Edema en la fibromialgia y qué lo causa y remedios naturales

La fibromialgia sigue siendo una condición ampliamente incomprendida, una que la comunidad médica aún está explorando e investigando. La fibromialgia se presenta en varias formas. Una condición muy poco conocida causada por la fibromialgia es el edema (o inflamación de la fibromialgia). ¿Estás sufriendo de edemas a causa de la fibromialgia?

edema en la fibromialgia

Edema en la fibromialgia y sus causas

El edema es la hinchazón causada por el exceso de líquido atrapado en los tejidos de tu cuerpo. El edema puede afectar cualquier parte del cuerpo, aunque se observa con mayor frecuencia en las manos, brazos, pies, tobillos y piernas.

El edema, al igual que otras afecciones dolorosas, puede causar un alto nivel de frustración y confusión a los afectados. Identificar los síntomas correctamente puede proporcionar respuestas e indicar si padeces edema.

Afortunadamente, existen remedios naturales que pueden ayudar a controlar o reducir los síntomas del edema.

Si presentas los siguientes síntomas, puede estar sufriendo de edema.

Reconociendo los síntomas del edema

Los síntomas del edema incluyen hinchazón o inflamación, que es más común en las piernas o los brazos. Piel estirada o brillante que puede ser propensa a rasgarse o desgarrarse. Piel con hoyuelos; esto es evidente en la piel que se mantiene hendida después de presionarse durante varios segundos.

Los síntomas adicionales del edema incluyen aumento del tamaño abdominal, dificultad para respirar y brazos o piernas pesados.

Desencadenantes comunes del edema

Si experimentas el edema como una complicación de la fibromialgia, puede ser útil que conozcas otras causas comunes. Hacer todo lo posible para evitar estos desencadenantes puede ayudarte a evitar que el edema empeore mientras pruebas remedios naturales para controlarlo.

1. Estar sentado o de pie durante períodos prolongados.

2. Ciertos medicamentos: medicamentos para la presión arterial alta, esteroides, estrógenos, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos y ciertos medicamentos para la diabetes llamados tiazolidinedionas.

3. La enfermedad renal puede contribuir a un exceso de sodio y líquido en tu circulación. Por lo general, ocurre en las piernas y alrededor de los ojos.

4. El líquido de la cirrosis puede acumularse en el abdomen y las piernas debido al daño hepático.

5. Insuficiencia cardíaca. Si el corazón está débil y no puede bombear sangre de manera eficiente, la sangre se acumulará en ciertas áreas del cuerpo. Esto puede hacer que el líquido se filtre desde los vasos sanguíneos hacia el área circundante.

6. Insuficiencia venosa: una deficiencia del flujo sanguíneo. Cuando tus venas tienen problemas para enviar sangre de tus extremidades a tu corazón. A menudo causada por venas varicosas.

7. Deficiencia severa de proteínas: la proteína ayuda a retener la sal y el agua dentro de los vasos sanguíneos. Cuando la albúmina, una proteína de la sangre se vuelve demasiado baja, se retiene un exceso de líquido que puede filtrarse a los tejidos.

6 remedios naturales para el edema

Vinagre de manzana

Este ayuda a reponer los niveles de potasio y revertir la retención de líquidos. Agrega 1 o 2 cucharaditas a un vaso de agua y bebe. El vinagre de manzana también es una buena adición para las ensaladas.

Sales de Epsom

Reducen la hinchazón y la inflamación, y también pueden extraer el exceso de líquidos y toxinas del cuerpo. Vierte 2 tazas de sales de Epsom en el agua de tu bañera. Sumérgete en el agua durante 10-15 minutos. Esto se puede repetir hasta 3 veces por semana.

Como alternativa, puedes omitir el baño de todo el cuerpo y remojar solo los pies. En una cubeta o cubeta pequeña, sumerge los pies en agua tibia que llegue justo arriba de los tobillos. Agrega 1/2 taza de sales de Epsom y remoja durante 30-60 minutos.

Aceite de árbol de té

Frotar aceite de árbol de té en el área afectada ayuda a reducir la hinchazón y la inflamación. Agrega 5-10 gotas de aceite de árbol de té a un aceite base y frota suavemente sobre el área afectada. Es necesario un aceite base para limitar la irritación en la piel. Los aceites base sugeridos incluyen aceite de coco, aceite de almendras, aceite de aguacate o aceite de oliva.

Hoja de diente de león

El diente de león es un diurético natural que estimula el drenaje de líquido. El diente de león también contiene potasio que equilibra los niveles de sodio en el cuerpo. Intenta agregar un poco de diente de león a tu té.

Perejil

Un diurético natural que estimula la producción de orina para ayudar a aliviar la retención de agua y la hinchazón. Agrega 1 cucharadita de perejil seco a 2 tazas de agua. Hierve durante 10 minutos, cola y luego bebe. El perejil también es un buen complemento para sopas, ensaladas o sándwiches.

Masajes

Tener un masaje suave promueve el flujo sanguíneo, aliviando la presión sobre los vasos sanguíneos y ayuda a reducir la hinchazón. Aplica aceite tibio en el área afectada y use movimientos suaves para promover la curación. Los aceites sugeridos incluyen mostaza, oliva o coco.

Acerca del autor

Avatar

Tay Cuéllar

Soy Tay Cuellar, administradora de Vida Lúcida y diversos blogs de temática salud, superación personal y bienestar. Te invito a mi espacio donde podamos compartir información y aprender sobre dietas saludables, ideas de ejercicios y motivación para mujeres (y hombres) que estén padeciendo enfermedades crónicas o autoinmunes. ¡Encuéntrame en mis redes sociales!