Derrame cerebral

4 cosas que destruyen tus arterias y cómo mantenerte saludable

Los vasos sanguíneos sanos son vitales. Proporcionan a los órganos nutrientes. Si las arterias se calcifican, aumenta el riesgo de diversas enfermedades. Debido a que la calcificación inicialmente no causa molestias y puede pasar inadvertida, es importante conocer y evitar los factores de riesgo.

Conoce los factores que causan problemas de arterias obstruidas

Factores que perjudican nuestras arterias

Nuestros vasos sanguíneos transportan sangre y, por lo tanto, oxígeno y nutrientes a través del cuerpo. Deben ser abiertos y elásticos para que la sangre llegue a todos los órganos y a cada célula del cuerpo. Martin Halle, Director Médico del Centro de Prevención y Medicina Deportiva de la Universidad Técnica de Munich, nombra a los mayores enemigos de las arterias, así como cuatro formas de mantenerlas sanas y elásticas.

1. Fumar destruye las células vasculares

Incluso la nicotina de un cigarrillo garantiza que los vasos se contraigan y que ciertas regiones del cuerpo ya no reciben sangre, lo que no dura mucho. Sin embargo, fumar daña los vasos a largo plazo. Porque ataca la capa interna de los vasos. Las células de esta capa de revestimiento mueren. Esto crea agujeros y cicatrices.

2. El azúcar en la sangre disuelve las células vasculares

Un alto nivel de azúcar en la sangre daña la pared interna de los vasos al igual que un cigarrillo, advierte Halle, quien se especializa en cardiología, medicina interna y medicina deportiva.

Los diabéticos y los pre-diabéticos con un nivel de azúcar en la sangre permanentemente alto destruyen la capa protectora de sus vasos sanguíneos.

3. El colesterol endurece los vasos

Igualmente riesgosos son consistentemente altos niveles de colesterol. Porque el colesterol se deposita debajo de las células vasculares y forma pequeñas islas que endurecen las arterias.

También puedes leer:  Qué son los ataques o derrames cerebrales y por qué ocurren

4. La hipertensión hace que los vasos sanguíneos se rompan

Si los vasos ya están dañados, la presión arterial alta permanentemente es más peligrosa. Bombea la sangre con mayor presión contra las paredes de los vasos, los cuales pueden desgarrarse.

Si varios componentes lo golpean, el  riesgo de sufrir algún tipo de accidente vascular no solo aumentará, sino que también se potenciará. Esto significa que cualquier persona que fume y tenga diabetes y presión arterial alta tiene un riesgo nueve veces mayor de enfermedad vascular en comparación con un no fumador sin diabetes ni hipertensión.

Cómo evitar el deterioro de los vasos sanguíneos

El deporte mantiene nuestros vasos elásticos. Porque el aumento de la frecuencia del pulso durante los deportes estira los vasos, esto inicia ciertos procesos químicos que reparan las células rotas en la pared del vaso. Por lo tanto, el deporte no solo puede mantener preventivamente la salud de las células, sino que también puede curarlas.

El deporte que ejerce presión sobre los músculos y los huesos, como trotar o las caminatas rápidas, también liberan células madre de la médula ósea al torrente sanguíneo. Estas son las células primordiales de nuestro cuerpo, que pueden transformarse en diferentes células. Si se meten en los vasos sanguíneos, se pueden unir como nuevas células vasculares.

Además, el deporte reduce los niveles de azúcar en la sangre y, por lo tanto, el riesgo de padecer diabetes. Tiene sentido hacer dos caminatas al día o una unidad de deportes intensos de siete a diez minutos, siempre y cuando eso nos haga sudar.

También puedes leer:  Las hojas de olivo podrían prevenir diabetes y derrame cerebral

Mantener tu peso normal

Trata de alcanzar o mantener un peso corporal normal. Cualquier persona con sobrepeso libera más sustancias inflamatorias del tejido graso a la sangre. Estos dañan la capa interna de los vasos.

Dieta con acidos grasos insaturados

La relación entre una dieta equilibrada y arterias sanas está demostrado por algunos estudios significativos. Pero es importante tener una dieta con ácidos grasos insaturados en lugar de saturados. Los ácidos grasos saturados son “rígidos”, los ácidos grasos insaturados son “flexibles”. Algunos curan las paredes de los vasos, los otros las hacen elásticas. Los vasos duros se rompen mucho más rápido que los elásticos.

Los productos líquidos a temperatura ambiente consisten en ácidos grasos insaturados (aceite de oliva, aceite de colza, aceite de girasol), productos duros, ácidos grasos saturados (mantequilla, manteca de cerdo). El pescado, legumbres y granos enteros también contienen buenos ácidos grasos insaturados.

4. Verduras de colores

Los polifenoles dan color a las frutas y verduras. Hacen que el tomate sea rojo, la berenjena morada y la manzana verde. Ellos ejercen un mecanismo de protección en nuestras células. Por lo tanto, se recomienda usar varios tipos diferentes de verduras al cocinar, para un plato tan colorido como sea posible.

4 cosas que destruyen tus arterias y cómo mantenerte saludable
5 (100%) 4 votos

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  
Notificar