Remedios caseros para aliviar la ronquera

Hay una gran variedad de remedios caseros para aliviar la ronquera y conseguir que recuperemos la voz, los clásicos remedios de miel, té de jengibre y gárgaras con sal no son los únicos que podemos usar para conseguir que nuestra garganta vuela a la normalidad y librarnos de la ronquera.

Preparado casero con miel para tratar la ronquera

Primero viene el frío y el dolor de garganta, luego la ronquera. A veces la voz se siente grave y chilla incluso sin un resfriado y luego incluso se ha ido por completo. Ahora sólo una cosa ayuda: recuperarte. Habla lo menos posible, no susurres.

Además, el aire húmedo también puede ser de gran ayuda para quienes tienen la voz ronca. Enciende un humidificador o, como excepción, cuelga tu ropa recién lavada en un perchero de tu apartamento. ¡Y nada de fumar, ni siquiera fumar de forma pasiva! – Eso debería ser evidente, ya que puede empeorar los síntomas de la ronquera.

Remedios caseros para la ronquera

Si quieres recuperarte rápidamente, debes de beber cosas que te hagan bien. Especialmente té caliente, como té de jengibre, manzanilla, tomillo, menta o salvia. Por supuesto, también hay muchos remedios caseros que ayudan a prevenir la ronquera.

Sin embargo, los consejos son diferentes para cada uno. Así que prueba qué remedio casero para la ronquera funciona mejor para ti. Hemos reunido los más efectivos:

1. Hacer gárgaras con té de salvia

Cocina el té de salvia y deja que hierva a fuego lento durante unos diez minutos. No bebas el té caliente después, haz gárgaras hasta por diez minutos y después escúpelo. Repite esto varias veces al día. Si no te gusta la salvia, toma tomillo o manzanilla.

Otra alternativa es probar con el jarabe de salvia que puede ser de gran ayuda también para aliviar problemas de congestión y otros padecimientos.

2. Masticar o beber jengibre

Corta una rebanada de raíz de jengibre fresco, pélala, ponla en tu boca, mastícala y trágala. También puedes rallar el jengibre, agregar agua caliente, dejar reposar durante cinco minutos, endulzar con un poco de miel y luego bébelo.

El jengibre tiene propiedades que aumentan el flujo de sangre a cualquier área del cuerpo. También es antiinflamatorio y está lleno de antioxidantes, por lo que puede ayudar a aliviar la irritación de la garganta y estimular el sistema inmunológico cuando estás enfermo con problemas en la garganta y la voz.

3. Hacer gárgaras con agua tibia con sal

Disuelve media cucharadita de sal en 250 ml de agua y haz gárgaras cada dos o tres horas. Puedes usar sal marina de la tienda de alimentos naturales o la llamada sal del Himalaya. Sin embargo, la sal normal hará el trabajo igual que cualquier otra para mejorar la ronquera.

4. Chupar dulces de hierbas

Chupar dulces de hierbas (por ejemplo, con salvia, onagra, sal de Emser o musgo islandés) estimula la salivación. La saliva contiene anticuerpos que combaten los virus en la faringe.

5. El truco con la miel

Deja que una cucharadita de miel se derrita en tu boca antes de irte a la cama y traga lentamente la dulce saliva. La miel de Manuka también se considera un antibiótico efectivo para aliviar la ronquera

6. Leche caliente con miel

Uno de los remedios caseros más antiguos: por la noche, toma un vaso de leche de almendras, arroz u la de tu preferencia, que esté tibia y con miel.

Precaución: si tus problemas de voz se deben al frío y los bronquios o senos paranasales están obstruidos, debes evitar la leche, y como siempre mencionamos, se debe acudir con un médico especialista antes de cualquier prueba casera.

7. Compresa de cebolla

Corta dos o tres cebollas en anillos y caliéntala ligeramente (en la sartén o en el microondas). Luego, pon un poco sobre un paño de lino, restriégalo y póntelo alrededor del cuello. Después, envuelve un paño de algodón sobre él. Usa la envoltura hasta que el calor disminuya. Si es posible, renuévalo tres veces al día.

8. Manzana asada con miel

Prueba este remedio incluso si una manzana asada con miel tal vez sirve más para levantar el estado de ánimo que para realmente aliviar la ronquera.

El antiguo remedio casero se prepara rápidamente: prepara una manzana asada en el horno, vierte sobre ella un poco de miel y cómela caliente. Esto proporciona rápido alivio a los síntomas de la ronquera.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.