12 beneficios del limón y unas deliciosas recetas

El limón es la fruta ácida que es más usada en el mundo. Aunque resulte con un sabor muy ácido no deja de ser sabrosa, y realmente versátil para muchas cosas, tanto como para la alimentación como para productos de belleza, de limpieza y muchos otros usos más.

Limones1

Es un cítrico pequeño, pero tiene más beneficios para la salud que sus otros compañeros frutales como lo son el pomelo o la naranja.

El limón le da un toque delicioso a muchos platos, combate los resfriados, es un buen producto de belleza, ilumina tu cabello e incluso ayuda a limpiar el ambiente.

A diferencia de las frutas cítricas como la naranja, el limón se conoce desde hace más de 1000 años, y se le considera una de las frutas tropicales más populares. Originalmente, el árbol de limón solamente producía limones de color verde, sin embargo, una variación con frutas amarillas del tamaño de un puño se originó en la India y se esparció por todo el Mediterráneo hasta llegar a los árabes.

Qué beneficios nos brinda el limón

El limón es uno de los alimentos más alcalinos de todos, que ayuda a restaurar el equilibrio del pH en el cuerpo de las personas que están acostumbradas a una dieta ácida abundante. Los siguientes son sólo algunos de beneficios para la salud que presenta el limón en cualquiera de los usos que se le dé:

1. Para el cabello

Para el cuidado del cabello, mezcla jugo de limón en un baño de agua caliente. Si tienes caspa, esto te ayudará a eliminarla. Exprime el jugo de dos limones y mézclalo con agua caliente. Usa esta agua para limpiar el cabello y a su vez, el cuero cabelludo. Este es un excelente agente limpiador. Le da una textura brillante al cabello.

2. Para la piel

Porque los limones son ricos en vitamina C, si bebes limonada a diario, podrías obtener una piel brillante. También el limón, puede usarse para tratar infecciones cutáneas, ya que los limones son antisépticos. Puedes usarlo para reducir la sensación de ardor en la piel. Para curar cicatrices, se debe aplicar limón con regularidad. Además, se puede usar para tratar el acné.

3. Si estás en dietas para perder peso

Si estás en dietas para bajar de peso,  el limón es un ingrediente clave. Prepara agua tibia con limón y miel. Esto es un apoyo para tu dieta en el proceso de reducir la grasa y ayudará eficazmente a reducir el peso, si lo tomas con el estómago vacío.

4. Enfermedades de estómago

El agua caliente con el jugo de limón son de ayuda para aliviar para muchos problemas estomacales. Como la hinchazón, el estreñimiento, indigestión, los parásitos estomacales, náuseas, la acidez, etc.

5. Perfecto antioxidante

El limón es un excelente antioxidante porque contiene vitamina C. Estos antioxidantes buscan los radicales libres que causan el envejecimiento.

6. Para el cuidado dental

Si se aplica en el área afectada, el jugo de limón proporciona alivio a un dolor de muela. Masajea con jugo de limón las encías que sangren, esto ayudará a detener el sangrado. ¿Buscas un remedio contra el mal aliento? Entonces, puedes usar jugo de limón como enjuague bucal. Agrega el jugo de un limón a un vaso de agua y haz gárgaras con él. Esto ayuda a eliminar el mal aliento.

7. Problemas respiratorios

La limonada ayuda en gran manera a los asmáticos, ya que trata las dolencias asociadas con los problemas respiratorios.

8. Infecciones de garganta

Son reconocidas las propiedades antibacteriales de los limones; éstas ayudan a eliminar muchas infecciones de garganta. Si padeces de una de estas infecciones, puedes beber té tibio de limón o hacer gárgaras con limonada. La vitamina C en los limones ayuda a acelerar el proceso de sanado.

9. Presión arterial alta

Para aquellos que sufren de problemas del corazón es recomendable que beban agua de limón. Esta contiene potasio y, por lo tanto, ayuda a tratar las náuseas y la hipertensión.

