Psicología Salud emocional

Aprende a detener los pensamientos obsesivos

¿Alguna vez has experimentado los pensamientos obsesivos? Seguro que sí, ya que es algo muy común entre los seres humanos. Se trata de pensamientos recurrentes que aparecen una y otra vez y no nos dejan sentirnos en paz. En el presente artículo te daremos los mejores consejos para que aprendas a controlar este tipo de pensamientos.

Una mujer que intenta detener sus pensamientos obsesivos

Los pensamientos forman parte de nosotros y nuestras vidas, como seres racionales que somos los empleamos para reflexionar, adquirir conocimientos y entender mejor el mundo que nos rodea y a nosotros mismos. Pero no siempre actúan en nuestro beneficio, a veces los pensamientos se convierten en nuestros principales enemigos.

¿Qué son los pensamientos obsesivos o negativos?

Tus pensamientos pueden determinar lo que decides y por lo tanto tu comportamiento y tu forma de ver el mundo, por lo tanto son algo que hay que cuidar y sobre todo aprender a controlar. ¿Se pueden controlar los pensamientos? Te habrás preguntado más de una vez. Pues sí, la respuesta es que se puede, y no solo eso, sino que es necesario para que sean tus aliados y no tus enemigos.

Seguro que más de una vez has intentado luchar contra tus pensamientos, y estos se han vuelto cada vez más fuertes. Los pensamientos obsesivos y negativos tienen realmente el poder que tú les concedas, nada más y nada menos. Por lo tanto tú eres el responsable de lo que piensas, de lo que decides y de cómo actúas, no solamente tus pensamientos.

Para que te hagas una idea, este tipo de pensamientos, cuando no aprendemos a controlarlos y hacer un buen uso de ellos, pueden llegar a controlar nuestras vidas. Estas son algunos de los pensamientos obsesivos y negativos más habituales:

  • Hacerse la víctima o dramatizar.
  • Tener la idea de que sabes lo que piensan los demás o lo que van a hacer.
  • Crearte unas expectativas que son surrealistas e inalcanzables, consiguiendo disparar la frustración y tu ansiedad.
  • Generalizar las situaciones que vives.
  • Criticar constantemente, juzgando todo lo que ves.
  • Pensamiento dualista, o todo es blanco o es negro, no hay un equilibrio y diversas posibilidades.
  • Quitarle valor a las cosas positivas que te suceden.

Seguramente alguno de estos tipos de pensamiento forme parte de cómo sueles pensar. Estos pensamientos negativos no se ajustan realmente a la realidad, ni son razonables. Son simplemente trampas del pensamiento que están limitando tu experiencia, y el cómo la estás viviendo e interiorizando.

¿Es posible controlar los pensamientos y salir de este modo de razonar que nos perjudica más que nos beneficia? La respuesta es sí, ahora te daremos algunas indicaciones para que lo consigas.

Aprende a controlar tus pensamientos

Antes de nada, lo que debes saber es que no tienes que luchar contra tus pensamientos, ya que ellos forman parte de ti. Aunque si debes diferenciar que tú no eres tus pensamientos, sino que simplemente estos forman parte de ti. Asimilar esto te dará poder sobre ellos.

Para evitar los pensamientos que te generan malestar y un sufrimiento innecesario, lo mejor es que aprendas a pensar de forma razonable siguiendo estos pasos:

  • Describe la realidad en la que vives sin caer en las exageraciones.
  • Se pueden apoyar en tu experiencia, de tal manera que son contrastables.
  • Razona en beneficio de la solución de los problemas y no en poner excusas que te desvían de tus objetivos.
  • No te estanques ni luches contra tus pensamientos, deja que vayan fluyendo y vayan pasando sin dar demasiada importancia a los que te provocan malestar.
  • No reprimas lo que sientes y las emociones que experimentas, ya que se enquistarán y aparecerán constantemente para recordarte que tienes cosas pendientes por resolver. Presta atención y comprende lo que te están queriendo indicar, esto forma parte de tu autoconocimiento.

Pon en práctica estas recomendaciones y lograrás controlar tus pensamientos obsesivos y negativos. Consiguiendo que dejen de ser tus enemigos, convirtiéndolos en tus aliados.

5/5 (2 Reviews)