Psicología

Triste, estresado y con sueño – El inquietante ciclo de la depresión

La depresión, el estrés y el insomnio pueden revelar una depresión oculta que perturba la vida de nosotros sin saberlo.  El mundo es un lugar duro, y con un millón de causas de estrés y depresión, es fácil que la gente por momentos sienta que su derecho a la felicidad les ha sido extraído.

ciclo de la depresión mujer triste

Lo que es sorprendente, sin embargo, es el recurrente estado mental de estrés y depresión, el cual puede convertirse en un ciclo sin fin perpetrado por falta de sueño: no sólo la fatiga puede causar depresión, sino que las personas con depresión y estrés también pueden experimentar insomnio.

Observar la relación entre el estrés con depresión (a la luz de los trastornos físicos como el insomnio) nos puede dar ideas sobre las distintas causas y síntomas, de esta mezcla mortal que amenaza el bienestar de las personas en todo el mundo.

Más sobre la Depresión: Causas y Consecuencias

Según la Organización Mundial de la Salud, la depresión es un trastorno psicológico común, y afecta a 121 millones de personas en todo el mundo, siendo una de las mayores causas de discapacidad a nivel mundial. Se trata de un trastorno mental que se presenta como una pérdida de voluntad, interés y placer, baja auto-estima y una culpa intensa, así como trastorno en los niveles de energía, apetito, sueño y concentración.

La depresión no es causada por un único factor en la vida de una persona, sin embargo, se ha informado de que el estrés -sea este crónico o agudo- puede conducir a tu cuerpo a generar su propio sistema de respuesta contra el estrés. Esto puede aumentar los niveles de cortisol, las hormonas del estrés en el cuerpo, lo que causa la reducción de los niveles de las hormonas serotonina y dopamina en el organismo, las cuales regulan los procesos naturales como el apetito, el deseo sexual, y el siempre importante sueño nocturno.

La mayoría de las personas padecen insomnio por causa de una serie de problemas físicos y emocionales. Este desequilibrio hormonal causa insomnio y adormecimiento, además de que el insomnio causado por estrés conduce a la depresión, convirtiendo todo esto en un círculo.

No dejes de leer:
Hay que tener un amante - Reflexión

El ciclo entre el estrés, el sueño y la ansiedad

ciclo de la depresión el estrés y la ansiedad

Es un proceso donde el estrés-causa-insomnio y el insomnio-causa-depresión. Se puede originar como una dificultad para dormir por la noche, o incluso dificultad para permanecer dormido y despertarse muy temprano, causando una gran cantidad de estrés no sólo emocional sino también físico. La falta de sueño provoca una gran ansiedad, y para las personas con insomnio provocado por estrés, esto causa un sinnúmero de problemas en el cuerpo y la mente. Si sufres de insomnio, el estrés te genera pérdida de la concentración, sensación de letargo, desorientación y cansancio.

La falta de sueño provoca ansiedad

La falta de sueño es un factor principal del estrés, así, las personas con síntomas de estrés por insomnio pueden incluir problemas físicos, debilitando el cuerpo, siendo propenso a los accidentes e incluso enfermedades del corazón. Cuando una persona sufre de síntomas insomnio por  causa del estrés, también puede incluir, en una medida más inquietante, a la alucinación – que puede causar más ansiedad y angustia.

Profundiza la depresión

Esta tensión, como hemos mencionado, puede llevar a una persona deprimida a profundizar más en este desorden, si no recibe la atención indicada. De hecho, en un estudio se demostró que las personas mayores con depresión e insomnio permanecieron deprimidas después de un año, nada menos que 17 veces más que los ancianos con depresión que habían tenido sueño ininterrumpido.Así es que el sueñop es una terapia inigualable.

Te puede gustar leer más sobre algunas técnicas para conseguir una mejor calidad de sueño
Técnicas para dormir mejor en la noche y lograr un descanso reconfortante.

Cómo hacer frente al ciclo de la depresión

ciclo de la depresión genera insomnio

Al establecer el vínculo entre el estrés, la depresión y el insomnio, el camino hacia el tratamiento parece bastante obvio. Las causas del insomnio por estrés pueden conducir a la depresión después de todo, por lo que sólo parece correcto tratar estos síntomas. Lo cierto es que, en un estudio clínico con pacientes deprimidos con problemas de sueño, éstos fueron tratados con antidepresivos y tratamientos para el insomnio, y mejoraron mucho más rápido. Los pacientes que fueron tratados únicamente para la depresión se han quedado rezagados en términos de recuperación, fortaleciendo el vínculo entre la depresión y el insomnio.

No dejes de leer:
10 de las fobias más extrañas.

No sólo tratar los síntomas de la depresión

Sin embargo, si bien es útil enfocarse solo a los síntomas del insomnio por estrés, es sólo eso –enfocarse a un síntoma. Para las personas con estrés depresivo sigue siendo la causa, y con el fin de resolver la depresión y el insomnio provocado por el estrés, los medicamentos que se centran en los síntomas no son la única respuesta ni el mejor camino. Un cambio en el estilo de vida puede hacer maravillas apoyando el alivio de los síntomas del insomnio por estrés.

Consigue un cambio de hábitos hoy mismo

Para las personas con síntomas de insomnio por estrés, como el debilitamiento del cuerpo, estos pueden ser aliviados con una dieta adecuada y la corrección de malos hábitos. Mantenerse alejado de café y la cafeína, apegarse a un horario regular de sueño, y técnicas de relajación como la meditación; pueden hacer maravillas.

Para la depresión, el estrés se debe evitar tanto como sea posible. Unirse a grupos de auto ayuda, que reciban tratamiento y asesoramiento, e incluso simplemente hacer ejercicio son de mucha ayuda, la práctica del yoga o ejercicios del Tai chí son muy recomendadas. De la misma manera, el ejercicio puede conducir a un mejor sueño, demostrando ser útil para las personas con síntomas de estrés debido al insomnio.

Al final, esta triple amenaza del estrés, la depresión y el insomnio, aunque generalizada y mortal; se puede solucionar con el conocimiento adecuado de la misma y el estilo de vida que elegimos vivir, sabiendo que estos trastornos tienen cura y son tratables.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida