Quieres mejorar el sistema inmunológico: aprende a dormir bien

Cuida tu cuerpo, y este te cuidará a ti. Mejorar el sistema inmunológico tiene que ver con cuidarte y descansar lo suficiente. Este es un muy buen consejo, sobre todo en un momento como este, ya que la reacción global al brote de coronavirus (COVID-19) continúa evolucionando rápidamente. A medida que tomas tus precauciones para salvaguardar tu salud, es probable que hayas pasado por alto un hábito simple pero muy importante ¡Dormir!

mejorar el sistema inmunológico

He aquí por qué: investigaciones han demostrado que dormir bien mantiene a tu sistema inmunológico funcionando óptimamente, y si te hace falta dormir más, serás más susceptible a las infecciones virales, bacterianas y parasitarias.

Cuando se trata de mejorar tu sistema inmunológico y mantenerlo en forma, dormir debe ser una prioridad. Si bien estudios han demostrado que dormir más no necesariamente evitará que te enfermes, tener un déficit en la calidad y cantidad de horas necesarias puede afectar seriamente tu sistema inmunológico y hacerte más susceptible a enfermedades.

Dormir no solo es esencial para tu inmunidad. Si el constante ciclo y bombardeo de noticias 24/7 está alimentando tu ansiedad y tus miedos, una buena noche de descanso podría ser crucial. Una investigación con personas que no recibían suficiente sueño encontró que estaban más ansiosos y tenían el doble de riesgo de desarrollar depresión.

Cuando se trata de dormir y la ansiedad, las cosas pueden ser un poco complicadas. La ansiedad, la preocupación y el estrés mental pueden hacer que sea más difícil conciliar el sueño por la noche, pero la privación constante del sueño también puede crear trastornos de ansiedad.

¿Quieres mejorar el sistema inmunológico? Aprende a dormir bien

Sea lo que sea que esté alimentando tu preocupación o te robe el sueño, estos son algunos consejos que puedes emplear para desestresarte, dormir bien y mantenerte saludable y energético:

No veas noticias antes de acostarte

Lo mejor sería que mejor apagues todo: TV, teléfono celular, tableta, computadora, aproximadamente dos horas antes de acostarte. De esa manera, la luz artificial no obstaculizará tu ciclo natural de sueño-vigilia. Y será menos probable que despierte tu ansiedad y preocupación justo antes de intentar conciliar el sueño.

Limita el consumo de alcohol y estimulantes

Se ha demostrado que sustancias como el alcohol, la cafeína y la nicotina interfieren con la calidad del sueño, particularmente el sueño REM profundo que tu cuerpo necesita para recargarse. En lugar de tener una copa de vino al anochecer, bebe un té caliente sin cafeína como parte de tu rutina para antes de dormir.

Prueba la aromaterapia

Se ha encontrado que ciertos aromas, como la lavanda, ayudan a inducir el sueño. Otra investigación sugiere que la aromaterapia de lavanda también podría moderar la ansiedad.

Concéntrate en lo que está bajo tu control

Ya no dejes el noticiero sonando de fondo y evita pensar constantemente en las cosas que no puedes controlar. Investiga intencionalmente sobre cosas que quieres saber y leer. O mejor dedícate en ese momento a cosas relacionadas al sueño, la nutrición, el ejercicio, etc., todo lo que esté bajo tu control.

No siempre podemos controlar nuestro entorno, pero al incorporar buenos hábitos de sueño en tu rutina diaria, no solo podrás hacer frente a los factores estresantes de la actualidad, sino que también podrás obtener beneficios para tu salud a largo

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.