusitis son:

  1. Sensación general de debilidad.
  2. Congestión nasal.
  3. Nariz escurriendo.
  4. Secreción viscosa o purulenta de la nariz.
  5. Flujo de moco en la garganta.
  6. Sensación de presión en el área de la cara.
  7. Dolor de cabeza severo, especialmente cuando la persona se inclina hacia adelante.
  8. Toser con frecuencia.
  9. Padecer episodios de fiebre.
  10. Problemas respiratorios.
  11. Sentido del olfato restringido.

Las infecciones sinusales crónicas generalmente muestran síntomas similares; Sin embargo, estos son a menudo algo más suaves.

Remedios populares para la sinusitis

Estos tratamientos naturales deben ser tomados con precaución y es aconsejable acudir antes a una consulta médica para encontrar un alivio seguro a los síntomas de la sinusitis.

  1. Pimienta de Cayena. Poner una cucharadita de cayena en una taza de agua caliente y beber tres tazas al día puede ser de gran alivio. Tanto la pimienta de cayena roja y negra dilatan los vasos sanguíneos de la nariz y estimulan las secreciones, lo que ayuda a drenar los senos paranasales. Esto pica un poco, pero vas a tener resultados más rápido. Este remedio es especialmente bueno para las infecciones sinusales crónicas.
  2. Hervir eucaliptus. El remedio natural es muy simple, se trata de usar ½ taza de agua y añadir unas gotas de aceite de eucalipto. Vierte la mezcla en un bol, y posteriormente te inclinas sobre él mientras cubres tu cabeza con una toalla grande, inhala el vapor durante 10 minutos, manteniendo los ojos bien cerrados. El aceite de eucalipto se utiliza ampliamente para diversos problemas respiratorios. Pon unas gotas en un pañuelo y trata de olerlo periódicamente.
  3.  Sal / bicarbonato. Para aliviar la congestión de la sinusitis debido a las alergias, trata de hacer este flush nasal: mezclar 1/4 cucharadita de sal y 1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio en una taza de agua caliente, llena una jeringa y vierte la mezcla hasta tu nariz. Otra variante es utilizar una cucharadita de sal no yodada y 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio disuelto en medio litro de agua. Colocar la mezcla en un inhalador nasal.
  4. Tomillo. El tomillo se ha utilizado durante generaciones para las infecciones respiratorias debido a sus propiedades antisépticas fuertes. Pon 1 a 2 cucharaditas de tomillo en una taza de agua hirviendo durante 10 minutos. Bebe una taza tres veces al día.
  5. Los aerosoles nasales puede convertirse en una adicción o causa de congestión nasal “por rebote”. Para eliminar estos problemas puedes hacer tu propio espray nasal de solución salina mezclando ocho onzas de agua tibia (hervida primero) con media cucharadita de sal. Vierte la mezcla en una botella vacía de espray nasal y agítalo. Este espray es bueno para aliviar la congestión nasal causada por resfriados o alergias y para humedecer los conductos nasales secos. También es mucho más barato que los aerosoles medicinales de venta libre y no posee químicos dañinos.
  6. Vinagre de manzana. Un remedio popular único para la congestión nasal es hacer lo siguiente: poner dos pulgadas de vinagre de sidra de manzana en una cacerola y calentar hasta que empiece a evaporarse, luego inhala el vapor, si el vapor es demasiado fuerte, añade un poco de agua. Los conductos nasales deben quedar claros durante 12-24 horas. Repite según sea necesario. Al eliminar la congestión, la inflamación de las membranas mucosas de la nariz disminuirá y facilitará la respiración. Los gérmenes de los resfriados también serán matados. Toma una cucharadita de vinagre con un vaso de agua durante las comidas para facilitar la curación.
  7. Aceites esenciales. Coloca una gota o dos de eucalipto o aceite esencial de menta en una bola de algodón o pañuelo y ponlo cerca de la nariz al respirar profundamente. Esto debería aumentar el flujo de aire. No se recomienda poner nada de aceite en la nariz, ya que puede causar inflamación.
  8. Extracto de semilla de pomelo. Este extracto es un poderoso antimicrobiano y antiséptico. Prueba con un enjuague nasal, poniendo unas gotas de extracto de semilla de pomelo en 1/2 taza de agua tibia e inhalarlo; repite dos o tres veces, especialmente antes de acostarte y al levantarte por la mañana. El extracto de semilla de pomelo ayuda a eliminar las bacterias.

¿Cómo prevenir la sinusitis?

Si la respiración por la nariz se ve gravemente afectada durante la secreción nasal (rinitis), las gotas nasales descongestionantes y, si es necesario, los expectorantes pueden reducir el riesgo de infección sinusal. Sin embargo, las gotas nasales descongestionantes no deben usarse durante más de unos pocos días, ya que pueden causar una especie de “dependencia”.

Además, es aconsejable preocuparse siempre por una ingesta de líquidos suficiente. También tiene un efecto preventivo al enjuagar regularmente la nariz con un enjuague nasal salino. Si hay peculiaridades anatómicas como pólipos nasales o un tabique nasal torcido, a menudo es necesaria la cirugía para prevenir la sinusitis crónica.

Bibliografía:
  1. Lemiengre MB, van Driel ML, Merenstein D, Liira H, Mäkelä M, De Sutter AI. Antibiotics for acute rhinosinusitis in adults. Cochrane Database Syst Rev. 2018 Sep 10;9:CD006089.
  2. Mulvey CL, Kiell EP, Rizzi MD, Buzi A. The Microbiology of Complicated Acute Sinusitis among Pediatric Patients: A Case Series. Otolaryngol Head Neck Surg. 2019 Apr;160(4):712-719.
  3. Wyler B, Mallon WK. Sinusitis Update. Emerg. Med. Clin. North Am. 2019 Feb;37(1):41-54.Ah-See, K. W., & Evans, A. S. (2007). Sinusitis and its management. BMJ (Clinical research ed.), 334(7589), 358–361. https://doi.org/10.1136/bmj.39092.679722.BE
  4. Meltzer EO. Intranasal steroids: managing allergic rhinitis and tailoring treatment to patient preference. Allergy Asthma Proc 2005;26:445-51. [PubMed]
  5. Shaikh, N., Hoberman, A., Kearney, D. H., Colborn, D. K., Kurs-Lasky, M., Jeong, J. H., Haralam, M. A., Bowen, A., Flom, L. L., & Wald, E. R. (2013). Signs and symptoms that differentiate acute sinusitis from viral upper respiratory tract infection. The Pediatric infectious disease journal32(10), 1061–1065. https://doi.org/10.1097/INF.0b013e31829bb2c2
  6. Landis JR, Koch GG. The measurement of observer agreement for categorical data. Biometrics. 1977;33:159–74. [PubMed]

Acerca del autor

Avatar

Juan Carlos Cantú

El Doctor Juan Carlos Cantú es Cirujano general (Cirugía Endoscópica) con amplia experiencia en la redacción de artículos médicos para sitios web de salud y bienestar.