4 artículos en casa que puedes compostar y quizás no lo sabías

El compostaje es una excelente manera de reducir los desechos domésticos y ayudar a salvar la Tierra. ¿Por qué? Es fácil de hacer y la mayoría de los propietarios ya saben que pueden reciclar los restos de comida en abono.

Compost hecho en casa

Pero, ¿sabías que hay cuatro artículos domésticos comunes que probablemente estés tirando casi todos los días y que también se pueden convertir en abono? Sigue leyendo para saber cuáles son.

1. Aserrín

El aserrín se puede acumular en la casa por muchas razones diferentes: tal vez hayas asumido un proyecto de renovación de la casa, tal vez estabas limpiando la pila de leña en el patio trasero y lo trajiste hasta el vestíbulo, o cualquier otro motivo que haga que se acumule en la casa.

No importa por qué tengas aserrín en tu hogar, puedes usarlo en el abono. ¿La única precaución? Siempre que el aserrín esté libre de químicos y pintura, es seguro y saludable agregarlo al contenedor de abono.

Es mejor mantener un contenedor de abono en una proporción de cuatro partes de materia orgánica marrón por una parte de materia orgánica verde (por ejemplo los desechos orgánicos), de modo que el aserrín pueda ayudar a aumentar ese cociente de abono marrón.

2. Corchos de vino

¿Te encanta beber vino? Si es así, es muy probable que hayas tirado una tonelada de corchos de vino o que todavía los tengas tirados en casa.

Si tienes una colección de corchos de vino viejos, puedes tirarlos a la comportera de abono.

Solo ten en cuenta que solo los corchos hechos de material de corcho natural son compostables. ¡Los sintéticos no lo son!

¿Cómo se pueden distinguir los corchos “reales” de los “falsos”? Los corchos hechos de material de corcho real se sienten suaves y parecen de madera, con pequeños agujeros visibles en su superficie. Los corchos reales están hechos de la corteza del alcornoque. En cambio los corchos sintéticos se sienten gomosos y parecen de plástico.

3. Pelo de mascota

Probablemente cepilles a tu mascota al menos una vez a la semana, pues ese pelo que cae puede ser compostado. Lo creas o no, el pelo de perros y gatos es compostable y debe agregarse al contenedor de abono.

Puedes recoger bolas de pelo del suelo, así como sacarlas de los cepillos y peines de las mascotas. En lugar de tirarlo a la basura, ten un recipiente para recoger el pelaje para tirar en el contenedor de abono.

4. Filtros de café

Los filtros de café son completamente compostables, lo que significa que si preparas café en casa y usas filtros de papel, tienes un elemento adicional para agregar al compost.

Simplemente usa el filtro de café para hacer café y luego tíralo en el contenedor de abono cuando hayas terminado. Incluso puedes dejar los restos de café en él.

Una de las partes más interesantes del café es que es una bebida completamente sostenible y sin residuos.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.