Psicología

Qué es la dislexia, cómo detectarla y su tratamiento

La lectura es una herramienta que nos permite reflexionar acerca de los distintos aspectos de la vida y para algunos es un excelente pasatiempo, nos permite relajarnos y obtener conocimientos.

Un niño que padece problemas de dislexia y dificultad en el aprendizaje

Sin embargo, leer con fluidez requiere de un  proceso de aprendizaje y automatización para que la información sea recibida. En algunos individuos la lectura es un proceso complejo presentando dificultades en el aprendizaje de la lectura en fases tempranas del desarrollo que a su vez interfiere en el rendimiento académico y profesional este trastorno se denomina: Dislexia.

¿Qué es la dislexia?

De acuerdo a la organización mundial de la salud la dislexia corresponde a un trastorno de la lectura, caracterizado por una dificultad severa en la adquisición de habilidades para la lectura con afectación de la capacidad de compresión y reconocimiento de palabras escritas, lectura oral y la ejecución de tareas escritas.

Con frecuencia se presenta poca destreza para la ortografía y el deletreo lo cual puede persistir incluso posterior a haber presentado mejoría en la técnica de lectura.

Por lo general las dificultades en el aprendizaje de la lectura están asociadas con la aparición de problemas emocionales y de conducta en la etapa escolar, así como también déficit en áreas relacionadas tales como: lenguaje oral, escritura, razonamiento matemático, coordinación motora, orientación temporal, destrezas visuales, trastorno por déficit de atención e hiperactividad y la aparición de cuadros de depresión y ansiedad también puede ocasionar problemas de autoestima que pueden prolongarse a lo largo de toda la vida.

Las personas con dislexia evitan activamente la lectura, en especial si leer se desarrolla aversión desencadenada por la insistencia en que lean sin cometer errores. 

El mayor inconveniente de los individuos con dislexia está en la exactitud con la que abordan la lectura, lo que produce una escasa precisión en las palabras provocando los  errores frecuentes tales como presencia de omitir letras y sonidos, repeticiones y dudas durante la lectura, cambios en la posición de las letras en una palabra, introducción de sonidos, reemplazos en sonidos o palabras o uso de sinónimos. Además la dislexia genera dificultades en la compresión de la lectura debido a la baja velocidad con que se logra la lectura.

 ¿Como diagnosticarla? 

La dislexia es el trastorno de aprendizaje más frecuente constituye el 80% de los trastornos del aprendizaje diagnosticados. En todos los casos se evidencian dificultades en el lenguaje escrito y en la escritura, frecuentes errores de ortografía, aprendizaje lento de la lectura y dificultades para la comprensión y escritura de segundos idiomas.

Sin embargo, para plantear esta posibilidad diagnóstica se requiere que la destreza lectora esté muy por debajo de lo esperado que en un sujeto del mismo nivel madurativo e inteligencia.

Este proceso debe implicar la  exploración médica que permitirá detectar los posibles trastornos neurológicos y/o sensoriales involucrados en el problema, la exploración psicológica a fin de conocer el nivel aptitudinal y la dinámica de la personalidad y la  exploración pedagógica para reconocer el nivel de madurez lecto-escritora y el grado de instrucción.

Otro instrumento que puede resultar de gran utilidad es el diagnostico a través de procedimientos y baterías de evaluación estandarizadas y conocidas como el TALE  (Test de Análisis de Lectoescritura) o el PROLEC (Batería de Evaluación de los Procesos Lectores) en escuelas que brinden atención psicopedagógica.

Cómo tratar la dislexia

El tratamiento debe iniciar a la mayor brevedad posible a fin de prevenir complicaciones y favorecer el desarrollo. Este se regirá de acuerdo a las habilidades del paciente.  Inicialmente deben identificarse las áreas más problemáticas, con el fin de ir trabajando en ellas progresivamente e introducir elementos más complejos según la mejoría observada.

Un aspecto esencial del tratamiento es el entrenamiento en lectoescritura con la finalidad de aumentar la conciencia fonológica, de manera que se incremente gradualmente la práctica de la lectura en voz alta.

Otra herramienta útil es la aplicación de técnicas multisensoriales enfocadas a fortalecer la habilidad de asociación entre visión y audición. Es importante la participación de la familia y los profesores haciendo énfasis en fortalecer la seguridad y motivación en el acto de la lectura sin sentirse presionado.

Se deben evitar las críticas, resultará de mucha ayuda brindar un ambiente propicio para hacer de la lectura una práctica agradable. La psicoterapia puede ser de mucha ayuda en el caso de los trastornos emocionales asociados a esta condición tales como la ansiedad, depresión, la aparición de síntomas psicosomáticos y los problemas de conducta.

Leer con atención:
Los contenidos publicados en Vida Lúcida son exclusivamente con fines informativos. Los temas de salud, nutrición y dietas no deben sustituir el diagnóstico ni la consulta con un Médico Profesional.
0/5 (0 Reviews)