¿Qué debes desayunar cuando tienes menopausia?

La menopausia viene con una gran variedad de efectos secundarios, uno de los más notables es el aumento de peso. Por esta razón puede parecer razonable ayunar por las mañanas para saltarse esas calorías extras, ¿verdad? Sin embargo, esto está muy lejos de ser verdad. Desayunar de hecho es importante para activar tu metabolismo y quemar calorías a lo largo del día.  ¿Pero qué es mejor desayunar cuando tienes menopausia?

Qué desayunar cuando tienes menopausia

Una guía para desayunar cuando tienes menopausia

Desayunar tiene otros beneficios importantes, como promover la memoria y concentración, reducir tus niveles de colesterol “malo” LDL. E incluso puede reducir tus probabilidades de desarrollar diabetes o una enfermedad del corazón. Por esto es importante no saltarse el desayuno cuando alcanzas la mediana edad.

¿Qué debes desayunar cuando tienes menopausia? ¿Qué alimentos te ayudarán con tu tasa metabólica, al mismo tiempo te llenan por más tiempo y te preparan para tu día?

Los dos nutrientes principales que te ayudarán con esto son las proteínas y la fibra. Veamos cada uno de ellos por separado…

1. Desayunos a base de proteínas

Es muy beneficioso tener tu dosis diaria de proteína por la mañana. Esto puede consistir en alimentos como la carne, pescado, huevos, frijoles, lentejas y nueces. Comer proteínas es fundamental cuando se trata de la menopausia ya que las proteínas ayudan a aumentar ligeramente el metabolismo y a dar a los músculos los aminoácidos que necesitan para mantenerse fuertes. 

La proteína también ayuda a que te sientas más satisfecha por más tiempo, ya que compensa por la hormona del hambre… ¡justo lo que queremos!

Algunos desayunos ricos en proteínas incluyen:

  • Cualquier receta que lleve huevos… huevos revueltos, huevos escalfados, huevos fritos, etc.
  • Cualquier comida que tenga aguacate.
  • Licuados y batidos de proteínas. 
  • Pudín de semillas de chía: agrega leche vegetal a elección y almendras trituradas para aumentar el poder de las proteínas.
  • Tazón de requesón: agrega algunas bayas si se te antoja un desayuno dulce. O si prefieres algo salado combínalo con verduras como las espinacas, pimiento morrón, tomates, calabacín y cebolla morada.
  • Tofu revuelto: ¡perfecto para vegetarianos!
  • Parfait de yogur griego.

2. Desayunos ricos en fibra

La fibra es muy importante para estabilizar los niveles de azúcar en sangre y reducir los antojos. La razón por la que esto es particularmente importante durante la menopausia es porque el riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas aumenta después de la menopausia debido a la grasa abdominal acumulada.

Algunos alimentos que contienen mucha fibra son:

  • Cereales integrales para el desayuno, pan integral y avena, cebada y centeno.
  • Frutas como bayas, peras, melones y naranjas.
  • Verduras como el brócoli, zanahorias y maíz dulce.
  • Guisantes, frijoles y legumbres.
  • Nueces y semillas.
  • Patatas con piel.

¡Cuanto más puedas incluir estos alimentos en tus desayunos, mejor! Te damos algunas ideas para que puedas hacerlo:

  • Muesli casero.
  • Batidos.
  • Pan tostado integral.
  • Agregar semillas y nueces a todo lo que puedas.
  • Avena con bayas.
  • Huevos con verduras.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.