Psicología Salud emocional

Beneficios del teatro terapéutico para conocernos mejor

A través del teatro podemos ver la representación de la propia vida. El escenario, los personajes y escenas son un reflejo de las situaciones diarias que vivimos habitualmente. Ya lo dijo William Shakespeare “La vida es teatro”. En esta ocasión os acercaremos a lo que supone el teatro terapéutico en relación con nuestros conflictos personales.

Beneficios del teatro terapéutico para mejorar la salud emocional

El teatro siempre ha sido una forma de dar cabida a todos los personajes que existen en nuestro mundo. Nosotros siempre nos encontramos interpretando algún rol, un papel que hemos asumido en algún momento de nuestras vidas. Al interpretar ciertos roles hemos creado patrones de conducta que nos limitan y no nos dejan desarrollarnos.

¿Qué es el teatro terapéutico?

El teatro terapéutico es una oportunidad para salir de un rol específico, el cual estamos interpretando en nuestra propia vida. Bajo multitud de circunstancias caemos en la misma frase de “no puedo actuar de otra manera porque yo soy así”, hasta el punto que nos creemos que no podemos hacer las cosas de otra forma que nos favorezcan más.

Muchos psicoterapeutas, sobre todo de la rama humanista, optan por esta opción como método terapéutico. Ya que supone un proceso único donde la persona puede expresarse de forma creativa, afrontar los límites que se ha autoimpuesto, y conocer así de una forma más cercana su auténtica personalidad.

Mediante este tipo de psicoterapia las personas rompen con sus corazas, que están en el propio cuerpo y hablan por sí solas a través, sobre todo, de la somatización. Se trata de las emociones no expresadas, las conductas reprimidas, gestos, sentidos y acciones ante situaciones específicas que no tuvieron la oportunidad de salir y quedaron atrapadas.

Beneficios del teatro terapéutico

La mayoría de las personas tenemos problemas para gestionar nuestras emociones, para expresarnos y mostrarnos con honestidad y autenticidad.

Vivimos sin darnos cuenta en la propia cárcel que hemos creado para nosotros. con limitaciones que no dejan que desarrollemos todo nuestro potencial. El teatro terapéutico rompe con estos esquemas ofreciéndonos los siguientes beneficios:

  • Recuperar la capacidad de creatividad e imaginación.
  • Aprender a cambiar y modificar las conductas que están resultando perjudiciales.
  • Facilita el autoconocimiento, el desarrollo psicológico y social.
  • Afrontación de los conflictos a través de ejercicios lúdico-prácticos.

Problemas como son la inseguridad, la vergüenza, culpabilidad, expectativas, presión social, miedo de hacer el ridículo o a que nos rechacen; son conductas que nos generan frustración y condicionan nuestras vidas hasta el punto de causarnos graves problemas psicológicos. La ansiedad, depresión, fobias, problemas para relacionarnos, estrés crónico, etc. Son muchas veces manifestaciones de nuestros conflictos internos.  

Estos conflictos internos que tanto nos angustian pueden ser resueltos a través del teatro terapéutico; gracias al humor, las improvisaciones y la resolución de los conflictos a través de la creatividad.

De esta forma adquirimos recursos y herramientas que nos servirán para romper con las barreras que están limitando todo nuestro potencial y desarrollo personal. El teatro terapéutico es una excelente oportunidad para expresar todo lo reprimido y enquistado, que nos produce malestar y angustia.

5/5 (3 Reviews)