Belleza Maquillaje

Usos y beneficios de la manteca karité

La manteca de karité es un aliado en los tratamientos de belleza y se ha puesto de moda por su gran aporte para mejorar la salud de la piel y el cabello de manera duradera.

Usos y beneficios de la manteca karité

¿Qué es la manteca de karité?

Manteca de karité es un súper alimento para la piel que proviene de las semillas de la fruta del árbol de karité y que es naturalmente rico en vitaminas A, E y f. La manteca de karité ofrece protección contra los rayos ultravioletas y aporta a la piel los ácidos grasos esenciales y nutrientes necesarios para la producción de colágeno. La manteca de karité se ha utilizado en África y otros países durante años para mejorar la salud de la piel y el cabello.

Beneficios de la manteca de karité

  • Es hidratante para la piel: La concentración de ácidos grasos en la manteca de karité y vitaminas naturales hace que sea increíblemente nutritiva e hidratante para la piel. A menudo se utiliza para remediar la piel seca y para ayudar a proteger los aceites naturales de la piel.
  • Reduce la inflamación: Un estudio realizado en el año 2010 encontró que debido a su ácido cinámico y otras propiedades naturales, la manteca de karité puede ayudar a reducir la inflamación.
  • Es antiinflamatoria. Un compuesto en particular, lupeol cinamato, fue encontrado para reducir la inflamación de la piel e incluso potencialmente ayudar a evitar las mutaciones de la piel. Esto también es beneficioso para algunas personas con acné.
  • Ayuda a mantener la piel suave: La mantequilla de karité ayuda en la producción de colágeno natural de la piel y contiene ácido oleico, esteárico, palmítico y linolénico, los cuales son ácidos que protegen y nutren la piel para evitar que se seque. Con el uso prolongado, muchas personas encuentran este tratamiento como un aliado para fortalecer la piel, así como una reducción de arrugas considerable.
No dejes de leer:
Remedios caseros para cerrar los poros abiertos de la cara

Usos de la manteca karité

manteca karité para la piel

La manteca de karité es uno de los ingredientes más versátiles para los tratamientos de belleza natural. Puede ser utilizado para el cuerpo, protección contra los rayos ultravioletas, como crema de labios casera y bálsamos curativos.

Formas de aplicar la manteca karité:

  • Por sí misma, la manteca de karité puede aplicarse sobre la cara y el cuerpo como una crema hidratante natural
  • Puede usarse aplicándolo sobre el abdomen para tratar las estrías después del embarazo
  • Como el mejor removedor de arrugas debajo de los ojos y también las bolsas.
  • Para realizar un massaje en cualquier parte del cuerpo, ayudará a hidratar mejor la piel con el masaje.
  • Como base para realizar un desodorante casero
  • Como un producto natural de cuidado del bebé (solo) o un ingrediente en las recetas de cuidado de bebé
  • Para usarlo sólo sobre los labios o en bálsamos caseros para darle brillo a los labios
  • Para mejorar la elasticidad de la piel (apara usar como un crema para la celulitis)
  • Beneficiosa en el cabello o cuero cabelludo (en mezcla con otros ingredientes naturales)
  • Cómo una crema para limpiar la piel
  • Para reponer la piel después de la exposición al sol o la playa
  • En los párpados antes de aplicar maquillaje para hacerlo durar más tiempo
  • La manteca karité es muy útil en las cicatrices para ayudar naturalmente a la producción de colágeno
  • Para aliviar el dolor en la piel de la nariz luego o dirante un resfriado
No dejes de leer:
Cómo hacer agua micelar para la piel en casa

¿Qué tipo de manteca karité es mejor?

manteca karité

Es recomendable sólo usarlapura y sin refinar. Hay muchas mantequillas de karité refinada sin olor que llegan a ser totalmente blanca, pero el proceso de refinación elimina algunas de las propiedades beneficiosas de este producto natural.

La manteca karité recomendada:

  • pura y sin refinar
  • sin blanquear
  • orgánica
  • Grado A

Consejo: Si tienes manteca de karité sin refinar, significa que no ha sido filtrado y puede contener algunas partículas de la nuez de karité. Puedes calentar suavemente la manteca de karité hasta que se derrita y luego viértelo en un colador para eliminar cualquier partícula. Una vez filtrada, vierte la manteca de karité en moldes de silicona, como el molde de jabones caseros por ejemplo.

Recuerda que la manteca de karité es sólo para uso externo.

Redacción: Equipó de Vida Lúcida