Anemia Salud

Causas de la anemia, síntomas y tratamientos

La anemia es una enfermedad de la sangre, muy frecuente en muchas regiones del mundo, sobre todo en países en vías desarrollo donde una de sus principales causas es la carencia de hierro en la dieta y la falta de ingesta de suplementos.

Conoce cuáles son las causas de la anemia, síntomas y tratamientos recomendados

La anemia es una patología muy variada, teniendo varias causas de su aparición, algunos tipos son muy comunes y otros son muy raros, algunos muy leves y otros graves llegando incluso a ser mortales si no se toma la conducta adecuada a tiempo.

La anemia es la expresión de la disminución de los niveles de hemoglobina por debajo de los límites normales, secundaria a la disminución del número de hematíes o glóbulos rojos funcionantes.

La función principal de los hematíes es transportar el oxígeno a los diversos tejidos del organismo para así proveer de energía a la célula. La manera como el glóbulo rojo puede transportar oxígeno es por medio de la unión de esta molécula con la hemoglobina en el interior del hematíe y es por ello, que la disminución de la hemoglobina causa directamente anemia.

Causas de la anemia

La anemia se presenta si el organismo produce muy pocos glóbulos rojos, si destruye demasiados glóbulos rojos o si los pierde. Muchas enfermedades, problemas de salud y otros factores pueden causar anemia, estas pueden ser adquiridas o hereditarias.

En algunos casos la causa de la anemia no llega a conocerse luego de estudiar al paciente, lo que se conoce como idiopática. Según el tipo de anemia la causa será distinta como, por ejemplo:

Anemia aplásica

Este tipo de anemia se presenta cuando la médula ósea no puede producir las células precursoras de las células sanguíneas, entre estos, los glóbulos rojos y glóbulos blancos o leucocitos. Por lo que la anemia, en este caso, también se acompaña de debilidad del sistema inmunitario que no es capaz de luchar eficientemente contra las infecciones.

También puedes leer:  5 signos de advertencia que revela la orina turbia

Anemia dilucional

En el embarazo ocurre de manera fisiológica un aumento de la volemia (volumen de sangre), que secundariamente genera una disminución del número de hematíes y por consiguiente de los niveles de hemoglobina. 

Anemia hemolítica

Es un trastorno autoinmune, en el caso de ciertos trastornos hacen que se produzcan anticuerpos que destruyen los glóbulos rojos, generando a su vez anemia. 

Anemia perniciosa

Se produce debido a la incapacidad de las células parietales del estómago de producir el llamado factor intrínseco, necesario para absorber apropiadamente la vitamina B12 (cobalamina), la cual es necesaria para la producción de los glóbulos rojos.

Anemia carencial (por déficit de hierro, ácido fólico y vitamina B 12)

Estos componentes son necesarios para las funciones metabólicas de la sangre, por lo que la disminución de la ingesta de hierro, ácido fólico y/o vitamina B12 (por desnutrición) o el agotamiento de las reservas de hierro (por enfermedad aguda o crónica) afecta la producción de los glóbulos rojos, produciendo anemia.

Anemia secundaria a hemorragia

El sangrado activo abundante ya sea de una víscera (interno) o externo (a través de mucosa o solución de continuidad en la piel o hueso), puede causar anemia debido a la pérdida de los elementos formes de la sangre, incluyendo a los hematíes.

Anemia hereditaria

Existen algunas enfermedades congénitas que afectan la forma del hematíe y, por ende, sus funciones. Entre estas se encuentran la anemia drepanocítica o falciforme, la esferocitosis y las talasemias.

También puedes leer:  Qué es la premenopausia y cuáles son sus principales síntomas

Síntomas de la anemia

Los síntomas de la anemia dependerán del tiempo de instauración de la anemia y su severidad. Los más frecuentes son:

  • Palidez cutáneo-mucosa.
  • Mareos
  • Cansancio o debilidad
  • Sudoración a predominio nocturno.
  • Pulso débil y rápido.
  • Respiración rápida.
  • Sensación de falta de aliento.
  • Calambres (parestesias) en miembros inferiores.
  • Arritmias, soplos, insuficiencia cardíaca, taquicardia, palpitaciones, etc.

De presentar alguno de estos síntomas debe consultar con su médico

Tratamiento

La mayoría de las anemias tienen tratamiento, dependiendo del tipo de anemia diagnosticada, así como del tiempo de instauración y la gravedad de las condiciones del paciente.

Los principales objetivos del tratamiento son:

  • Aumentar las cifras de hematíes o la concentración de hemoglobina para mejorar la capacidad de la sangre de transportar oxígeno.
  • Tratar la patología o causa de base que está produciendo la anemia.
  • Superar los síntomas y mejorar la calidad de vida.
  • Implementar una dieta balanceada con ingesta de hierro, ácido fólico y complejo vitamínico B, en caso de ser necesario.
  • Prevenir complicaciones de la anemia.

Finalmente, es aconsejable que debe realizarse un diagnóstico oportuno con la finalidad de tratar la anemia prontamente de la manera más adecuada, siendo conveniente en algunos casos solo modificar la alimentación y tomar suplementos nutricionales.

En otros casos más severos, pudiera ser necesario no sólo el uso de algunos medicamentos, sino también procedimientos diagnósticos como biopsias medulares, o terapéuticos, como las transfusiones sanguíneas o trasplante de médula ósea, entre otros.

5/5 (4 Reviews)