12 árboles frutales que puedes cultivar en interiores

Si tienes espacio, cultivar un árbol frutal enano en tu hogar tiene algunas ventajas excelentes. Además de los beneficios habituales de tener una planta de interior, como su hermoso follaje y la limpieza del aire, puedes obtener un beneficio adicional: la fruta.

Árboles frutales que puedes crecer en el interior

Los árboles frutales son visualmente atractivos y ofrecen una alternativa agradable de la mala madre o el filodendro promedio.

Algunas cosas para considerar antes de tener un árbol en el interior

En lo que respecta a los árboles frutales, los que debes buscar son las variedades enanas. Estos son árboles que se injertan en portainjertos específicos que permanecerán pequeños y compactos.

Dicho esto, incluso las variedades enanas pueden crecer mucho más de lo razonable para una planta de interior, por lo que es necesaria la poda ocasional para mantener su tamaño manejable.

En estos días, es fácil encontrar árboles frutales enanos.

Si bien siempre es bueno apoyar a tu vivero local, incluso las grandes cadenas para hogar y jardines como Lowes y Home Depot te las pueden ofrecer.

La mayoría de estos árboles prosperan en un contenedor. Y tal vez te sorprenderás de saber cuántos tipos diferentes de árboles frutales puedes cultivar en interiores.

Consejos para la compra de un árbol frutal

Si compras un árbol en un vivero, es posible que debas trasplantarlo de inmediato si las raíces están muy apretadas. Si ese es el caso, querrás podar ligeramente las raíces y aflojarlas antes de trasplantar tu árbol. Elige una maceta solo un poco más grande que la maceta en la que la conseguiste.

Si compras un árbol en línea, lo más probable es que esté desnudo. Es decir, no estará plantado en una maceta con tierra. Inspecciona las raíces y recorta las que puedan haberse dañado durante el envío antes de plantar tu árbol. Riega bien tu árbol recién plantado.

Una de las mejores razones para cultivar frutas en interiores es la capacidad que te da de proporcionar el ambiente perfecto para el cultivo.

Cultivar en interior significa que puedes controlar todo, desde la luz hasta la humedad, hasta los nutrientes que obtiene tu árbol.

En general, la mayoría de los árboles frutales no producirán fruta hasta que tengan entre 1 y 2 años. Si bien puedes cultivar la mayoría de estos a partir de semillas, no cosecharás fruta en el corto plazo. Si lo que más te interesa es la fruta, compra el árbol más maduro que puedas encontrar.

Considera esto antes de cambiarlo de maceta:

Tu árbol probablemente empezará estando en una maceta más pequeña. Si está completamente saludable, resiste la necesidad de trasplantarlo a un recipiente grande de inmediato. Las plantas invierten su energía donde más lo necesitan.

Si están ajustados en una maceta más pequeña, producirán fruta. Cuando se trasplantan a un recipiente más grande, invertirán su energía en llenar ese nuevo espacio con raíces, y pasará un tiempo antes de que produzcan fruta nuevamente.

Replantar un árbol de interior de tamaño considerable puede ser algo pesado. En su lugar, reemplaza los primeros 5 cm superiores de tierra con tierra fresca para macetas cada año.

Sin embargo, mover tu árbol a una maceta más grande eventualmente se convertirá en una necesidad. Asegúrate de darle espacio a tu árbol para que crezcan sus raíces. También necesitarás 2.5 o 5 cm de material de drenaje en la parte inferior. Ve subiendo un solo tamaño de maceta a la vez cuando vas a trasplantar.

Otra cosa que debes considerar es qué tan pesado será tu árbol en su contenedor más grande. Dependiendo del árbol, moverlo para posicionarlo en un lugar con mejor luz o para ponerlo al aire libre en verano puede ser difícil. Arma un soporte de maceta con ruedas en la parte inferior para facilitar el trabajo.

Por supuesto, si realmente estás determinado a obtener fruta, tus árboles eventualmente necesitarán luz brillante para madurar tu cosecha.

Esto se puede lograr de varias maneras: puedes mover la planta al aire libre durante los meses más cálidos cuando está fructificando. Puedes mover la planta más cerca de una ventana que reciba la mayor cantidad de luz y por más tiempo. O puedes comprar un par de luces de crecimiento para ayudar a la madre naturaleza.

Con el uso de tecnología LED, las luces de crecimiento son relativamente baratas en estos días. Vienen en todas las formas y tamaños.

Y cuando no las estás utilizando para producir fruta, son excelentes fuentes de luz para hacer crecer las plántulas para tu jardín.

