Flatulencias Salud

Causas frecuentes de exceso de gases estomacales

Todos los seres humanos tenemos gas en el estómago e intestino. El aire ingresa al organismo al ser deglutido esto se denomina aerofagia. Y aquel que no se elimina al eructar eventualmente atravesará el tracto digestivo y será expulsado como flatos a través el recto.

mujer con síntomas de gases estomacales

Cómo se producen los gases estomacales

Una persona promedio puede producir hasta 1.5 litros de gases diariamente estos gases están formados por anhídrido carbónico, nitrógeno, oxigeno, hidrogeno y metano.

El olor molesto que estos pueden generar se debe a las bacterias presentes en el intestino grueso y que producen gases que contienen azufre y anhídrido sulfúrico.

La acumulación de aire en el estómago aumenta el volumen gástrico, lo que activa los receptores en la pared gástrica. Esto da inicio a un reflejo que conduce a la salida de gases por el tracto digestivo superior y produce en ocasiones un eructo audible.

El eructo excesivo a menudo se reporta en pacientes con enfermedad de reflujo gastroesofágico y dispepsia funcional.

A veces, los pacientes presentan eructos excesivos como síntoma aislado. Estos pacientes eructan en frecuencias muy altas, hasta 20 veces por minuto, y con frecuencia durante la consulta.

Esta condición se conoce como aerofagia. En estos pacientes, el aire es aspirado hacia el esófago o inyectado por contracción faríngea, después de lo cual se expulsa de inmediato.

La aerofagia es un trastorno del comportamiento, y la terapia conductual y / o la terapia del habla parecen ser la terapia de elección.

Causas de los gases estomacales

El gas en el intestino grueso se produce por fermentación de alimentos no absorbidos por acción de las bacterias de la flora normal del intestino. Las principales causas de la producción excesiva de gases se enumeran a continuación:

También puedes leer:  Dolor de articulaciones está relacionado con bacterias en el intestino

Fermentación

La fermentación de los alimentos ocurre en el intestino grueso sin embargo algunas bacterias ascienden al intestino delgado y producen fermentación precoz y debido a que el proceso de digestión no ha terminado se incrementa la producción de gases que posteriormente serán expulsados como flatulencias.

Hábitos alimenticios

La masticación de los alimentos es el primer paso para una buena digestión y producir una adecuada salivación que permita acelerar el proceso.

Además, al comer rápido las personas abren demasiado la boca y los alimentos se ingieren acompañados de gran cantidad de aire (aerofagia). Además otros hábitos como tomar líquido con una pajilla, masticar goma de mascar, chupar caramelos o hablar mientras se come, hacen que se degluta aire.

Consumo excesivo de lácteos

Algunos factores pueden afectar la producción de la lactasa uno de ellos es la edad. Se recomienda evitar su consumo o cambiarlo por alternativas de productos libres de lactosa.

Alimentos

Las fuentes más comunes de gases son: alimentos ricos en fibra, algunas frutas y verduras, frijoles, huevos, ajo,  brócoli, coliflor, espárragos, champiñones, repollo y salvado, cebolla, azucares, edulcorante, lácteos, almidones, bebidas carbonatadas como las gaseosas o la cerveza.

Patología Médicas

A continuación se mencionan algunas patologías médicas que pueden ser propicias para el desarrollo de gases estomacales y flatulencias.

Desequilibrios en la flora bacteriana

Algunas condiciones patológicas en el intestino tales como las infecciones pueden desencadenar desequilibrio en la flora bacteriana y en el PH del intestino lo que aumenta la producción de gas y también puede ocasionar diarrea y pérdida de peso.

El crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado suele ser una complicación de otras afecciones. 

También puedes leer:  5 vitaminas indispensables para la salud del cuerpo

Estreñimiento

En casos de estreñimiento ocasional o crónico las heces estancadas en el intestino generan gases. 

Enfermedad Intestinal

Enfermedades crónicas como diverticulitis, colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, el cáncer de colon o cualquier enfermedad que cause obstrucción intestinal.

Intolerancia a lo Carbohidratos

Los trastornos para digerir los carbohidratos pueden originar síntomas como gases, diarrea y distensión abdominal posterior a la ingesta de lácteos estos incluyen: la intolerancia a la lactosa, intolerancia a la fructosa y enfermedad celíaca que corresponde a un desorden inmunológico en el que no se puede tolerar el gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno, la cebada y algunos productos como el bálsamo para los labios y los cosméticos. Al padecer de enfermedad celíaca, el gluten daña el revestimiento del intestino delgado.

Síndrome de Intestino Irritable

Este síndrome puede afectar la forma en que el gas se mueve a través de los intestinos y además produce dolor o malestar abdominal y cambios en los patrones de movimiento intestinal.

Reflujo gastroesofágico

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es una afección crónica que se presenta cuando el contenido del estómago regresa a su esófago. Las personas con ERGE pueden eructar repetidas veces para aliviar los síntomas de reflujo.

Referencias

Leer con atención:
Los contenidos publicados en Vida Lúcida son exclusivamente con fines informativos. Los temas de salud, nutrición y dietas no deben sustituir el diagnóstico ni la consulta con un Médico Profesional.
5/5 (1 Review)