Cocina Dietas Recetas

Repollo asado con aderezo de cebolla para perder peso

El repollo es bajo en calorías y con el poder de un superalimento. Ya sea que lo disfrutes en tus dietas reductoras, crudo, cocido, fermentado (en un saludable Chucrut -Col fermentada- ) o asado, siempre necesitarás una cabeza de esta verdura crucífera de bajo costo en tu refrigerador – especialmente si estás tratando de perder peso.

Repollo asado con aderezo de cebolla para perder peso

Propiedades del repollo

Puedes conocer a continuación más de las propiedades que contiene el repollo y como puedes anexarlo a tu dieta para bajar de peso.

Repollo para desinflamar

Debido a la riqueza de sus niveles de vitamina C y vitamina A, el repollo tiene importantes propiedades anti-inflamatorias. Tanto el verde como el morado tienen estas propiedades, sin embargo, el repollo morado cuenta con los niveles más altos de estas vitaminas.

Se digiere bien

El repollo es compatible con la digestión ya que está repleto de altos niveles de fibra, lo que mantiene el tránsito regular. Más allá de tratar el estreñimiento, el jugo de col también ha sido capaz de ayudar a aquellos que sufren de acidez estomacal regular, úlceras pépticas, y otras cuestiones del tracto digestivo graves.

Es desintoxicante

Y por si fuera poco, es desintoxicante debido a sus propiedades diuréticas: Si estás reteniendo agua, comienza cortando un poco de col, y prepárate algo ligero. Comer repollo rica en minerales y agua de forma regular, ayuda al cuerpo a liberar el exceso de líquido y peso eliminando agua; comenzarás a ver todos resultados de estar yendo al gimnasio, pronto.

La siguiente es una receta muy rica que te tendrá muy cerca del repollo. Es muy sencilla y poseedora de un delicioso sabor debido a un exquisito aderezo que la acompaña.

No dejes de leer:
Mermelada de banana

Repollo asado con aderezo de cebolla para perder peso

En esta receta, daremos al repollo un manejo diferente y lo cocinaremos de tal manera que quede en trozos enteros. Asar rodajas de repollo sin que se desbaraten, es muy fácil. El truco en primer lugar, es dejarlas con el núcleo intacto y dejar que cada quien lo corte cuando están comiendo. La mayoría de las recetas te dicen que lo cortes, pero la sugerencia es que no lo hagas. Las hojas permanecen juntas mucho mejor con el núcleo, por lo que es muy fácil de asarlas.

En segundo lugar, no trates de hacer las rodajas o gajos demasiado pequeños. Corta una cabeza por la mitad y luego cortar cada mitad en cuartos (o utiliza un solo medio, dependiendo de la cantidad que está sirviendo), las más grandes subsisten mejor y se cocinan de manera más uniforme.

En tercer lugar, esta receta va perfectamente bien con aceite de oliva, sal y pimienta, pero si tienes una botella de aceite de oliva con ajo infundido, llevará a todo el platillo a otro nivel maravilloso. El aceite de oliva con ajo es además muy curativo.

Puedes consultar cuales son los alimentos esenciales para vivir más años.

Y por si fuera poco, no hay muchos platos que te tomen 3 minutos para preparar antes de asarlos durante unos 20 minutos más. Toma otro par de minutos mientras estás asando hacer el aderezo de cebolla. Así es que, este platillo no te lo puedes perder por su sabor, nutrición, efectividad para tu objetivo de perder peso y además, rápido de preparar.

No dejes de leer:
Qué es y cómo hacer rápido un saludable Tahini.

Ingredientes

Salsa

  • 1 cucharada de mantequilla orgánica y de libre pastoreo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de cebolla fresca finamente picada
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon orgánica
  • ½ cucharadita de ajo finamente picado
  • 1 pizca /1/8 cucharadita de sal y pimienta
  • Opcionales: cebollines picados o perejil para servir

repollo asado perder peso

Instrucciones

  1. Calienta el horno a 230° C (450° F). Cubre una bandeja para hornear con papel encerado.
  2. Cortar el medio repollo en gajos o rodajas iguales y colócalos en la bandeja para hornear preparada. Usa un cepillo de pastel para cubrir los lados del corte de cada rodaja con aceite de oliva y espolvorea con sal y pimienta. Gira los gajos y repetir.
  3. Coloca la bandeja para hornear en el horno y cocer durante 10-12 minutos. Voltear las cuñas y asar hasta que se dore bien, 8-10 minutos más.
  4. Mientras tanto, preparar la salsa, añadiendo todos los ingredientes de la salsa en una cacerola pequeña y cocina a fuego medio hasta que la mantequilla se derrita por completo. Mantén caliente.
  5. Para servir, coloca las rodajas en un plato y rociar con la salsa. Espolvorear con el cebollíno o perejil, si lo deseas.

Rica receta que puedes empezar a incluir en tus dietas reductoras si estás en una rutina de alimentación para bajar de peso, es muy buena para comida o cena, para acompañar con verduras al vapor, arroz integral, carnes, o simplemente disfrutarla sola.

Redacción de Vida Lúcida