Psicología Salud emocional

17 trucos para caerle bien a la gente inmediatamente

La mayoría de las amistades se desarrollan tan naturalmente que ni siquiera te das cuenta de cómo o cuándo comenzaron. A veces, sin embargo, quieres hacer un esfuerzo para hacerte amigo de un nuevo conocido o convertirte en un mejor amigo para los amigos existentes. Para ayudarte en ese frente, fuimos por alguna investigación psicológica para encontrar estrategias sobre el arte de caerle bien a la gente respaldadas por la ciencia.

17 trucos para caerle bien a la gente inmediatamente

Sigue leyendo para descubrir cómo desarrollar mejores relaciones más rápido.

1. Copia a tu interlocutor

Esta estrategia se llama duplicación e implica imitar sutilmente el comportamiento de la otra persona. Cuando hables con alguien, intenta copiar su lenguaje corporal, sus gestos y sus expresiones faciales.

En 1999, investigadores de la Universidad de Nueva York documentaron el “efecto camaleón”, que ocurre cuando las personas imitan inconscientemente el comportamiento de los demás, y que el mimetismo facilita el gusto.

Los investigadores hicieron que 78 hombres y mujeres trabajaran en una tarea con un compañero, que era realmente un colaborador que trabajaba para los investigadores. Todos participaron en diferentes niveles de mimetismo, mientras que los investigadores grabaron en video las interacciones. Al final de la interacción, los investigadores hicieron que los participantes indicaran cuánto les gustaron esos socios.

Por supuesto, era más probable que los participantes dijeran que les gustaba su pareja cuando su pareja había imitado su comportamiento.

2. Pasa más tiempo alrededor de ellos

Según el efecto de mera exposición, a las personas les gustan las cosas que les son familiares.

El conocimiento de este fenómeno se remonta a la década de 1950, cuando los investigadores del MIT descubrieron que los estudiantes universitarios que vivían juntos en proyectos de vivienda tenían más probabilidades de ser amigos que los estudiantes que vivían más separados.

Esto podría deberse a que los estudiantes que viven cerca pueden experimentar interacciones más pasivas y cotidianas entre sí, como saludarse en la sala común o en la cocina. Bajo ciertas circunstancias, esas interacciones pueden convertirse en amistades plenas.

Más recientemente, los psicólogos de la Universidad de Pittsburgh hicieron que cuatro mujeres posaran como estudiantes en una clase de psicología universitaria. Cada mujer se presentó en clase un número diferente de veces. Cuando los experimentadores mostraron a los estudiantes varones imágenes de las cuatro mujeres, los hombres demostraron una mayor afinidad por aquellas mujeres que habían visto más a menudo en clase, aunque no habían interactuado con ninguna de ellas.

En conjunto, estos hallazgos sugieren que simplemente pasar más tiempo con las personas puede hacer que les agrades. Incluso si no vives cerca de tus amigos, trata de mantener una rutina constante con ellos, como salir a tomar un café todas las semanas o tomar clases juntos.

3. Elogiar a otras personas

Las personas asociarán con tu personalidad los adjetivos que usas para describir a otras personas. Este fenómeno se denomina transferencia espontánea de rasgos.

Un estudio encontró que este efecto ocurrió incluso cuando las personas sabían que ciertos rasgos no describían a las personas de las que habían hablado.

Según Gretchen Rubin, autor de libros que incluyen “The Happiness Project”, “lo que digas sobre otras personas influye en cómo te ven las personas”.

Si describes a alguien más como genuino y amable, la gente también te asociará con esas cualidades. Lo contrario también es cierto: si estás constantemente hablando mal de las personas a sus espaldas, tus amigos también comenzarán a asociar esas cualidades negativas a ti.

4. Estar de buen humor

caerle bien a la gente siendo graciosa

El contagio emocional describe lo que sucede cuando las personas están fuertemente influenciadas por los estados de ánimo de otras personas. Según un artículo de investigación de la Universidad de Ohio y la Universidad de Hawai, las personas pueden sentir inconscientemente las emociones de quienes las rodean.

Si quieres caerle bien a la gente y hacer que los demás se sientan felices cuando están cerca de ti, haz lo mejor para comunicar emociones positivas.

5. Hacer amigos con sus amigos

La teoría de las redes sociales detrás de este efecto se denomina cierre triádico, lo que significa que es probable que dos personas estén más cerca cuando tienen un amigo común.

Para ilustrar este efecto, los estudiantes de la Universidad de Columbia Británica diseñaron un programa para que los amigos aleatoricen a personas en Facebook. Descubrieron que era más probable que las personas aceptaran la solicitud de amistad a medida que aumentaba su número de amigos mutuos, del 20% sin amigos comunes al 80% con más de 11 amigos comunes.

6. No seas elogioso todo el tiempo

La teoría de la ganancia y pérdida del atractivo interpersonal sugiere que tus comentarios positivos tendrán un mayor impacto si los entregas ocasionalmente.