12 árboles frutales que puedes cultivar en interiores

árbol enano de mandarinas

Los cítricos son probablemente la primera y más obvia opción para un árbol frutal de interior. Hay algunas reglas que se aplican a todos los cítricos.

  • No dejes que su tierra se seque. A los árboles cítricos les gusta el suelo húmedo (sin agua) y prefieren una mezcla de suelo arcilloso.
  • Manténgalos empañados con un rociador para plantas de niebla fina.
  • Fertiliza los cítricos regularmente con una mezcla de fertilizantes hecha específicamente para cítricos.
  • La mayoría de los cítricos tardan entre seis y nueve meses en madurar; Las mandarinas pueden tomar hasta 18 meses.

1. Árbol de limón

Un árbol de limón adentro de la casa

El limón Meyer es probablemente el árbol frutal de interior más conocido, y por una buena razón. Su tamaño compacto y su deliciosa fruta lo convierten en una excelente opción natural para tu sala de estar soleada.

Los limones Meyer se autopolinizan y tardan un par de años en dar sus frutos.

Incluso los árboles enanos pueden crecer hasta 2.5 metros de altura, por lo que es necesario podar tu árbol para mantenerlo pequeño.

El limón Meyer necesita alrededor de 6 horas de sol al día. Se da mejor en suelos bien drenados que se mantengan ligeramente húmedos.

2. Árbol de lima

El limero y la lima kaffir son cítricos enanos populares.

El limero produce frutos pequeños de piel fina. Este árbol deberá ser polinizado a mano. Esto es bastante fácil de hacer, solo hay que cepillar suavemente el interior de cada flor con un pincel pequeño y limpio.

Asegúrate de comprar una variedad enana, y estarás haciendo una tarta de lima antes de que te des cuenta.

La menos popular lima kaffir es apreciada por sus hojas utilizadas en la cocina para agregar un toque amargo a los platos. El jugo y la cáscara de la fruta también producen un aroma maravillosamente fragante.

Tanto el limero como la lima kaffir prefieren pleno sol. Si puedes, colócalos afuera durante los meses más cálidos.

3. Naranjo

La calamondina es un árbol frutal especialmente fácil de cultivar en interior.

El fruto es un cruce entre un kumquat y una mandarina. Son picantes y sus delgadas pieles son muy dulces. Esta sería una excelente opción para cualquiera que busque un cítrico interesante con el cual cocinar. Estos prefieren pleno sol.

4. Higuera

Cultivar higos en tu hogar es mejor que esperar a que aparezcan en el supermercado cuando finalmente estén en temporada.

La higuera Brown Turkey es ideal para el cultivo en interiores y se autopoliniza.

Las higueras prefieren un ambiente húmedo, así que rocíalas regularmente.

Cultiva tu higuera en suelo arcilloso y colócala en un lugar que reciba pleno sol durante 6-8 horas al día.

5. Olivo

Árbol de olivo en casa

Si bien tal vez no sea lo que la mayoría de la gente considera una fruta, un olivo es un hermoso árbol frutal para cultivar en interiores.

Considere la Arbequina, que es muy adecuada para contenedores. Los olivos prefieren un suelo bien drenado y mucha luz, al menos 6 horas al día.

Si quieres que den fruta, necesitarán experimentar un período de unos dos meses de temperaturas más frías. Para esto llevarlos a un garaje o cobertizo que sea frío en otoño o invierno.

¡No olvides las hojas!

Las hojas de olivo son un ingrediente para preparar un té maravillosamente aromatizado y también tienen muchos beneficios para la salud.

6. Árbol frutal de maracuyá

La maracuyá o fruta de la pasión técnicamente crece en una vid, pero se incluyó porque es bastante fácil de cultivar en interiores.

Al igual que la mayoría de los otros árboles, prefiere un suelo bien drenado y al menos seis horas de sol al día.

Tendrás que darle a tu árbol de maracuyá un enrejado por el cual trepar. A este árbol le gusta mantenerse húmedo, pero no empapado, así que riégalo con frecuencia. Elige una variedad de bonsai, como el Mapplegreen.

Además de una fruta deliciosa, este «árbol» también te proporcionará hermosas flores.

7. Árbol de durazno y nectarina

Espera, ¿también puedes cultivar árboles de duraznos y nectarinas en interiores?

Sí, sí puedes.

Solo asegúrate de elegir una variedad enana que se autopolinice, y hay varias.

La Bonanza, Golden Glory, Nectarcrest, y la Dwarf Sweet China son solo un par de variedades populares de enanos.