10. Purificación de la sangre

La limonada actúa como un purificador de sangre. También ayuda a tratar algunas enfermedades, como el cólera y la malaria.

11.- Baja la fiebre

Tomar agua de limón ayuda en el tratamiento contra la gripe y el resfriado, reduciendo la temperatura corporal ya que aumenta la transpiración.

12.- Diurético

Esta gran fruta es un excelente diurético y a través de esta propiedad hace que las toxinas y bacterias del cuerpo sean erradicadas. Por consiguiente, es eficaz en la ayuda a tratar la artritis y el reumatismo.

Cómo usar el limón para sacarle más ventajas

Puedes sacar más beneficios si lo bebes con agua tibia. Así que toma un jugo de limón con agua a diario para mejorar tu salud. A continuación conocerás las mejores formas de usar el limón para aprovechar al máximo todos sus beneficios.

Como tratar un resfriado con limón

La explicación de por qué los limones son tan populares radica en su versatilidad. Sobre todo durante el invierno, el limón se utiliza como un remedio natural para los resfriados, la tos, la secreción nasal y la ronquera. Debido a que contiene sustancias vitales cuyos efectos atacan directamente a virus y bacterias, combaten la inflamación y mejoran la función de las membranas mucosas.

Alivia el dolor de garganta, tos y fiebre con un poco de jugo de limón caliente

El jugo de limón caliente es un remedio especialmente popular. Su forma simple de preparación consiste en mezclar agua caliente con el jugo de uno o dos limones, y endulzar la bebida con miel.

El limón caliente no solo estimula tu metabolismo, sino que también estimulará la producción de sudor, por lo que la fiebre bajará. El ácido saludable que contiene también alivia el dolor de garganta y la tos. Además, los ingredientes activos del limón favorecen una rápida recupareción.

Pero también el agua de limón fría (jugo de limón mezclado con un litro de agua, y endulzado con estevia) se considera una bebida sumamente beneficiosa para la salud. Beberla al menos tres veces al día, debería ayudarte a perder peso, fortalecer tu sistema inmunológico y hacer funcionar tu digestión.

Los componentes que hacen al limón tan saludable

Limones cortados y un vaso con jugo de limón

100 gramos de limón, que corresponde al peso de un limón grande, tan solo contiene 20 calorías, sin embargo está compuesto de:

  • más de 50 mg de vitamina C, cantidad con la cual estarás cubriendo la mitad del requerimiento diario de vitamina C
  • ácido fólico
  • calcio
  • potasio
  • magnesio
  • fibra como pectina
  • ácido cítrico
  • aceites esenciales que contienen citral y limoneno
  • Numerosos flavonoides

Tiene numerosas propiedades curativas, tanto interna como externamente

Son sobre todo los fitoquímicos los que hacen que, tanto la pulpa del limón, como su cáscara, sean médicamente interesantes. En la medicina popular, el jugo de limón (interno) y el aceite de limón (externo) se han utilizado durante siglos. Además de usarlo para el frío y la fiebre, también se emplea contra una variedad de molestias:

  • pérdida de apetito
  • arteriosclerosis
  • artritis
  • diabetes
  • celulitis
  • gota
  • migraña
  • reumatismo

Por esta razón, en las últimas décadas, la ciencia ha llevado a cabo cientos de estudios sobre el valor médico del limón. Se ha comprobado que sus ingredientes pueden tener los siguientes efectos:

  • anticoagulante
  • antiinflamatorio
  • analgésico
  • antiespasmódico
  • antidepresivo

Los ingredientes del limón son sumamente interesantes. Por otro lado, se ha comprobado que los ingredientes activos especiales en el limón podrían incluso inhibir la proliferación de células cancerosas e incluso matar cierta cantidad de estas células (muerte celular inducida, apoptosis).

Otros usos del limón

Además de estos importantes efectos médicos, el limón también funciona como un agente de belleza. El jugo de limón puede actuar como un aditivo en los cosméticos contra las arrugas. Y por último, pero no menos importante, el enjuague con agua de limón diluida es un método para decolorar el cabello oscuro que ha sido utilizado desde la antigüedad.