Un estudio de 1965 realizado por investigadores de la Universidad de Minnesota, muestra cómo esta teoría podría funcionar en la práctica. Investigadores hicieron que 80 estudiantes universitarias trabajaran en parejas en una tarea y luego les permitieron “escuchar” a sus compañeras hablar de ellas exageradamente. En realidad, los experimentadores les habían dicho a las participantes qué decir.

También puedes leer:  La amenaza mas grande y sorprendente para que un matrimonio se deshaga

En un caso, los comentarios fueron todos positivos; en un segundo escenario, todos los comentarios fueron negativos; en un tercer escenario, los comentarios pasaron de positivo a negativo; y en un cuarto escenario, los comentarios pasaron de negativo a positivo.

Resulta que a los estudiantes les cayeron mejor las compañeras cuando los comentarios pasaron de ser positivos a negativos, lo que sugiere que a las personas les gusta sentir que te han ganado de alguna manera.

Conclusión: aunque es contrario a la intuición, intenta felicitar a tus amigos con menos frecuencia.

7. Se cálido y competente

La psicóloga social Susan Fiske propuso el modelo de contenido de estereotipos, que es una teoría según la cual las personas juzgan a los demás por su calidez y competencia.

De acuerdo con el modelo, si puede retratarte como cálido, es decir, no competitivo y amigable, la gente sentirá que puede confiar en ti. Si pareces competente, por ejemplo, si tiene un alto nivel económico o educativo, están más inclinados a respetarlo.

La psicóloga de Harvard Amy Cuddy dice que, especialmente en entornos de negocios, es importante demostrar calidez primero y luego competencia.

“Desde una perspectiva evolutiva”, escribe Cuddy en su libro “Presencia”, “es más crucial para nuestra supervivencia saber si una persona merece nuestra confianza”.

8. Revela tus defectos de vez en cuando

De acuerdo con el efecto previo, las personas te querrán más después de cometer un error, pero si solo creen que normalmente eres una persona competente. Revelar que no eres perfecto te hace más fácil relacionarte y vulnerable hacia las personas que te rodean.

El investigador Elliot Aronson, descubrió este fenómeno por primera vez cuando estudió cómo los errores simples pueden afectar la percepción. Pidió a estudiantes varones de la Universidad de Minnesota que escucharan grabaciones de personas que respondieron un cuestionario.

Cuando a la gente le fue bien en el cuestionario, pero derramaron café al final de la entrevista, los estudiantes calificaron con mayor simpatía que cuando lo hicieron bien en el cuestionario y no derramaron café o no lo hicieron bien en el cuestionario y derramaron café.

9. Enfatiza tus valores compartidos

caerle bien a la gente haciendo cosas similiares

Según un estudio clásico de Theodore Newcomb, las personas se sienten más atraídas por aquellos que son similares a ellos. Esto se conoce como el efecto de similitud-atracción. En su experimento, Newcomb midió las actitudes de sus sujetos sobre temas controvertidos, como el sexo y la política, y luego los puso en una casa de la Universidad de Michigan para vivir juntos.

Al final de su estadía, a los sujetos les gustaron más sus compañeros de casa cuando tenían actitudes similares sobre los temas que se midieron.

Si esperas caerle bien a la gente, intenta encontrar un punto de similitud entre ambos y resáltalo.

10. Tócalos casualmente

Esto se conoce como contacto subliminal, que ocurre cuando tocas a una persona tan sutilmente que apenas se dan cuenta. Los ejemplos comunes incluyen tocar la espalda de alguien o tocar su brazo, lo que puede hacer que se sientan más cálidos hacia ti.

Un estudio en Francia en el que hombres jóvenes se paraban en las esquinas y hablaban con mujeres que pasaban por allí, tuvieron el doble de éxito en entablar una conversación cuando tocaron ligeramente los brazos de la mujer mientras hablaban con ellas en lugar de no hacer nada.

En un experimento de la Universidad de Mississippi y Rhodes College que estudió los efectos del toque interpersonal en las propinas de los restaurantes, las camareras tocaron brevemente a los clientes en la mano o en el hombro cuando estaban devolviendo el cambio. Como resultado, ganaron consejos significativamente más grandes que las camareras que no tocaron a sus clientes.

11. Sonríe para caerle bien a la gente

En un estudio, casi 100 mujeres graduadas miraron las fotos de otra mujer en una de cuatro posturas: sonriendo en una posición de cuerpo abierto, sonriendo en una posición de cuerpo cerrado, sin sonreír en una posición de cuerpo abierto o sin sonreír en una posición de cuerpo cerrado. Los resultados sugirieron que la mujer de la foto era la que más le gustaba cuando estaba sonriendo, independientemente de la posición de su cuerpo.

Bono: otro estudio sugirió sonreír cuando conoces a alguien para asegurarte de que te recordarán más tarde.

12. Ver a la otra persona como quiere ser vista

Las personas quieren ser percibidas de una manera que se alinee con sus propias creencias sobre sí mismas. Este fenómeno es descrito por la teoría de la auto-verificación. Todos buscamos confirmaciones de nuestras opiniones, positivas o negativas.

