Consejos para proteger una habitación de los rayos del sol

Una habitación que recibe constantemente rayos de sol puede verse afectada de muchas maneras, desde los muebles, la pintura e incluso los objetos como libros, accesorios y adornos pueden perder su color.

Rayos de sol en el hogar

Incluso si el verano no es muy caluroso, definitivamente habrá por lo menos algunas semanas en las que el termómetro subirá por encima de los 30º С. Durante este período, es literalmente imposible estar en apartamentos y oficinas donde las ventanas dan al lado soleado. Sin embargo, te explicaremos cómo puedes mejorar al comodidad de una habitación con la ayuda de varios consejos que enlistamos a continuación.

Instala cortinas o persianas que bloqueen los rayos del sol

En las ciudades, se utilizan métodos interiores de protección con mayor frecuencia. Por lo general, se utilizan varios tipos de cortinas y persianas con este propósito. Las cortinas pueden plegarse fácilmente cuando se necesita más espacio y desplegarse cuando hay demasiado sol o lluvia. 

También hay opciones que se instalan fuera de la ventana. Por ejemplo, contraventanas. Una gran ventaja es que se pueden cerrar a la vez que la ventana está abierta para dejar entrar aire y proteger de los rayos solares. 

El grado de sombreado se puede ajustar mediante la posición o superposición de las cortinas o la transparencia de la propia tela. Siéntete libre de experimentar y crear sistemas de cortinas de varias capas. Las persianas romanas o enrollables pueden verse bastante interesantes dentro de la abertura de la ventana, esto proporcionará un oscurecimiento máximo. 

En el exterior, la abertura de la ventana se puede decorar con tul o tela de algodón o lino con un estampado interesante. Esto creará un sistema de protección solar para interiores más flexible y de fácil diseño.

Cómo organizar el sombreado en interiores

En interiores se utilizan principalmente tres tipos de cortinas: cortinas, estores y estores enrollables. 

Los estores se utilizan más comúnmente en locales comerciales. En su mayoría están hechos de metal y plástico, pero también hay opciones hechas de madera. Hoy en día los estores no son muy populares, aunque tienen ciertas ventajas: facilidad de instalación, una gran selección de estructuras prefabricadas, la capacidad de ajustar el oscurecimiento de la habitación. 

Sin embargo, tal vez estos no sean la opción más efectiva, ya que cuando están cerrados, estos estores no protegen de manera muy efectiva de la luz solar; más bien, sirven como protección de las miradas indiscretas de los vecinos.

Los estores enrollables son un análogo más moderno de los estores comunes. Suelen estar fabricados con materiales sintéticos. Los estores enrollables son transparentes y están hechos de tela completamente opaca. Una buena opción cuando quieres ahorrar espacio o necesitas oscurecer al máximo el espacio con una mínima inversión. 

Si planeas comprar estores enrollables, presta atención al material del que están hechas, y especialmente a la calidad que tienen. 

Otro parámetro clave es el paquete de entrega. Es importante que el kit incluya tiras que se coloquen en la ventana. Sin ellos, los estores enrollables no proporcionarán un buen oscurecimiento, ya que la luz se filtrará por los lados de la ventana. 

Las desventajas de estos incluyen el hecho de que dicho sistema está diseñado específicamente para proteger del sol y dar privacidad a la habitación. No funcionará como elemento decorativo.

Las cortinas son la opción más versátil. Se pueden combinar en varias capas. Las cortinas pueden estar hechas de tejidos sintéticos y naturales. Con la ayuda de cortinas, puedes decorar fácilmente la habitación y oscurecerla. De las ventajas de este método, se puede destacar su versatilidad y amplias posibilidades de decoración. El lado más débil en comparación con los estores y los estores enrollables es el precio: suelen ser mucho más caras.

Sigue estos parámetros para asegurarte de una mayor efectividad

Antes de que avances con tu decisión de protegerte de los rayos del sol, debes responderte a ti mismo tres preguntas importantes: 

  • En qué habitación necesitas sombra.
  • Cuánto planeas oscurecer la habitación.
  • Cuáles son los requisitos para los materiales.

Las cortinas

Las cortinas opacas y otros métodos de protección de la luz se utilizan en locales comerciales y privados. En las oficinas, con mayor frecuencia se necesitan la rigurosidad y la sencillez. A menudo, las oficinas no mejoran en absoluto en términos de diseño, por lo que el sistema de sombreado óptimo para la oficina son los estores enrollables con tela opaca, las persianas plisadas o los estores comunes. 

En locales privados, donde hay más libertad para elegir diferentes diseños, se utilizan con mayor frecuencia cortinas de tela gruesa o estores enrollables.

La opacidad de las telas

La ventaja de las cortinas sobre todos los demás métodos de protección contra la luz es su versatilidad. Para elegir la tela adecuada, debes prestar atención al grado de sombreado. Por lo general, el mejor oscurecimiento lo proporcionan las telas atenuadas, que proporcionan un 80% de oscurecimiento.

Además de estas telas, se puede lograr extra-protección contra la luz solar utilizando una tela de forro adicional que se cose en la parte posterior de la cortina durante su producción. La forma más sencilla de comprobar que la tela es 100% opaca es colocar una linterna sobre ella. Si no se traspasa la luz, o solo notas algunos puntos de luz, y no un gran punto brillante, entonces esta tela hará el trabajo. 

Las telas opacas generalmente se crean de varias maneras: pegando varias capas de tela en una tela opaca, aplicando una composición de espuma en la parte posterior de la tela y también tejiendo los hilos muy apretados durante la producción. Por lo tanto, las cortinas opacas son bastante duras al tacto.

Verificar si las telas poseen verificación ambiental

Los principales requisitos para un buen método de protección contra la luz son su opacidad, respeto al medio ambiente y reflexión de la luz. Ya hablamos de la opacidad, pero los otros dos parámetros no son menos importantes. Al elegir cortinas para un dormitorio o para una guardería, es recomendable que prestes atención a telas que tengan una certificación ambiental. 

El certificado más común hoy en día es el Oeko-tex. Si el producto tiene dicho certificado, no tendrás que preocuparte de que contenga compuestos tóxicos. Esto es importante, ya que la tela, al estar expuesta al sol, está sujeta a un fuerte calentamiento y, por lo tanto, a la evaporación de compuestos químicos de la superficie de la tela. 

Otra característica importante son las propiedades reflectantes. El método más simple de reflexión de la luz es usar telas brillantes o telas blancas. Cuanto más brillante o más blanco sea el color, más reflejará la luz solar. En este caso, una habitación protegida con una tela de este tipo estará más fría.