12 signos de que un niño tiene problemas en la vista

Puede ser difícil saber que nuestro hijo tiene dificultades con su visión, porque es posible que ni siquiera él se dé cuenta. Si el problema en la vista es algo que ha estado presente desde el principio de su vida, podría tomarlo como norma y no darte ninguna indicación de que algo está mal. por ello como padres debemos prestar atención a estas señales que puede presentar.

Signos de problemas en la vista que presentan los niños

Los bebés solo pueden concentrarse en distancias de alrededor de 10 pulgadas de sus caras durante los primeros dos meses, y su vista comienza a mejorar a los 3-4 meses. Comienzan a desarrollar algún tipo de percepción de profundidad y coordinación durante el próximo año, pero los problemas de visión generalmente no son evidentes hasta los primeros años, cuando los niños comienzan a jugar con juguetes más complejos e interactuar con sus compañeros.

Primeras manifestaciones de problemas en la vista en los niños

Los problemas más comunes que enfrentan los niños con su visión generalmente se manifiestan entre las edades de 18 meses y 4 años. Estos vienen en forma de ambliopía (un ojo vago) y estrabismo (ojos cruzados).

La ambliopía es un problema con la agudeza visual de una persona y puede desarrollarse como resultado del estrabismo, mientras que el estrabismo en sí mismo es un problema con la desalineación de los ojos, incluso si la agudeza todavía está allí. El estrabismo afecta hasta el 5% de los niños, lo que lo convierte en el problema visual más común entre los niños pequeños.

El enfoque desigual, donde el niño tiene solo un ojo con buena destreza visual, también es bastante común y afecta hasta al 3% de los niños. Esto puede corregirse con anteojos recetados, y la hipermetropía en los niños es algo que también puede corregirse con el tiempo  sin ningún tratamiento.

Los expertos estiman que alrededor del 25% de los niños que  comienzan en la escuela tienen algún tipo de problema de visión, lo que podría interferir con las actividades del aula. Esto es particularmente preocupante, ya que alrededor del 80% de lo que los niños aprenden en la escuela se asimila visualmente. Si su vista les impide comprender y procesar información, pueden tener serios impactos en su vida escolar cotidiana.

12 signos de problemas en la vista en los niños

Estas suelen ser las características principales que presenta un niño con problemas en la vista. La mayoría de ella, si es detectada a tiempo, puede ser reversible.

1. Ojos desalineados

Si notas que tu hijo no mira en la misma dirección todo el tiempo, podría ser un signo de estrabismo. Si no se trata, puede convertirse en ambliopía (un ojo vago) y conducir a una pobre agudeza visual en el ojo afectado. Una vez que alcanzan la edad de 9 o 10 años, cualquier pérdida de visión en el ojo más débil suele ser permanente, por lo que la detección y el tratamiento tempranos son vitales.

2. Inclinar la cabeza constantemente

Esto puede ser una indicación de desalineación ocular o el comienzo de la ambliopía. Inclinar la cabeza puede ayudar a tu hijo a cambiar su ángulo de visión  y enfocarse mejor con su ojo más fuerte. También pueden inclinar la cabeza para combatir los efectos de la ptosis, una condición por la cual el párpado cae en su línea de visión, lo que perjudica su visión.

3. Cubrirse un ojo

Los  niños que cubren un ojo para ayudarlos a enfocarse probablemente sufren de una visión muy pobre en un ojo, tan pobre que les es más fácil ignorar sus señales por completo, en lugar de intentar ver usando ambos ojos. Nuevamente, esto puede ser un signo de visión doble causada por el estrabismo pero, si se empeora, puede convertirse en un ojo vago severo.

Sin embargo, puede tratarse eficazmente colocando un parche sobre el ojo más fuerte para obligar al más débil a trabajar más y, por lo tanto, a fortalecerse.

4. Frotarse los ojos

Si tu hijo se frota los ojos con frecuencia, podría ser un signo de fatiga visual como resultado de esforzarse para enfocar su visión. Esto puede indicar la necesidad de usar anteojos, aunque un niño que se frota los ojos cuando se siente cansado también es bastante normal.

Para descartar la posibilidad de necesitar anteojos, lo recomendable al ver repetidamente este comportamiento es la consulta con un oftalmólogo.

