16 especies de pescados dañinos para la salud que debes evitar comer

El pescado puede conformar una parte importante de una dieta saludable, pues contiene nutrientes esenciales como los ácidos grasos omega-3. Que pueden reducir la probabilidad de que desarrolles una enfermedad cardiovascular, cáncer, Alzheimer, etc. Sin embargo, hay algunas especies de pescados dañinos que deberías evitar comer.

Desafortunadamente, debido a la actividad industrial humana como la generación de electricidad con carbón, la fundición y la incineración de desechos, grandes cantidades de mercurio terminan en nuestras vías fluviales y, posteriormente, en los peces que nadan en ellas.

Una vez que este mercurio ingresa a la cadena alimentaria marina, se “bioacumula”. Esto significa que a medida que los peces más pequeños se comen los peces gradualmente más grandes, la concentración de mercurio en cada nivel aumenta.

Consumir demasiado mercurio puede ser peligroso para la salud y provocar intoxicación por mercurio. Por esta razón, la FDA y la Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. (EPA) han emitido pautas con respecto a la cantidad de mercurio que los humanos pueden ingerir de manera segura. Además, el Fondo de Defensa Ambiental (EDF), sin fines de lucro, ofreció una lista de pescados dañinos que no se recomienda comer.

16 tipos de pescados dañinos que no debes comer (o que debes comer menos)

1. Tilapia

La tilapia es uno de los pescados dañinos más consumidos, pero contiene niveles muy bajos de omega-3 y altos niveles de omega-6. Lo cual está relacionado con altos niveles de inflamación en el cuerpo. Llevar una dieta con una proporción adecuada de ácidos grasos omega 3 a 6 es importante cuando se trata de tratar la inflamación crónica.

El principal problema con la mayor parte de la tilapia que se consume es que se cultiva, con lo cual no tendrá el mismo perfil nutricional que el pescado capturado en la naturaleza. Un estudio de 2008 reveló que el consumo actual de pescado de cultivo como la tilapia ha llevado a un mayor consumo de ácidos grasos inflamatorios.

2. Bacalao del Atlántico

El problema con el bacalao del Atlántico está menos relacionado a la salud y más con el medio ambiente y la población de peces. El bacalao del Atlántico se ha pescado mucho durante mil años y, a finales de la década de 1990, la pesquería colapsó. La pesca de bacalao del Atlántico se ha reducido drásticamente desde entonces, pero la especie ha tenido problemas para recuperarse.

Científicos están de acuerdo en que el colapso de la pesquería ha cambiado fundamentalmente la red trófica del Atlántico Norte, y ahora la especie se considera vulnerable a la extinción.

3. Peces planos del Atlántico (fletán, platija y lenguado)

Este es otro caso de sobrepesca y desperdicio. Las pesquerías comerciales tienen lo que se conoce como “captura incidental”. Que es cuando un pez u otras especies marinas son capturadas involuntariamente mientras buscan otros peces.

Las pesquerías estadounidenses arrojan por la borda alrededor de 2 mil millones de libras de captura incidental cada año. Esto equivale a aproximadamente quinientos millones de comidas.

4. Caviar

El caviar son los huevos del esturión beluga, un pez milenario que puede vivir cien años. Sus huevos son muy buscados y se pueden vender por miles de dólares el kilo. Debido a esto, este pez que es muy especial también es muy vulnerable a la extinción. Lo mismo ocurre con muchos otros tipos de esturión.

5. Lubina Chilena

En cuanto al medio ambiente, esta es otra especie que ha sido objeto de una sobrepesca elevada. Además de eso, es uno de los pescados dañinos ya que su alto contenido de mercurio representa un riesgo para la salud de los seres humanos.

6. Anguila

Este es un pescado que quizás quieras evitar en el menú de sushi. Las anguilas tardan en madurar y se han sobrepescado en muchas partes del mundo, lo que ha provocado el colapso de algunas poblaciones.