Te puede interesar:
Avena, lavanda y manzanilla para la piel seca

El limón en la cosmética – Productos cosméticos con aceite de limón

Numerosos productos para el cuidado de la piel y perfumes también contienen aceite de limón debido al fino aroma de los cítricos. El valioso aceite de esta fruta se extrae directamente de su cáscara. En esta parte del limón se encuentran numerosas glándulas de aceite. Estas exudan su inconfundible fragancia. Si se presiona la cáscara, las glándulas reventarán y saldrá el aceite de limón.

Desinfecta espacios y haz la limpieza con jugo de limón

Muchos profesionales de la higiene confían en el ácido cítrico para eliminar los gérmenes dañinos y hacer la limpieza. Por ejemplo, una pasta de jugo de limón puede ser muy útil si quieres recuperar el brillo y el lustre de objetos oxidados.

Las ventanas de tu casa pueden quedar impecables con tan solo agregar unas gotas de jugo de limón al agua la limpieza. Y si quedan manchas en el tablero después de cortar la carne, el jugo de limón hará que desaparezcan rápidamente e incluso destruirá cualquier bacteria.

Trucos de cocina con limón

El limón verdaderamente es una fruta multiusos, es saludable, útil y práctica. Y es igualmente versátil en su uso en la cocina. Aquí están los mejores consejos:

  • Frota la carne y el pescado con rodajas de limón antes de cocinarlos. Esto no solo matará los gérmenes de la comida, sino que también hará que la carne se vuelva tierna, y hace que el hierro que contiene sea más utilizable por el cuerpo.
  • Agrega jugo de limón a frutas y verduras recién cortadas, como manzanas, peras, aguacates y achicoria. El ácido contenido en su jugo evitará la oxidación y así las superficies cortadas no se volverán de un color marrón desagradable.
  • Si al comer remolacha roja, col roja o cerezas, tus dedos quedan pintados de rojo, el jugo de limón removerá el color fácilmente.
  • Si solo necesitas unas cuantas gotas de limón para un plato: perfora la fruta con un tenedor o un palillo, para que así empiece gotear un poco de jugo y así luego podrás mantener la fruta en la nevera durante unos días sin que se seque.
  • Es mejor comprar limones orgánicos, especialmente si deseas utilizar la piel. Las frutas cultivadas, cosechadas y almacenadas comercialmente se tratan con una amplia gama de productos químicos que son difíciles de eliminar, incluso al lavarlas y cepillarlas.

Las mejores recetas con limones – desde pastel de limón hasta pollo al limón

El pastel de limón es una de las recetas de limón más populares. El clásico postre no solo es refrescante, sino que es ideal para mantener congelado. Puedes cortarlo y guardarlo pieza por pieza y posteriormente descongelar cada porción individualmente.

Puedes agregar también un poco de crema batida, frutas y helado, y además remojarlo en licor de naranja para hacer de este pastel una deliciosa conclusión para tu menú festivo.

Delicioso pastel de limón

1. Pastel de limón

Para la masa:

  • 1 limón orgánico
  • 4 huevos
  • 250 g de azúcar glass
  • 200 ml de aceite de colza
  • 100 ml de jugo de naranja
  • 300 g de harina
  • 1 paquete de polvo de hornear

Para el glaseado:

  • 3 cucharadas de jugo de limón
  • 3 cucharadas de jugo de naranja
  • 6 cucharadas de azúcar en polvo

Lava el limón con agua caliente, ralla su cáscara, y exprime el jugo. Revuelve los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos, después agrega la cáscara de limón, el jugo de limón y el jugo de naranja. Agrega la harina y el polvo de hornear y revuelve bien.

Coloca la mezcla en un recipiente engrasado con mantequilla y hornea el contenido a 180 grados durante aproximadamente una hora. Deja que el pastel se enfríe por un tiempo, luego retíralo y pínchalo con un palo de madera varias veces. Mezcla los ingredientes para el glaseado y viértelos sobre el pastel.