5. Dolores de cabeza o dolor ocular

Si tu hijo se queja de dolor ocular o dolor de cabeza, esto también podría deberse a fatiga ocular. Tratar constantemente de aumentar el enfoque de la visión borrosa puede generar mucho estrés en sus ojos, por lo que estos síntomas son ciertamente algo a tener en cuenta.

6. Entrecerrar los ojos

Entrecerrar los ojos puede ayudar a un niño a enfocarse en un objeto cambiando la forma de su ojo y reduciendo la cantidad de luz que ingresa al mismo. Es una solución temporal para mejorar su visión cuando tienen dificultades para concentrarse en una distancia en particular.

Nuevamente, esta es una señal de que podrían necesitar anteojos y la consulta con un médico especialista sería lo más adecuado.

7. Ojos llorosos

Si notas lagrimeo excesivo en el ojo de tu hijo, podría deberse a una afección llamada lag ophthalmus. Esto sucede cuando los ojos de una persona no se cierran por completo durante el sueño, lo que hace que se sequen. Puedes encontrar más información sobre los ojos secos aquí, las lágrimas pueden interferir ocasionalmente con una buena visión y hacer que los objetos se vean borrosos.

8. Mirar muy de cerca pantallas o libros

Si tu hijo está sentado cerca del televisor o sostiene libros o tabletas cerca de la cara para leer, es probable que padezca miopía. Es posible que no sepan comunicar esto a sus padres si este tipo de visión es lo que siempre han conocido, o si el deterioro de su vista ha sido gradual. Mientras más tiempo se deje sin tratamiento la miopía, peor puede ser, por lo que es importante ver a un oftalmólogo de inmediato.

9. Líneas que faltan mientras lee

El  astigmatismo es una condición en la que el globo ocular de una persona no es completamente redondo y se inclina más hacia la forma de una pelota de rugby. La gravedad de esto puede variar, pero, en general, cuanto más rugosa es la forma del ojo, más borrosa es la visión.

La condición también puede distorsionar la visión, lo que significa que los niños que tienen astigmatismo podrían tener problemas para mantener su punto de mira cuando leen líneas en una página. Si tu hijo frecuentemente omite líneas cuando lee, un astigmatismo podría ser la explicación.

10. Torpeza general

Si tu hijo siempre se topa con puertas u se ve torpe al recoger sus juguetes y materiales de la escuela, podría ser que no está viendo las cosas a su alrededor correctamente. Vigila su comportamiento y reserva una prueba ocular si crees que su torpeza podría estar relacionada con la visión.

11. Sensibilidad a la luz

Una mayor sensibilidad a la luz puede ocurrir como resultado de exotropía, un tipo de estrabismo. Aquí es donde uno o ambos ojos se vuelven hacia afuera, y a menudo puede activarse mediante la exposición a la luz brillante.

Una señal de esto puede ser que tu hijo entrecierra los ojos o cierra un ojo al sol, lo cual es muy normal, pero tal vez sea más un problema cuando se combina con movimientos oculares estrabísticos.

12. Problemas para enfocarse en las tareas escolares

Si tu hijo tiene dificultades para adaptar su enfoque visual a varias distancias en la escuela, podría resultarle más fácil desconectarse mentalmente de la tarea en cuestión. Si necesitan una buena visión de cerca para escribir, y una buena visión a distancia para leer la pizarra y las pantallas, puede ser un desafío pasar de una a otra.

Esto a veces puede parecer una falta de enfoque en el trabajo escolar, pero podría haber más de lo que parece a simple vista a lo que parecen ser problemas de comportamiento.

Recomendación para padres

Los niños deben hacerse un examen ocular completo alrededor de los 3 años para detectar cualquier error de refracción y que se les receten anteojos, ya sea para visión corta o larga, si es necesario. Si las pruebas muestran que el niño tiene alguna forma de ambliopía, el tratamiento puede incluir parches o gotas para fortalecer el ojo más débil. La mayoría de los 12 signos y síntomas que hemos mencionado anteriormente son muy comunes, y la cantidad de niños que usan anteojos crece en todo el tiempo.

Si bien la mayoría de las cirugías de corrección de la visión, como la cirugía ocular con láser, no son adecuadas para personas menores de 18 años, los anteojos y las lentes de contacto para adolescentes son una solución temporal efectiva. Si te preocupa la vista de tu hijo, visita a un oftalmólogo lo antes posible para una amplia gama de exámenes oculares, y evitar consecuencias a futuro.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.