Esto es problemático porque las anguilas juegan un papel importante en la propagación de las poblaciones de mejillones, que actúan como filtros de agua naturales. Además, las anguilas absorben y almacenan sustancias químicas nocivas y contaminantes con mucha facilidad. Este es un problema tal que en algunas zonas se aconseja a los residentes que no coman anguila más de una vez al año.

7. Salmón de cultivo

La mayoría del salmón se cultiva, y el salmón de piscifactoría puede contener mayores cantidades de contaminantes dañinos como los PCB. Los cuales están relacionados con una variedad de problemas de salud como la resistencia a la insulina, obesidad, cáncer y accidentes cerebrovasculares, por lo que se considera uno de los pescados dañinos.

El salmón del Atlántico de piscifactoría también se trata a menudo con antibióticos que los hacen más ricos en ácidos grasos omega-6 inflamatorios.

8. El Basa, Swai, y bagre rayado importados

La mayoría de las veces, estos pescados simplemente se etiquetan como “bagre”, y definitivamente deberías evitarlos. Un estudio de 2016 encontró que entre el setenta y el ochenta por ciento de estos peces estaban contaminados por Vibrio Bacteria, que es lo que causa la mayoría de los casos de intoxicación por mariscos.

9. Camarones de cultivo importados

Hay una serie de pesticidas que se utilizan a nivel mundial en la producción de camarón. Todos menos uno de ellos están prohibidos en los Estados Unidos, por ejemplo. Además de eso, estos camarones a menudo han sido tratados con grandes cantidades de antibióticos. Por lo que cada vez que manipulas estos camarones crudos, corres el riesgo de infectarte con bacterias resistentes a los antibióticos.

10. Cangrejo real importado

Alrededor de las tres cuartas partes de todos los cangrejos vendidos en los Estados Unidos se importan de Rusia, donde las prácticas de pesca insostenibles son muy comunes. Técnicamente, el único cangrejo que se captura en Alaska se le llama “Cangrejo real de Alaska”.

Sin embargo, el etiquetado incorrecto de estos productos es increíblemente común, por lo que es importante saber de dónde proviene el cangrejo. Si dice “importado” y “Alaska” en la etiqueta, algo anda mal y debes mantenerte alejado de él.

11. El reloj anaranjado

Estos peces pueden vivir varias décadas y, por lo general, no alcanzan la madurez sexual hasta que tienen al menos veinte años. Son otra especie que ha sido sobreexplotada, pero debido a sus ciclos de reproducción muy lentos, les cuesta mucho recuperarse.

También se conoce que el reloj anaranjado tiene altos niveles de mercurio.

12. Tiburón

Dado que los tiburones se encuentran en la parte superior de la cadena alimentaria, tienen niveles muy altos de mercurio. Estos también tardan en madurar y reproducirse, por lo que la sobrepesca también ha reducido sus poblaciones.

13. Atún rojo del Atlántico

El atún rojo ha sufrido una grave sobrepesca y ahora se considera que está muy cerca de la extinción. También son grandes peces depredadores y, por lo tanto, contienen elevados niveles de mercurio.

14. Pez espada

Este es otro pez depredador, por lo que una vez más, el mercurio es la principal preocupación en este caso. De hecho, el EDF ha recomendado que las mujeres y los niños eviten el pez espada por completo y los hombres no lo consuman más de una vez al mes.

15. Caballa real

Tanto la caballa real como la caballa española tienen altos niveles de mercurio y deben evitarse, especialmente en mujeres y niños.

16. Mero

El mero tiene niveles moderadamente altos de mercurio y es vulnerable a la sobrepesca. También suele ser objeto de fraude de productos del mar. El “mero” que está a la venta es a menudo una forma de pescado más barata que se ha etiquetado erróneamente de forma intencionada.

Cualquiera que sea tu opción a la hora de comer pescado, considera estas opciones, sobre todo cuando son a punto de extinción o están contaminados y son derivados de mar. Hoy en día, es difícil no encontrar un pescado de mar que no esté contaminado, con altos o bajos niveles de mercurio u otras sustancias dañinas, y ni qué decir de aquellos que son producto de granjas y factorías donde son alimentados y mantenidos de maneras nada saludables.