Edulcorantes de fruto del monje: todo lo que necesitas saber

No hay duda de que a la gente le encanta comer. Disfrutar de una buena comida en buena compañía es uno de los grandes placeres de la vida. Sin embargo, no cuidar nuestra alimentación puede contribuir al desarrollo de enfermedades como la obesidad y la diabetes. Por eso han surgido alimentos beneficiosos que sustituyen a aquellos que nos hacen daño, como los edulcorantes de fruto del monje.

Edulcorantes de fruto del monje

Reemplazar los alimentos y bebidas con alto contenido de calorías y azúcares añadidos por otros con menos azúcar es una excelente opción para reducir la ingesta de calorías en exceso. A su vez, esto puede ayudar a reducir el riesgo de obesidad y enfermedades crónicas relacionadas con ella. 

Este grupo de edulcorantes bajos en calorías, se utilizan en alimentos y bebidas como una forma de reducir la ingesta de azúcares añadidos y, al mismo tiempo, proporcionar la satisfacción de disfrutar de algo dulce.

¿Qué son los edulcorantes de fruto del monje?

La fruta del monje, también conocida como Io han guo o Siraitia grosvenorii, es una pequeña fruta redonda originaria del sur de China. Se ha utilizado durante siglos en la medicina oriental para tratar resfriados y promover la digestión. Y ahora también se utiliza para endulzar alimentos y bebidas. 

Los edulcorantes de fruto del monje se hacen retirando las semillas y la piel de la fruta, triturando la fruta y recolectando el jugo. El extracto de fruta, o jugo, contiene cero calorías por porción. La FDA permite el uso de edulcorantes de fruto del monje en alimentos y bebidas.

¿Qué le da su sabor dulce al fruto del monje?

Los compuestos que dan dulzor a la fruta madura del monje se denominan mogrósidos. Estos consisten en una estructura principal llamada mogrol con unidades adheridas de glucosa o glucósidos. 

Los mogrosidos no se absorben en el tracto gastrointestinal superior y no aportan calorías a nuestra dieta. Cuando llegan al colon, los microbios intestinales separan las moléculas de glucosa y las utilizan como fuente de energía. El mogrol y algunos metabolitos se excretan principalmente del tracto gastrointestinal, mientras que cantidades menores se absorben en el torrente sanguíneo y se excretan en la orina.

200 veces más dulce que el azúcar tradicional

Los edulcorantes de fruto del monje son 150-200 veces más dulces que el azúcar y aportan dulzor a los alimentos y bebidas sin agregar calorías. Los edulcorantes de fruto del monje se utilizan en bebidas y alimentos como refrescos, jugos, productos lácteos, postres, dulces y condimentos. 

Al igual que todos los edulcorantes bajos en calorías o sin calorías, solo se necesitan cantidades muy pequeñas de edulcorante de fruto del monje para alcanzar la misma dulzura del azúcar. Para facilitar la medición y el vertido, normalmente se mezclan con ingredientes alimentarios comunes aprobados. Por eso, un paquete de edulcorantes hechos de frutas del monje parece igual en cantidad que un paquete de azúcar de mesa, por ejemplo.

¿Es seguro consumir edulcorantes de fruto del monje?

Sí. Los edulcorantes de fruto de monje han sido permitidos al ser generalmente reconocidos como seguros (GRAS) por la FDA desde 2010. GRAS es una categoría que requiere el consenso de expertos para aprobar que un ingrediente alimentario es seguro para su consumo. 

Los gobiernos de Australia, Nueva Zelanda, China, Japón y Canadá también han llegado a la conclusión de que los edulcorantes de frutas de monje son seguros para la población en general. Incluidos los niños, las personas con diabetes y las mujeres embarazadas o en período de lactancia. 

Aún no se ha establecido una ingesta diaria aceptable (IDA) para los edulcorantes de fruto del monje ya que no se han demostrado efectos adversos. Incluso después de haber administrado grandes cantidades de edulcorantes de fruto de monje en estudios con animales. La IDA generalmente representa una cantidad 100 veces menor que la cantidad de una sustancia que se considera segura en los estudios de investigación.

¿Es seguro que los niños consuman este endulzante?

Es seguro. Los alimentos que contienen edulcorantes de fruto del monje pueden añadir dulzor a la dieta de un niño. Sin contribuir al aumento de la ingesta de calorías, azúcar o al riesgo de caries. Si bien aún no se ha publicado ninguna investigación sobre la ingesta de estos edulcorantes en niños, no se han hallado efectos negativos sobre la salud en animales o adultos

Al igual que con los adultos, se considera que la ingesta típica de edulcorantes bajos en calorías en niños está dentro de los niveles aceptables. Sin embargo, debido a estudios limitados en niños, la Academia Estadounidense de Pediatría no tiene recomendaciones oficiales sobre la ingesta de edulcorantes bajos en calorías.

