Psiquiatría nutricional: alimentos para ayudar a reducir la depresión

Hoy en día, las personas ya no reaccionan al escuchar que alguien que conocen tiene depresión o ansiedad. Los trastornos psiquiátricos se han vuelto bastante comunes. Tan solo en los Estados Unidos, el diez por ciento de los estadounidenses están tomando antidepresivos, y entre ellos están los pacientes que reciben tratamiento por condiciones psiquiátricas además de la depresión.

psiquiatría nutricional

Psiquiatría nutricional

La Psiquiatría nutricional ha introducido el tratamiento de trastornos mentales como la depresión y la ansiedad utilizando una nutrición mejorada dirigida al tratamiento de las enfermedades físicas subyacentes del paciente.

Por ejemplo, se ha observado que las deficiencias específicas de aminoácidos, como la tirosina, pueden afectar los niveles de dopamina y provocar cambios de humor y estados emocionales depresivos o ansiosos.

¿Cuál es la conexión entre el intestino y el cerebro?

«Eres lo que comes, digieres y absorbes». Según la psiquiatría nutricional, esto es muy probable. Todos los nutrientes útiles o toxinas dañinas que obtienes de los alimentos que ingresan a tu estómago contribuyen a la composición de tu cerebro.

La ciencia ha demostrado la correlación directa entre el sistema gastrointestinal y el sistema nervioso: lo que ingresa al intestino posteriormente ingresa al cerebro, de una forma u otra.

Imagina que tu estómago se reviste como una pared fuerte custodiada por centinelas y poblada por mensajeros que entregan información importante a tu cerebro.

¿Qué podría pasar si este muro fuera destruido y los centinelas fueran abatidos? Los mensajeros tampoco podrían entregar la información importante que es crucial para tu cerebro.

Serotonina se produce en el tracto intestinal

Estos centinelas son las bacterias buenas que se encuentran naturalmente en tu intestino, y los mensajeros son neuronas encargadas de procesar y transmitir señales a tu cerebro. Por ejemplo, una de las «hormonas de la felicidad», la serotonina, se produce principalmente en el tracto gastrointestinal.

Si las toxinas y los radicales libres de los alimentos ingresan a tu tracto gastrointestinal, afectarán negativamente a tus bacterias buenas, a tus neuronas y a la producción de tu serotonina y, en consecuencia, a tu cerebro.

Según psiquitría nutricional la nutrición afecta aspectos cognitivos

La nutrición en el intestino afecta no solo el aspecto hormonal del sistema nervioso sino también sus aspectos cognitivos. Nuestros padres siempre nos decían que comiéramos alimentos saludables porque nos ayudarían a que nos fuera mejor escuela, y resulta que esto es cierto según la ciencia.

En un estudio realizado en varias escuelas en Durham, Reino Unido, los resultados mostraron que los nutrientes como los ácidos grasos omega-3 (administrados a los niños en forma de bebidas suplementarias) ayudaron en la reducción significativa de los déficits cognitivos medidos a través de la lectura y la ortografía.

Otro estudio, que utilizó ácidos grasos omega-3 combinados con micronutrientes, se realizó en niños de Australia e Indonesia y ofreció resultados similares.

Pruebas para evaluar deficiencias nutricionales

En la Psiquiatría nutricional, los médicos realizan una evaluación psiquiátrica en un paciente mediante el uso de pruebas de laboratorio para determinar qué vitaminas, minerales y otros nutrientes le faltan al paciente.

Algunos especialistas examinan estos factores a través de una evaluación nutricional, haciendo preguntas básicas como qué alimentos come el paciente con frecuencia y cuáles evitan, alimentos que nunca han comido o a los que son alérgicos, y consultas similares.

Para la psiquiatría nutricional es importante estas evaluaciones

Si te preocupa tu salud mental y quieres probar el enfoque nutricional, es posible que desees que te evalúen de la siguiente manera:

  • Niveles de vitaminas
  • Glucemia
  • Niveles de sodio y potasio
  • Anemia
  • Actividad tiroidea
  • Calidad del sueño
  • Alergias cerebrales
  • Niveles de humor
  • Memoria y cognición
  • Depresión
  • Ansiedad

La importancia de determinar las respuestas a estas evaluaciones se basa en el hecho de que ciertas condiciones físicas y mentales son causadas por la deficiencia de uno o más nutrientes específicos. Los bajos niveles de vitamina D3, por ejemplo, están asociados con la fatiga y otros síntomas de depresión.

¿Qué tipos de alimentos apoyan la salud mental y cerebral?

Ahora que hemos establecido cómo los alimentos que comemos afectan nuestra salud mental, podemos descubrir personalmente cómo podemos obtener un estado emocional y psiquiátrico más saludable a través de mejoras en nuestra dieta. Para ayudarte a comenzar, aquí hay una lista de alimentos naturales y cómo pueden contribuir a tu salud mental general.

Ácidos grasos omega-3

Los ácidos grasos omega-3 mejoran la salud cognitiva, ayudan a la transmisión de las “hormonas de la felicidad” como la serotonina y la dopamina, y son antiinflamatorios.

Fuentes
• Salmón
• Atún
• Sardinas
• Anchoas
• Chía
• Nueces
• Linaza
• Semillas
• Kiwi

Probióticos

Ayudan a la producción de serotonina, reducen el riesgo de depresión, elevan los niveles de energía y mejoran el estado de ánimo.
Fuentes
• Yogurt
• Kimchi
• Kombucha
• Miso
• Chucrut
• Kéfir

Vegetales y frutas ricas en folato, vitaminas B y E, y minerales trazas

Tienen efectos antidepresivos, combaten la fatiga y el insomnio, reparan tejidos, disminuyen el riesgo de demencia.
Fuentes
• Espinaca
• Brócoli
• Lechuga romana
• Hojas de mostaza
• Esparrago
• Aceitunas
• Aguacate
• Nabos

Flavonoides

Ayudan a la transmisión de las “hormonas de la felicidad”, promueven la mejora cognitiva, y disminuyen el riesgo de depresión.
Fuentes
• Cocoa
• Ginkgo Biloba
• Vino tinto
• Frutas cítricas
• Té verde

Vitamina D3

Regula el estado de ánimo, combate la depresión, preserva la cognición en personas mayores.
Fuentes
• Pescados grasos
• Hígado de pescado
• Leche de vaca
• Leche de soya
• Hongos

Los psiquiatras nutricionales recomiendan comer más frutas, verduras, pescado y otros productos alimenticios naturales que ayuden a elevar el estado de ánimo y aliviar los síntomas depresivos o ansiosos.

Intenta reemplazar tu hamburguesa, papas fritas y refrescos por pescado como el atún o el salmón, vegetales de hojas verdes como las espinacas y el yogur sin azúcar, y observa cómo mejora tu estado de ánimo y capacidad cognitiva, después de unos días.

Bibliografía
  1. Annadurai, K., Danasekaran, R., & Mani, G. (2017). Nutritional psychiatry: An evolving concept. Journal of research in medical sciences : the official journal of Isfahan University of Medical Sciences22, 88. https://doi.org/10.4103/jrms.JRMS_75_17
  2. Raju M. (2017). Medical nutrition in mental health and disorders. Indian journal of psychiatry59(2), 143–148. https://doi.org/10.4103/psychiatry.IndianJPsychiatry_193_17
  3. Avallone, R., Vitale, G., & Bertolotti, M. (2019). Omega-3 Fatty Acids and Neurodegenerative Diseases: New Evidence in Clinical Trials. International journal of molecular sciences20(17), 4256. https://doi.org/10.3390/ijms20174256

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.