Cólicos durante el embarazo y qué nos indican

Durante el proceso de embarazo, ocurren muchos cambios en el organismo de la mujer, tanto físicos como emocionales. Los cólicos durante el embarazo son una de los principales afecciones que padece la mujer. 

Mujer con cólicus

Dolores abdominales y cólicos en la mujer durante el embarazo

Un ejemplo característico puede ser la aparición de cólicos. ¿Qué hacer ante este tipo de malestares? Esta es una de las molestias de normalidad en la mujer embarazada, así que no es de asustarse si se presentan este tipo de casos. Solo se debe conocer a qué se deben los cólicos y cómo se puede tratar este tipo de dolencias.

Es importante saber que este tipo de situaciones hasta cierto punto son normales, ahora bien, en casos dónde ya el malestar de los cólicos se torna intenso y constante, es conveniente consultar a un especialista, que evaluará la causa que esté originando este malestar.

A continuación se detallan aspectos relevantes, para que se pueda entender a qué se debe la aparición de los cólicos en el embarazo.

El primer trimestre y los molestos cólicos

Durante los primeros meses de embarazo es común que se presenten malestares leves, como el caso de los cólicos. Esto es debido al crecimiento de la matriz en primer lugar. Pero existen otras eventualidades, que permiten la aparición de esta molestia, y se generan cólicos fuertes o dolorosos o se producen al mismo tiempo con la presencia de un sagrado.

Lo anterior puede deberse posiblemente a un embarazo en la trompa o a una pérdida y ya en estas circunstancias se debe consultar con un médico especialista en este campo.

Por otra parte se habla de litiasis biliar, como aquella presencia de cálculos o concreciones, que son ocasionadas por accesos molestos, los cuales se denominan cólicos hepáticos.

Otras causas posibles de los cólicos en el embarazo

Existen otras razones, que explican la aparición de los cólicos durante el embarazo. Entre ellos, se pueden mencionar las siguientes:

  1. La preeclampsia. Este caso, puede ser debido a la proteína en la orina y la hipertensión arterial, como elementos que provocan el originen de las molestias de cólicos en el embarazo.
  2. El parto prematuro. También, los cólicos pueden aparecer a las 37 semanas del embarazo aproximadamente, como un indicio de parto prematuro. Se convertiría en este caso, en una alerta importante que amerita atención médica urgente.
  3. Las infecciones del tracto urinario. Cuando se presentan molestias a nivel bajo del abdomen, al orinar pueden estarse presentando este tipo de condiciones en la mujer embarazada.
  4. El desprendimiento de la placenta. Los dolores que se presentan cuando ocurre esta condición, tienden a no desaparecer. Por tanto en este punto es conveniente consultar con un especialista.
Te puede interesar:
Riesgos de quedar embarazada después de los 35 años

Cómo aliviar los cólicos  durante el embarazo

Cuando se presentan cólicos leves o intensos y dolorosos, que se originan por las razones descritas anteriormente, se debe contar con la supervisión de un especialista; es clave para poder evaluar este tipo de eventualidades durante el desarrollo del embarazo.

Al respecto el especialista podrá ellos indicar que se implemente un antiespasmódico, para lograr que los síntomas puedan ir disminuyendo.

Aunado a ello, existirán otros tipos de medicamentos según las características del síntoma que se esté presentando; pero, en muchas ocasiones cuando la mujer embarazada presenta cólicos molestos, al estar en reposo suele encontrar alivio. Mientras esto ocurre, es conveniente llevar el registro de las veces en que se presenta este malestar y en que situaciones empeoran, para que el especialista pueda hacer su diagnóstico respectivo.

Buscar ayuda especializada

Cuando los cólicos se vuelven dolorosos o se acompañan de otros elementos, es conveniente consultar al médico, para poder encontrar la razón de tal sintomatología y poder conseguir aliviar este tipo de molestias. Se deben considerar las siguientes situaciones por las cuales acudir a un especialista:

  • Dolor intenso de forma constante.
  • Dolor acompañado por contracciones en la zona baja del abdomen.
  • Sangrado, mareos, calambres vaginales, síntomas gastrointestinales y secreción.
  • Calambres, acompañados con dolor en el cuello u hombro.

En definitiva, es importante prestar atención a este tipo de molestias durante el embarazo. Dado que por alguna razón se están produciendo y deben ser tratadas con atención especializada.

De esta manera, se podrá conseguir el tratamiento adecuado para evitar que alcance un nivel de gravedad y mayor dolor.

Se debe llevar un registro o control del proceso de embarazo, lo que permite a los especialistas poder contar con todos los detalles, para poder determinar las posibles causas que estén originando estos cólicos en el embarazo.

Por ende, contar con un médico de cabecera, puede ser clave para poder encontrar la razón del posible desarrollo de los cólicos.

Existen muchos consejos caseros para el alivio de los cólicos en las mujeres embarazas, pero es de suma importancia siempre tener la observación de un especialista para evitar que este tipo de dolencias se agraven o se tornen con un nivel de intensidad, que termina provocando consecuencias graves para el embarazo.

Acerca del autor

Avatar

Dra Yaritza Delgado

Médico Cirujano. Egresada de La universidad de Los Andes con más de 17 años de experiencia. Dedicada al bienestar y la salud de los seres humanos. Creo que el conocimiento tiene una función para el bienestar de la comunidad, y he dedicado mi vida al mejoramiento y educación de la Sociedad. Soy Escritora e investigadora publicada.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  
Notificar