¿Las mujeres embarazadas y lactantes pueden consumir edulcorantes de fruto del monje?

Sí pueden. Si bien no hay investigaciones publicadas que hayan examinado los posibles efectos de los edulcorantes de fruto del monje en mujeres embarazadas y lactantes, varios estudios en animales no han encontrado efectos adversos sobre la reproducción o el desarrollo en la madre o sus crías. 

Todas las mujeres deben intentar consumir los nutrientes y calorías necesarios para el crecimiento de su bebé durante el embarazo y la lactancia. Teniendo cuidado de no exceder sus necesidades. Esto puede requerir que se tengan en cuenta todas las fuentes de edulcorantes, ya sean de azúcar o edulcorantes bajos en calorías.

¿Es seguro para quienes padecen diabetes?

Sí. Los productos que contienen edulcorantes hechos de fruta del monje proporcionan un sabor dulce. Y a menudo son bajos en carbohidratos, lo cual es importante para las personas que deben controlar su ingesta de carbohidratos. Este tipo de edulcorantes no aumentan los niveles de azúcar en sangre. 

Los estándares médicos para el cuidado de la diabetes de la American Diabetes Association afirman que: 

El uso de edulcorantes no nutritivos puede reducir la ingesta total de calorías y carbohidratos si se sustituyen por edulcorantes calóricos (azúcar) y sin compensación por la ingesta de calorías adicionales de otras fuentes alimentarias. Los edulcorantes no nutritivos son generalmente seguros de usar dentro de los niveles de ingesta diaria aceptables definidos«. 

No obstante, las personas con diabetes deben hablar con un dietista registrado, un profesional de la salud o un experto en diabetes certificado para obtener consejos sobre una alimentación saludable para mejorar el control del azúcar en sangre.

¿Qué es la IDA?

La ingesta diaria aceptable, o IDA, es la ingesta diaria promedio que, según una cantidad de estudios significativa, puede ser segura de consumir a lo largo de la vida. Por lo general, se obtiene determinando el nivel de ingesta más alto que no tenga efectos adversos en animales.

Estos estudios son requeridos por la FDA y otras agencias reguladoras de todo el mundo antes de permitir cualquier ingrediente alimentario nuevo. Luego, esa cantidad se divide por un factor de seguridad (generalmente 100) para determinar la IDA. La IDA es un número conservador que realmente la gran mayoría de las personas no alcanza.

¿Qué es GRAS?

Los ingredientes alimentarios permitidos para su uso en los EE. UU. se clasifican en una de dos categorías: aditivos alimentarios (que requieren revisión antes de la aprobación de la FDA) o ingredientes generalmente reconocidos como seguros (GRAS). 

Ya sea que se trate de un GRAS o un aditivo alimentario, los ingredientes alimentarios deben ser seguros y cumplir los mismos estándares de seguridad alimentaria. Para ser considerado GRAS, un ingrediente debe cumplir una de las siguientes dos condiciones: 

1. Se ha establecido un historial de uso seguro y un número significativo de personas consumió el ingrediente antes de la promulgación de la Ley de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos de 1958.

2. Los datos científicos y la información sobre la seguridad y el uso del ingrediente son ampliamente conocidos y están disponibles públicamente en artículos científicos con consenso entre los expertos científicos de que el ingrediente es seguro para el uso previsto.

¿Los edulcorantes de fruta del monje ayudan a mantener o perder peso?

Actualmente, no hay investigaciones que hayan examinado de qué manera los edulcorantes de frutas del monje afectan el peso. Sin embargo, existe evidencia sustancial de que la sustitución de alimentos y bebidas endulzados con edulcorantes bajos en calorías puede desempeñar un papel en la pérdida de peso o el control del peso. 

En una encuesta de miembros del Registro Nacional de Control de Peso, más del 50 por ciento de todos los encuestados afirmaron que consumen regularmente bebidas bajas en calorías, el 78 por ciento de ellos dijo sentir que hacer esto ayudó a controlar su ingesta calórica.

Según estudios esto es posible

Los datos de ensayos clínicos aleatorios, considerados como el estándar para evaluar los efectos causales, respaldan que sustituir alimentos calóricos con opciones de edulcorantes bajos en calorías conduce a una pérdida de peso moderada.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que perder y mantener el peso a menudo requiere múltiples enfoques simultáneos. Hacer un solo cambio, como sustituir alimentos y bebidas procesados ricos en calorías y que contienen azúcar por productos con edulcorantes bajos en calorías, es solo un enfoque de muchos otros. 

Los cambios en el estilo de vida y comportamiento como reducir la ingesta total de calorías, tener una dieta saludable, hacer ejercicio con regularidad, dormir lo suficiente y mantener redes de apoyo social son factores importantes para poder perder y mantener el peso.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.