Salud

Cuida tus dientes con productos 100% naturales

Existen alternativas para el cuidado de nuestros dientes que son 100% naturales y que podemos suplir por los dentríficos comerciales que hoy por hoy está comprobado que contienen ingredientes tóxicos que son dañinos para nuestra salud. Cuidar nuestros dientes con productos naturales hoy en día es muy recomendable.

dientes

Los productos ordinarios comerciales como dentífricos o enjuagues bucales que usamos para el cuidado de nuestros dientes y curación de aftas y llagas en la boca, entre otros padecimientos bucales, son poseedores de ingredientes tóxicos que hoy por hoy ha sido comprobado que son dañinos para nuestros dientes y salud en general. Desde desequilibrios en nuestro pH bucal que irónicamente puede causar más acumulación de placa bacterial causando dientes amarillos, gingivitis e infecciones, hasta problemas de intoxicación a nivel general en nuestro organismo por contener benzoato de sodio (aditivo cancerígeno), son algunas de las causas por las que deberíamos usarlos menos o definitivamente dejarlos de usar.

Para eso, tenemos alternativas 100% naturales que podemos usar en vez de estos productos. Hay varias maneras en las que podemos suplirlos con productos naturales y que, además de equilibrar el pH de tu boca, darán un efecto protector para tu cavidad bucal de gran alcance. Los siguientes,  son 7 productos 100% naturales para cuidar tus dientes.

Tomillo para infecciones en la boca

Té de tomillo

El tomillo es un arbusto aromático con hojas pequeñas y se utiliza sobre todo para cocinar. Además, también se puede utilizar como medicamento a base de hierbas para el tratamiento de infecciones de los dientes y muelas. Funciona como un antiséptico, que puede eliminar y reducir los dolores de muelas y acumulaciones de bacterias en la boca. El tomillo se utiliza principalmente como agente antibacteriano, debido a sus componentes activos que podrían reducir las bacterias no deseadas en el cuerpo, incluyendo la boca. Con los años, la gente ha estado utilizando hierbas medicinales en el tratamiento de dolencias y enfermedades menores, y han demostrado ser más eficaces que los medicamentos modernos en algunos aspectos. Así que, si alguna vez experimentas dolores de muelas, o sientes que tienes una infección en la boca, es posible que desees probar el tomillo para el tratamiento de la misma.

Modo de uso

Para el dolor. Llene un recipiente con agua y agrega 8 gotas de aceite esencial de tomillo. Revuelve bien y empapa una parte de un pequeño paño con esta mezcla. Después ponla en el diente afectado. Esto es lo que se llama una almohadilla de tratamiento y ayudará a aliviar el dolor.
Para enjuagues. En medio vaso con agua, añadir tres gotas de aceite esencial de tomillo y revolver muy bien. Después de enjuagar la boca con la mezcla, escupirla. También puedes hacer una infusión concentrada con tomillo, y proceder a hacer los enjuagues una vez que el agua se ha enfriado. No ingerir ninguna de las dos mezclas.

No dejes de leer:
Automasaje simple para relajar hombros y cuello.

Arcilla bentonita para uso oral

dientes Bentonita

La bentonita es rica en minerales vitales que son muy beneficiosos para los dientes y las encías – como el calcio y el potasio. La arcilla bentonita es un producto que se ha utilizado desde la antigüedad para desintoxicar el cuerpo. De hecho, cuando se consume arcilla de bentonita, tiene la capacidad de absorber y eliminar toxinas como por ejemplo la de los metales pesados del mercurio de las amalgamas. Cuando se usa para los dientes, la arcilla bentonita es un abrasivo que suavemente exfolia y pule.
Sul alto contenido de minerales de la arcilla tiene la capacidad para mineralizar los dientes y curar las caries, además por ser un gran alcalinizante, tiene la propiedad de equilibrar el pH de la boca.

Modo de uso

Simplemente usar la arcilla en polvo seca, colocar un poco sobre el cepillo de dientes húmedo, o poniendo directamente sobre tus dientes con el dedo humedecido para que se adhiera el polvo. Luego pasar el cepillo de dientes sobre los mismos gentilmente en la forma correcta de lavado. Puedes usarlo sólo o con la mezcla de cualquiera de los ingredientes que se dan como ejemplo en este artículo.

Cúrcuma para gingivitis

dientes cúrcuma

La cúrcuma es una especia conocida por sus grandes propiedades antiinflamatorias y por quitar las manchas en la piel entre otras cosas, mismas propiedades que también son aprovechables en el cuidado bucal. EL uso de la cúrcuma para la salud oral abarca desde el alivio de la inflamación por gingivitis así como para el dolor de los dientes.

