10 alimentos comunes que pueden causar brotes de acné

Cuidas tu piel adecuadamente todos los días: la lavas por lo menos dos veces al día, te desmaquillas cuidadosamente antes de irte a dormir, y además la hidratas correctamente. Pero aún así sufres constantemente de desagradables brotes de acné como si fueras un adolescente de nuevo.

Alimentos que causan brotes de acné

Tu dieta puede ser la culpable de esto. Incluso si estás llevando una dieta saludable y planeada, puede haber ciertos alimentos que están teniendo un efecto negativo en tu piel, que ocasionan los brotes e inflamación. Después de todo, la piel es el órgano más grande, el cual reflejará todo lo que esté sucediendo internamente en tu cuerpo.

Alimentos comunes que podrían estar causando tus brotes de acné

A continuación, enlistamos algunos de los alimentos más comunes que provocan y agravan los brotes de acné. Deja de consumirlos durante dos semanas para ver si tu piel se aclara. Si no notas un cambio, asegúrate de consultar a un dermatólogo para tratar tu acné.

1. Leche desnatada

La leche baja en grasa y sin grasa puede ser parte de una dieta saludable, pero no todos digieren bien los lácteos; alrededor del 65 por ciento de los adultos son intolerantes a la lactosa después de la infancia. Esto no solo es malo para tu sistema gastrointestinal, sino que también puede tener efectos negativos en el rostro. 

La Academia Estadounidense de Dermatología sugiere que hay un vínculo entre la leche descremada y el acné. Un estudio de 2008 encontró una conexión entre los niños que bebían leche descremada y la presencia del acné. Otro estudio de 2006 encontró que las niñas que informaron que consumían leche tenían más probabilidades de presentar granos.

Una explicación para esto es que la leche está llena de hormonas de crecimiento, que pueden permanecer en tu cuerpo incluso después de la pasteurización. Estas hormonas que se ingieren afectan otras hormonas en tu cuerpo como la insulina, lo que podría resultar en una mayor producción de aceite y por lo tanto en acné. 

Reemplaza la leche de vaca por leche de almendras o de arroz durante un par de semanas para ver si tu piel se aclara.

2. Refrescos

La inflamación en tu cuerpo puede causar aumento de peso y posiblemente conducir a una gran cantidad de condiciones crónicas. También puede provocar inflamación de la piel. El azúcar es uno de los alimentos más inflamatorios, por lo que ingerir demasiado podría provocar brotes de acné. Pero si reduces tu consumo de azúcar no solo notarás una gran diferencia en tu peso, sino que también en la piel de tu rostro.

Si el azúcar como tal es inflamatorio, beber azúcar es una manera de asegurar una inflamación del cuerpo. Al tomar bebidas azucaradas tu cuerpo la absrobe más rápido, lo que provoca un aumento en el azúcar en sangre y una respuesta inflamatoria. 

Unas de las bebidas que más contienen azúcar son los refrescos, que pueden tener hasta 40 gramos por porción de 350 ml. También tiene un índice glucémico alto, lo cual aumentará el nivel de azúcar en la sangre.

Esto no solo será terrible para tu cintura, sino que también puede causar un impacto negativo en tu piel. Hazle un favor a tu cara (¡y a tu panza!) y mejor prueba el agua con gas sin azúcar o agua carbonatada con un poco de jugo de fruta fresca.

3. Pizza

Claro, la pizza es deliciosa, pero también puede ser causa de brotes de acné desagradables. Los lácteos del queso no solo pueden afectar la piel, sino que la pizza tiene un alto contenido de grasas saturadas, lo que es malo para la salud intestinal y aumenta la inflamación

Un intestino sano puede reducir los niveles de inflamación, los cuales, según investigadores, pueden afectar la salud de nuestra piel, ya que muchos problemas como el acné, el eccema y la psoriasis se derivan de la inflamación.

4. Claras de huevo

La idea de que las yemas de huevo son malas para la salud es un mito, especialmente ya que estudios han demostrado que el colesterol de la yema no afecta negativamente el colesterol en sangre. Pero hay otra razón por la que debes comer el huevo entero: la yema es rica en vitaminas que son esenciales para tener una piel limpia

Al prepararte una tortilla de clara de huevo todas las mañanas, te estarás perdiendo las vitaminas reguladoras importantes que tiene la yema de huevo, incluida la biotina, la «vitamina de la belleza». 