Asegúrate de plantar tu árbol en una maceta grande con suelo arcilloso. Recuerda, querrás que las raíces estén bien ajustadas en la maceta, ya que esto alentará la fructificación. Fertiliza tu árbol regularmente y asegúrate de que reciba al menos seis horas de sol brillante al día.

Los duraznos y las nectarinas prosperan en lugares con mucho sol. Mantenlos húmedos, pero no empapados, y no dejes que la tierra se seque por completo entre riegos.

8. Chabacano

Árbol de Chabacano creciendo en maceta

La mayoría de nosotros conocemos al chabacano por su variedad seca que encontramos comúnmente en la sección de alimentos a granel.

Los chabacanos frescos son mucho mejores. Lo que convierte al árbol de chabacano en una opción ideal para tus árboles frutales de interior.

El Moorpark es un excelente chabacano enano, que alcanza solo 1.8 metros de altura. Al igual que con la mayoría de los árboles de interior, puedes podarlo para que se mantenga más pequeño y compacto.

Proporciona para tu chabacano un suelo bien drenado en una maceta cómoda. Asegúrate de que haya mucho sol, de 6 a 8 horas al día. Si tienes una ventana orientada al sur, esa sería la mejor ubicación para tu albaricoque.

Riega el chabacano regularmente y asegúrate de que la tierra no se seque entre riegos.

9. Árbol de aguacate

Si alguna vez cultivaste un árbol de aguacate a partir del hueso de un aguacate, entonces probablemente hayas soñado con algún recolectar tu propia fruta de esa pequeña plántula.

Desafortunadamente, este es un árbol frutal del cual es muy difícil obtener fruta si se cultiva en interiores.

Aunque no es imposible, los aguacates de interior generalmente no producen fruta.

Sin embargo, aun así, son hermosos árboles frutales y vale la pena tenerlos dentro de tu casa. Si estás utilizando una plántula que cultivaste desde un huso, deberás podarla regularmente a medida que comience a crecer.

La mayoría de las variedades no enanas crecen mucho. Como siempre, elige un suelo arcilloso y bien drenado para tu árbol de aguacate y posiciónalo un lugar que reciba sol abundante durante al menos seis horas por día. Mantén la tierra de tu aguacate húmeda, pero no empapada.

10. Platanera

árbol platanera en casa

Las plataneras, al igual que los árboles de aguacate, son otro árbol frutal que puede creer muy alto.

Sin embargo, para disfrutar de los trópicos desde tu hogar, elige una variedad enana de plátano. Algunas de las variedades enanas también pueden llegar a ser bastante altas, así que prueba con la platanera Lady Finger. Esta crece alrededor de 1.2 metros de altura y produce plátanos pequeños y delgados.

Como la mayoría de las plantas tropicales, las plataneras necesitan mucha luz solar y humedad. Asegúrate de que tu árbol de plátano tenga pleno sol durante 6-8 horas al día.

Rocía tu árbol con frecuencia para aumentar la humedad.

11. Morera

Las moreras o arbustos de mora son excelentes plantas de interior y son uno de los más fáciles de cultivar.

Para empezar bien, consigue una buena tierra para macetas con una capa de material de drenaje en la parte inferior. Y como la mayoría de los árboles frutales, este necesitará mucha luz de sol.

Dos moreras enanas que se adaptan perfectamente al cultivo en contenedores son las variedades ‘Everbearing’ e ‘Issai’.

Fertilízalos cada seis meses y pódalos para mantenerlos compactos, y eventualmente podrás disfrutar de los dulces frutos de tu trabajo.

12. Árbol frutal de Uchuva

Uchuva un árbol frutal para tener en casa

Aunque la uchuva o uvilla técnicamente no es un árbol, se incluye aquí ya que es una fruta muy sencilla de cultivar en interiores. No mucha gente sabe sobre ellas.

A menudo su sabor se describe como una mezcla entre una piña y un tomate. La uchuva tiene un sabor suave, casi a manzana, y son algo mantecosas. ¡Pero finalmente son deliciosas!

Cultiva tu uchuva plantando una semilla en una maceta de al menos 20 cm de profundidad. Utilizar un suelo bien drenado con un poco de compost mezclado mantendrá muy contenta a tu planta. La uchuva prospera mejor a pleno sol.

Ahora que sabes qué árboles frutales puedes cultivar con éxito en interiores, puedes terminar con una verdadera ensalada de frutas en tu sala de estar.

Estas plantas elegantes y majestuosas harán que cada espacio en tu sala de estar resalte maravillosamente. ¿Cuál vas a empezar a cultivar?

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.