Modo de uso

Aplicar tópicamente una pasta hecha de 1 cucharadita de cúrcuma y agua a proporción hasta que quede una pasta. También puedes hacerla combinándola con otros ingredientes, usando 1 cucharadita de cúrcuma con ½ cucharadita de sal marina y ½ cucharadita de aceite de mostaza proporciona un alivio de la gingivitis y la periodontitis. Se recomienda frotar los dientes y las encías con cualquiera de estas dos pasta dos veces al día.

Aceite de coco antibacterial

dientes Aceite de coco

El ácido láurico en el aceite de coco puede eliminar las bacterias, virus y hongos, ayudando a mantener a raya la infecciones. Casi el 50% de los ácidos grasos en el aceite de coco son ácido láurico de cadena de 12 átomos (C-12). Cuando el aceite de coco se digiere enzimáticamente, también forma un monoglicérido llamado monolaurina. Tanto el ácido láurico y monolaurina pueden matar patógenos nocivos como bacterias, virus y hongos que comúnmente dañan nuestra cavidad bucal.

Por ejemplo, estas sustancias han demostrado que eliminan la bacteria Staphylococcus aureus (un patógeno muy peligroso) y la levadura Cándida Albicans, una fuente común de las infecciones por hongos en los seres humanos.

Modo de uso

El aceite de coco es muy usado en la práctica llamada “oil pulling” que no es más que un enjuague bucal con aceite de coco. En este artículo: Cómo prevenir y curar caries naturalmente encontrarás todos los detalles de esta práctica que te ayudará a cuidar tus dientes.

No dejes de leer:
10 Cosas que causan mal olor en el cuerpo

Agua con sal de mar

Sal de mar marina agua con sal

El calcio, magnesio, silicio, fósforo, sodio, níquel y hierro, son sólo algunos de muchos oligoelementos y minerales que se encuentran en la sal del mar o sal marina. Estos nutrientes fortalecen las encías, protegen contra el sarro y el mal aliento, e incluso pueden blanquear los dientes con el tiempo. Con alto contenido en yodo, la sal del mar tiene propiedades antibacterianas y ayuda a neutralizar los ácidos en la boca. La sal te hace salivar, y la saliva crea una barrera antibacteriana que protege el esmalte.

Modo de uso

Puedes sumergir un cepillo de dientes mojado en una media cucharadita de sal de mar o sal marina extrafina y cepillarte los dientes como regularmente lo haces. Puedes también hacer enjuagues con una solución de agua salada. Mezcla media cucharadita de sal de mar con cuatro onzas de agua tibia. Deja que la sal se disuelva, y luego haz buches con esta solución dentro de tu boca durante 30 segundos. Asegúrate de escupir y no tragar cuando se hace. Un enjuague de agua salada ayuda a disipar encías inflamadas y enjuaga las bacterias en la boca.

Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio pasta

El bicarbonato de sodio, es una adición popular en la mayoría de las alacenas de cocina. Aparte de su uso invaluable en la cocina y la limpieza, es un remedio barato para muchas dolencias comunes.

En particular, el bicarbonato de sodio puede ayudar a mantener una buena salud oral. Un desequilibrio de ácido en el cuerpo puede dar lugar a una serie de problemas de salud, sobre todo en la boca. Trabaja equilibrando los niveles de ácido en el cuerpo.

El bicarbonato de sodio es de gran apoyo en la lucha contra el mal aliento o aliatosis. Puede ser causada por residuos de alimentos generadores de ácido, como el azúcar y la proteína, que se pega a los dientes, la lengua y la boca. El bicarbonato de sodio puede reequilibrar los niveles de ácido y ayudar a tratar y prevenir la halitosis, enfermedades de las encias, llagas y aftas. Es además, excelente para blanquear los dientes.

Modo de uso

El bicarbonato de sodio es muy simple de usar. Puedes hacer una pasta simplemente mezclando una cucharadita a proporción con agua de tal manera que quede una pasta adecuada para utilizarla con tu cepillo de dientes. Cepillar suavemente de la manera correcta hará que tu boca se lave y desinfecte correctamente. Si quieres hacer una pasta dental especial con bicarbonato de sodio, no dejes de ver nuestro artículo: Cómo hacer pasta dental artesanal con productos caseros.

Investigación y redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock