¿Te respetas lo suficiente como para alejarte de malas relaciones?

El respeto por uno mismo forma la base de todas las decisiones que tomará, cómo se trata y cómo permite que otros lo traten. ¿Pero es el respeto propio crucial para la felicidad? Comúnmente el respeto por un mismo va ligado a eso, y muchas veces las relaciones que tenemos no ayudan. ¿Te respetas como para alejarte de malas relaciones? Ese prodìa ser tu primer paso a la estabilidad y con ello a tu felicidad.

te respetas lo suficiente

Puedes pensar que la clave de la felicidad está en la salud, la riqueza y el éxito de tus relaciones personales. Y todas estas cosas son elementos clave en el camino hacia una mayor realización. Pero lo que muchos no reconocen es que el respeto propio es crucial para que todo eso funcione.

Qué es el respeto propio y por qué es importante

Cuando te respetas a ti mismo, eso significa tener confianza en ti mismo y comportarte con gracia, honor y dignidad.

La diferencia entre el respeto propio y la autoestima

La autoestima es saber que puedes conducirte con confianza en cada situación. Externamente, tienes éxito, lo que contribuye a tu autoestima. Pero es posible experimentar y actuar con autoestima mientras se tiene poca autoestima.

Problemas con la autoestima, o estar atrapado en este marco evaluativo, es el momento en que tienes un mal día y dudas de ti mismo, eres propenso a la culpa, el arrepentimiento y el estrés.

La diferencia entre la autoestima y el ego

La autoestima es el respeto que tienes por ti mismo, mientras que el ego es la comprensión de tu propia importancia.

También puedes leer:  10 malos pensamientos que te dañan mucho y no te das cuenta

Un ego inflado puede surgir de una excesiva autoestima, o cuando te das cuenta de lo importante y especial que eres inspirado por los desequilibrios mentales. Las personas con un gran ego a veces se sienten desiguales a los demás porque, en el fondo, se sienten inútiles y sin merecer respeto.

Pero cuando te respetas a ti mismo, el ego todavía está presente de forma natural, pero no juega un papel importante en tus acciones. La persona con autoestima simplemente se quiere a sí misma, lo que no depende de sus propios éxitos o fracasos personales.

Qué es el respeto propio en una relación

Si bien es muy importante respetar a tu pareja cuando está en una relación, es igualmente importante respetarse a sí mismo.

De hecho, la autoestima es la base de todas las relaciones fuertes y saludables.

Cuando te aceptas como una persona completa, con defectos y fortalezas, cambia la forma en que los demás te perciben. Cuando sepas quién eres y cuánto vales, no permitirás que nadie, ni siquiera tu pareja, te trate como un tapete.

Es por eso por lo que debes practicar el respeto por ti mismo en todas tus relaciones: con tu pareja, amigos, padres y todos los que conozcas.

Cambiar de rumbo y dejar ir ciertas cosas no tiene nada que ver con la debilidad, sino con fuerza. Cuando finalmente te das cuenta de tu valor, caminarás lejos de tu pasado, de la gente, las costumbres y las opciones que no te sirven.

Son tus creencias sobre ti mismo y pensamientos, lo que determinan qué y a quién aceptas en tu vida. Si tus relaciones llenan tu corazón con dolor y estás siendo maltratado y te faltan al respeto, es el momento de aprovechar lo que está pasando dentro.

Signos de que no te respetas y te falta autoestima

Antes de explorar por qué la autoestima es crucial para la felicidad, primero debemos aprender a reconocer las banderas rojas de la baja autoestima.

1. Te dejas pisotear sin problema

Si siempre eres la persona a la que otros piden cosas sin devolver nada a cambio, entonces es posible que tengas que construir tu amor propio. Lo mismo es cierto si dejas que la gente camine sobre ti, cediendo a sus deseos, aunque lo odies.

También puedes leer:  Por qué ser amiga de tu expareja puede ser una mala idea

2. Te pierdes en una relación

Comienzas una relación y luego, en el proceso, olvidas completamente quién y qué eres. Las decisiones se toman sin tu aprobación o aviso, y sigues adelante. Olvida tus valores y descubre que estás haciendo cosas que normalmente no harías y que están totalmente en contra de tu verdadera naturaleza.

3. Cuando no te respetas estás buscando atención

Te estás muriendo por una validación que tu baja autoestima no puede proporcionar. En cambio, sigues una imagen o un símbolo para llamar la atención y, a veces, haces cosas estúpidas y erráticas, como hacer el ridículo en una fiesta o en la oficina.

4. Te excedes en los malos hábitos

Está bebiendo, drogando, comiendo en exceso, autolesionándose, castigándote a ti mismo y a tu cuerpo. Los alimentos y las drogas se convierten en formas de disfrutar y olvidar, eso puede también ser trasladado en una relación.

5. Te preocupas por las personas que no te cuidan

Moverás montañas para alguien que ni siquiera se da cuenta de ti. Sigues poniendo excusas para aquellos que no se lo pensarían dos veces y te arrojarían debajo del autobús.

6. Cuando no te respetas, toleras el abuso verbal, mental o físico

Toleras a las parejas abusivas y a las personas desagradables porque recuerdas que una vez te trataron bien y te aferras a ese sentimiento de pertenencia.

7. Tienes relaciones intimas desesperadamente, casual

Tienes relaciones intimas con alguien solo porque necesitas la atención. Tu intimidad no es liberada, divertida ni respetuosa. No lo disfrutas, pero en cambio, lo usas como una forma de sentir que perteneces o que eres amado.

8. Eres un títere

Te muestras dócil porque realmente crees que no tienes nada de valor que agregar a una conversación, relación o reunión porque crees que tus opiniones no ofrecen ningún valor.

¿Te respetas lo suficiente como para alejarte de malas relaciones?
5 (100%) 1 voto[s]

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.