Alimentación Nutrición Salud

Cocinar arroz blanco con aceite de coco lo hace saludable

Arroz blanco

Es cierto que el arroz blanco es un grano altamente procesado ​​y tiene un alto índice glucémico. Pero, el efecto que los alimentos tienen sobre el azúcar en la sangre, puede ser alterado en función de con qué se come. Investigadores de Sri Lanka podrían haber descubierto el “Santo Grial” de la manera de cocinar el arroz que podría cambiar la manera de preparar el arroz blanco. Ellos presentaron sus conclusiones preliminares en la National Meeting and Exposition of the American Chemical Society, en donde afirman que, cocinar arroz blanco con aceite de coco lo hace saludable.

Investigación sobre el aceite de coco y arroz blanco

Los autores de la investigación, Sudhair James y el Dr. Pushparajah Thavarajah, probaron 8 recetas diferentes en 38 variedades de arroz. El método de cocción que demostró ser el mejor en el aumento de la salubridad del arroz incluyó la adición de aceite de coco al agua hirviendo, antes de agitar en el arroz crudo. Después de cocido, el arroz se enfría en la nevera y se consume después de 12 horas.

Cuando el menos saludable de todos los tipos de arroz se preparó de tal manera, sus calorías se redujeron en un 10 a 12 por ciento. Los dos científicos, que realizaron sus investigaciones en la Facultad de Ciencias Químicas en Colombo, afirman que una mayor reducción de calorías es posible. Ellos predicen que si la variedad adecuada de arroz está preparada con aceite de coco, las calorías podrían reducirse en aproximadamente 50 a 60 por ciento.

No dejes de leer:
Qué son los quistes ováricos, sus causas y tratamientos naturales

Cómo funciona el método de cocinar el arroz blanco con aceite de coco

Intuitivamente, muchas culturas preparan los alimentos de una manera para que fueran más saludables. Algunas escuelas de nutrición, también, han creído desde un principio, que la mezcla de ciertas grasas con alimentos ricos en hidratos de carbono (como el arroz) podría reducir el efecto elevación de azúcar en la sangre de la comida.

arroz blanco coco

El método de cocinar con aceite de coco y luego enfriar el arroz corta las calorías cambiando la composición química del arroz. El almidón digestible se convierte en almidón indigerible (o almidón resistente), por lo que el arroz no queda fácilmente metabolizado en glucosa – si no se utiliza, la glucosa con el tiempo se convierte en grasa corporal y contribuye al aumento de peso.

Una taza de arroz blanco de grano medio generalmente contiene alrededor de 246 calorías. Con este método, la cantidad de calorías se reduce a tan sólo 147.

Lo que es más, el almidón resistente se considera un prebiótico y se complementa con la función de los alimentos probióticos. Se alimenta a las bacterias buenas en el intestino y ayuda a su inmunidad y los procesos digestivos.

Receta de arroz cocido con pocas calorías

  1. Hervir 2 tazas de agua y añadir una cucharada de aceite de coco (siempre optar por el aceite virgen de coco orgánico)
  2. Incorpora 1 taza de arroz.
  3. Cocer durante unos 20 minutos, hasta que el arroz esté cocido.
  4. Meter en la nevera durante 12 horas.
  5. Utilízalo frío o volver a calentarlo – según la investigación de Sri Lanka, el arroz mantiene sus beneficios recién adquiridos, incluso después de calentar de nuevo.
No dejes de leer:
Remedio para la gripe con bicarbonato de sodio

Ya te hemos dado una posibilidad de convertir el arroz blanco hacia una mejor opción para consumirlo, ya que más saludable cuando se aplica el método anterior. Aun así, no se debe ahora comer en cantidades ilimitadas dado que sigue siendo un arroz procesado. También, considera el uso de arroz integral en lugar, ya que no ha sido procesado como el arroz blanco. El arroz integral contiene el germen y el salvado, por lo que es una mejor opción, ya que conserva la mayor parte de sus vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales y fibra.

Recuerda que las propiedades del aceite de coco pueden hacer que tus platos se vuelvan más saludables, así que puedes comenzar desde hoy a incorporarlo como parte de tus recetas.

Una investigación y redacción de Vida Lúcida