Muffins de limón

Para la masa:

  • 1 limón orgánico
  • 250 g de harina
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 2 huevos
  • 150 g de azúcar
  • 100 ml de aceite de colza
  • 250 g de yogur (10 por ciento de contenido de grasa)

Para el glaseado:

  • 150 g de azúcar en polvo
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 50 g de chocolate blanco

Engrasa con mantequilla cada uno de los espacios en el recipiente para muffins. Lava el limón con agua caliente, ralla la cáscara, y exprime el jugo. Mezcla la harina con el polvo para hornear, en un segundo tazón. Después mezcla los huevos, el azúcar, el aceite, el limón y el yogur y agrega todo junto con la mezcla de harina.

Rellena los moldes y hornea el contenido a 180 grados durante unos 20 minutos. Retira del molde y cube los panecillos aún calientes con una pizca de azúcar en polvo (azúcar glass) y jugo de limón. Derrite el chocolate en una bolsa de plástico en el microondas y agrega la cantidad justa en cada muffin.

Crema de limón

  • 500 g de cuajada (20% de grasa)
  • 2 limones orgánicos
  • 100 g de azúcar (o el equivalente en stevia)
  • 1 vaina de vainilla
  • 200 ml de crema

Lava los limones, ralla la cáscara, y exprime el jugo de la fruta. Mezcla la cuajada con el azúcar, la crema y la vaina de vainilla, agrega la cáscara de limón y añade la cantidad de jugo de limón que desees. Rellena los tazones en los que irá el postre y déjalos enfriar. Puedes decorar con frutas o rodajas de limón confitadas.

Limones confitados

  • 2 limones orgánicos
  • 200 gr de azúcar
  • 300 ml de agua

Lava los limones y córtalos en rodajas finas. Ponlos en una olla con agua fría, hiérvelos durante poco tiempo, luego cuela los limones y retira el agua. Ahora agrega 300 ml de agua a la olla, mézclala con el azúcar y calienta el agua lentamente, revolviendo la mezcla constantemente.

Cuando el azúcar se haya disuelto completamente, agregue las rodajas de limón y hierve a fuego lento durante 35 minutos. La cáscara deberá suavizarse. Luego retira las rodajas de limón con un cucharón y colócalas individualmente en una bandeja de goteo, para dejarlos secar.

Las rodajas de limón confitadas pueden mantenerse guardadas varias semanas, y son muy buenas para la decoración de pasteles y postres.

También se puede utilizar el jarabe que queda en la olla y usarlo para refinar bebidas alcohólicas, como el ron blanco.

Pollo al limón

  • 4 limones orgánicos
  • 2 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • sal
  • aceite de oliva
  • cuatro batatas pequeñas
  • perejil
  • vino blanco

Lava los limones y córtalos en rodajas. Pela las cebollas y batatas. También pela los dientes de ajo. Enjuaga el pollo por dentro y por fuera con agua fría, y sécalo dándole palmaditas con papel de cocina. Cepilla con aceite las paredes de una cacerola para hornear o una cazuela.

Sala los trozos de pollo, y ponlos en el recipiente (con la piel hacia arriba), coloca debajo de cada trozo una de las cuatro porciones de limón en rodajas y un diente de ajo. Esparce las papas, las cebollas y las rodajas de limón restantes en la cazuela, agrega aceite de oliva y jugo de limón.

Vierte el vino blanco y deja que todo se hornee lentamente a 200 grados en el horno, preferiblemente hasta que el vino esté casi evaporado, y el pollo y las verduras estén bien doradas. Duración: unos 30 – 40 minutos.

Acerca del autor

Avatar

Juan Carlos Cantú

El Doctor Juan Carlos Cantú es Cirujano general (Cirugía Endoscópica) con amplia experiencia en la redacción de artículos médicos para sitios web de salud y bienestar.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  
Notificar