Para una serie de estudios en la Universidad de Stanford y la Universidad de Arizona, se preguntó a los participantes si querían interactuar con personas que tenían impresiones positivas o negativas de ellos.

También puedes leer:  Beneficios de perdonar para dejar ir el pasado y abrazar el futuro

Los participantes con puntos de vista positivos de sí mismos preferían a las personas que los consideraban muy buenos, mientras que aquellos con puntos de vista negativos preferían a los críticos. Esto podría deberse a que a las personas les gusta interactuar con aquellos que brindan comentarios coherentes con su identidad conocida.

Otra investigación sugiere que, cuando las creencias de las personas acerca de nosotros se alinean con las nuestras, nuestra relación con ellas fluye con más facilidad. Eso es probable porque nos sentimos comprendidos, que es un componente importante de la intimidad.

13. Cuéntales un secreto

caerles bien a la gente contándoles un secreto

La autorrevelación puede ser una de las mejores técnicas de construcción de relaciones.

En un estudio dirigido por Arthur Aron en la Universidad de Stony Brook, estudiantes universitarios juntados en pares y les dijeron que deberían pasar 45 minutos conociéndose mejor.

Los experimentadores proporcionaron a algunas parejas de estudiantes una serie de preguntas para formular, que se hicieron cada vez más profundas y personales. Por ejemplo, una de las preguntas intermedias fue “¿Cómo te sientes acerca de tu relación con tu madre?” A otras parejas se les dieron pequeñas preguntas de tipo hablado. Por ejemplo, una pregunta fue “¿Cuál es tu día de fiesta favorito? ¿Por qué?”

Al final del experimento, los estudiantes que hicieron preguntas cada vez más personales informaron que se sentían mucho más cerca unos de otros que los estudiantes que habían participado en pequeñas charlas.

Puedes probar esta técnica por tu cuenta, ya que estés conociendo a alguien. Por ejemplo, puedes empezar preguntándoles acerca de su última ida al cine hasta aprender sobre las personas que más les importan en la vida. Cuando aprendes información íntima sobre otra persona, es probable que se sientan más cerca de ti y quieran confiar en ti en el futuro.

14. Esperar cosas buenas de la gente

De acuerdo con el efecto Pygmalion, las personas tratan a los demás de manera coherente con sus expectativas y, por lo tanto, hacen que la persona se comporte de una manera que confirme esas expectativas.

En un artículo de la revista Harvard, Cuddy dice: “Si crees que alguien es un imbécil, te comportarás de una manera que provoque comportamientos bruscos”.

Por otro lado, si esperas que alguien sea amable contigo, es más probable que se comporten de manera amistosa contigo.

15. Actúa como si te cayeran bien

Los psicólogos han sabido por un tiempo acerca de un fenómeno llamado “reciprocidad de gustos”: cuando pensamos que a alguien le caemos bien, también tendemos a que esa persona nos caiga bien.

En un estudio, por ejemplo, a los participantes se les dijo que a algunos miembros de una discusión de grupo probablemente les caían bien. Estos miembros del grupo fueron elegidos al azar por el experimentador.

Después de la discusión, los participantes indicaron que las personas que más les agradaban eran las que supuestamente habían dicho que ellos les caían bien.

16. Mostrar un sentido del humor

Investigaciones de la Universidad del Estado de Illinois y la Universidad del Estado de California en Los Ángeles encontraron que, independientemente de si las personas estaban pensando en su amigo ideal o pareja romántica, tener un sentido del humor era realmente importante.

Mientras tanto, no tener sentido del humor, especialmente en la oficina, podría ser contraproducente. Un estudio de 140 trabajadores chinos entre 26 y 35 descubrió que las personas eran menos apreciadas y menos populares entre sus colegas si estaban “enfocadas moralmente”.

Eso significa que pusieron un alto valor en mostrar cariño, imparcialidad y otros rasgos morales. Los investigadores dijeron que eso se debía a que los colegas percibían que los individuos moralmente enfocados eran menos cómicos.

17. Que hablen de ellos mismos

Investigadores de Harvard descubrieron recientemente que hablar de uno mismo puede ser inherentemente gratificante, de la misma manera que lo son la comida, el dinero y el sexo.

En un estudio, investigadores hicieron que los participantes se sentaran en una máquina de IRMf y respondieran a preguntas sobre sus propias opiniones o sobre las de alguien más. Se pidió a los participantes que trajeran a un amigo o familiar al experimento, que estaba sentado fuera de la máquina de fMRI. En algunos casos, se les dijo a los participantes que sus respuestas se compartirían con el amigo o familiar; en otros casos, sus respuestas se mantendrían en privado.

Los resultados mostraron que las regiones cerebrales asociadas con la motivación y la recompensa eran más activas cuando los participantes compartían información públicamente, pero también cuando hablaban de sí mismos, incluso si nadie estaba escuchando.

En otras palabras, permitir que alguien comparta una o dos historias sobre su vida en lugar de hablar sobre la tuya podría darles recuerdos más positivos de tu interacción.

5/5 (2 Reviews)