Psicología Relaciones de pareja

10 lecciones que aprendes después del divorcio y puedes usar en tus nuevas citas

pareja primera cita

El divorcio nos puede también traer algunas cosas rescatables, que al final nos pueden ser de mucha utilidad de cara a nuevas relaciones. La vida es un conjunto de experiencias y el divorcio, queramos o no, es una experiencia intensa, a la cual le podemos sacar provecho. Es por eso que hemos recopilado las lecciones que aprendes después del divorcio y puedes usar en tus nuevas citas.

Reconocer las señales (malas)

Tu posición te da una mejor perspectiva de las personas y sobre todo de una futura pareja, reconoces fácilmente esas pequeñas señales que al final describen de cuerpo entero a una persona. Si trata mal al camarero o no le caen bien los niños, probablemente no sea alguien que trate bien a su pareja, y quizás no sea la persona adecuada para ti.

Sigues tu instinto

Ahora eres más sensible y tomas en cuenta más a tus sentimientos, tus corazonadas y tu instinto. Ahora tu corazón y tu razón juegan en equipo y tienen voz y voto ante una posible pareja futura.

Apuestas a una relación de reciprocidad y acuerdos

Todas las relaciones deben ser mutuas, más aún las relaciones de pareja, esa lección ya la aprendiste bien. No tolerarás dar más de lo que recibes, esta vez buscarás la reciprocidad y el respeto mutuo.

Errar es humano

Ya te queda claro que las personas se equivocan y las fallas humanas son sólo eso. Ahora es más fácil para ti perdonar y seguir adelante, ya no te complicarás en nimiedades y sabes perdonarte ante las experiencias que no sabías como manejar.

También puedes leer:  Cuándo la queja puede servirnos para liberar frustración

No eres tan duro contigo mismo

El tiempo y la experiencia te ha enseñado que no debes ser duro contigo mismo, que eres sensible y muchas veces emocional, pero que puedes seguir adelante sin importar lo que suceda. Aprendes a ser mejor como persona.

Tienes más seguridad

Ahora sabes que no todos caerán rendidos a tu sensualidad, que no siempre serás ganador o ganadora, que algunas veces serás rechazado y estará bien. Aprendes a manejar el fracaso y resuelves más rápido las situaciones negativas para pasar la página y seguir con tu vida.

No todo es lo que parece

Por más ideal que parezca algo o alguien, sabes que no todo es lo que parece. Aprendes a ver más allá de lo que se ve en el “papel”. Ya no es suficiente lo que se ve, sino lo que realmente es, o en lo que podrá convertirse aglo.

No ignoras los sentimientos (ni los tuyos ni ajenos)

Esta vez sabes que detrás de cada persona hay sentimientos, los que siempre se deben tomar en cuenta, sin olvidar los que tú podrías tener. Aprender a manejar la situación con más tacto para que nadie salga herido, es una de las enseñanzas que puede darte haber tenido una relación que fracasó en el pasado.

También puedes leer:  9 cosas que un hombre hace y significa más que un "te amo"

Manejas mejor la decepción

Las expectativas siempre seguirán cada vez que conozcas a alguien, y muchas veces llegará la decepción. Pero esta vez podrás manejar mejor la decepción, no será un drama y saldrás de ella rápidamente.

Las palabras no significan nada sin las acciones

Aunque suene como una premisa muy simple, muchas veces las inexperiencia o los sentimientos, nos hacen valorar las palabras a pesar que no vienen acompañadas de actos que las avalen. Ahora ya sabes bien que las palabras no significan nada sin las acciones, tan simple como eso.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida.

4/5 (1 Review)