El Alzheimer temprano aparece en los ojos

Los ojos pueden ayudar a los médicos a detectar la aparición de la enfermedad de Alzheimer, según lo pudieron revelar recientes investigaciones.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego afirman que las mismas placas amiloides que se acumulan en el cerebro de los pacientes con Alzheimer también se acumulan en la retina del ojo.

Las placas de amiloide son depósitos de proteínas que inhiben y reducen la función de las células cerebrales. Este trastorno es una de las características del Alzheimer, la forma más común de demencia.

Revertir y prevenir este problema es uno de los principales objetivos de la investigación sobre la demencia.

Los hallazgos de los médicos

Cuando los científicos descubrieron que estas placas también aparecen en el ojo, el equipo de UC-San Diego comparó las pruebas de amiloide cerebral y de retina en pacientes de un estudio nacional de demencia, así como otro estudio que evaluó el riesgo de amiloide y neurodegenerativo a lo largo del tiempo. Este último evalúa el riesgo de neurodegeneración en individuos con niveles bajos de proteínas amiloides.

Los resultados revelan un vínculo entre la presencia de manchas en la retina en los ojos y los escáneres cerebrales que muestran altos niveles de proteínas amiloides.

Estos hallazgos también sugieren que las imágenes de retina no invasivas pueden ofrecer a los médicos una nueva forma de detectar las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer.

“Simplemente llegó a nuestro conocimiento entonces. Participaron ocho pacientes”, señala el autor principal de la investigación, el Dr. Robert Rissman, profesor de neurociencia en la Facultad de Medicina de UC San Diego.

“Pero estos hallazgos son alentadores porque sugieren que puede ser posible identificar el inicio, la diseminación y la morfología de la enfermedad de Alzheimer”. Es decir, un diagnóstico preclínico, utilizando imágenes de la retina, en lugar de escáneres cerebrales más difíciles y costosos”, agregó.

Puedes consultar la fuente de esta nota en este enlace externo.