Esta vitamina B es muy conocida ya que ayuda a que el cabello crezca y fortalece las uñas, y además, investigaciones han demostrado que también ayuda a proteger la piel del acné, así como de erupciones y la sequedad.

5. Mayonesa

De la misma manera que la leche puede deshacerse de las hormonas, la soya también. La soja contiene isoflavonas, que pueden actuar como estrógenos en tu cuerpo. Una vez que tus hormonas empiezan a estar fuera de control, pueden presentarse brotes de acné, especialmente alrededor de la boca y la mandíbula. 

La mayoría de las mayonesas están hechas con aceite de soja, que también es inflamatorio. Asegúrate de leer atentamente las etiquetas e identificar si la mayonesa contiene soja.

6. Pan blanco

Se ha demostrado que alimentos como los bagels, avena, pretzels, pasta y cereales aceleran el proceso de envejecimiento de la piel y causan efectos negativos en la piel, como el acné y la rosácea. Incluso los cereales con granos integrales que se autoproclaman como ‘saludables’, que tienen un índice glucémico más bajo, pueden estar llenos de glucosa que puede causar arrugas.

Reemplazar el pan blanco por una variedad integral podría ayudar a limpiar tu piel. Además de carecer de nutrientes que aporten beneficios a la salud, el pan blanco tiene una carga glucémica alta, lo que significa que afecta los niveles de azúcar en sangre y de insulina más que los alimentos que tienen un índice glucémico menor, como los cereales integrales. 

Durante un estudio coreano de 10 semanas en el que participaron personas con acné leve a moderado, los investigadores encontraron que quienes llevaron una dieta de bajo índice glucémico tuvieron una mayor reducción en la gravedad de su acné que las personas con una dieta de alto índice glucémico.

7. Comida rápida

La comida rápida no solo es inflamatoria, sino que también carece de nutrientes beneficiosos, incluidos los omega-3. Los omega-3 pueden reducir la presencia de acné y otras afecciones de la piel. Investigaciones han demostrado que aumentar la ingesta de ácidos grasos esenciales puede prevenir los signos del envejecimiento causados por el tiempo y por la exposición al sol.

Mejor cambia esas hamburguesas por pescados grasos, como las sardinas. Estas están repletas de ácidos grasos omega-3, lo que las convierte en un excelente alimento para reducir la inflamación e incluso el acné.

Además, los ácidos grasos omega-3 tienen beneficios para regular el estado de ánimo, lo cual puede ser útil para aliviar el componente de estrés relacionado con tener acné. Las personas que padecen acné deben consumir de cuatro a cinco porciones de pescado graso por semana para tratar esta afección.

8. Demasiada carne

La belleza puede que solo sea superficial, pero también puede reflejar nuestro bienestar digestivo. Según los nutricionistas, ser herbívoros tiene sus beneficios. Muchas personas encuentran que su acné, rosácea o eccema desaparecen cuando dejan de comer carne. Además, los antioxidantes, la fibra y los minerales que se reciben en una dieta a base de plantas ayudan al sistema a desintoxicarse diariamente, contribuyendo a tener una piel más saludable.

9. Alcohol

El alcohol es otro desencadenante de la inflamación y su consumo puede tener un impacto en la piel. Beber demasiado alcohol también está relacionado con una mala absorción de zinc, y el consumo excesivo de alcohol puede poner a las personas en riesgo de desarrollar deficiencia de zinc. Por otro lado, el zinc puede ayudar a combatir los brotes de acné.

Para obtener tu dosis diaria de zinc, trata de incorporar ostras a tu dieta. Comer solo dos ostras te da más de la cantidad diaria recomendada de zinc, el cual debes consumir si el acné te preocupa. La deficiencia de zinc es una causa conocida del acné y el zinc ayuda a proteger las proteínas de colágeno y elastina, que mantienen la piel joven y resistente.

10. Bebidas energizantes

Las bebidas energéticas no solo están repletas de azúcar que carga el índice glucémico e inflamatorio, sino que también pueden estar llenas de vitaminas B que son irritantes para la piel. Las personas con antecedentes de acné son más propensas a ser afectadas por estas vitaminas, sin embargo, la vitamina B también causa acné en algunas personas sin antecedentes. 

Más específicamente, estamos hablando de  la vitamina B6 y B12 que pueden estar en tus multivitamínicos y bebidas energéticas con infusión de vitaminas como Red Bull. Si notas algún brote de acné que coincide con tu ingesta de suplementos o bebidas energéticas, deja de tomarlos y observa si tu piel mejora. Deja pasar por lo menos un mes.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.