El cucamelón: el superalimento más adorable

Los cucamelones (Melothria scabra) son conocidos por muchos nombres, por ejemplo «pepinillo agrio mexicano» o «sandiita”. Pero los apodos de esta fruta realmente son muchos más, sin embargo los dialectos locales y los idiomas de los nativos americanos reducen su nombre a una misma traducción similar: «sandía ratón«.  

Plato con superalimento cucamelónn

Estas pequeñas frutas son casi tan grandes como las uvas. Su piel se ve idéntica a la de las sandías, y su sabor es refrescante, a menudo comparado con el de los pepinos y las limas. A pesar de su parecido con las sandías, estas frutas definitivamente están en el lado agrio del espectro de sabores. Crecen en viñas delgadas cubiertas de hojas. 

Y no, estos alimentos extraños no son un híbrido genéticamente modificado. Se han consumido desde la época precolombina y son muy comunes en las dietas centroamericanas.

Cucamelones: ¿El nuevo superalimento? 

Los cucamelones están en camino a convertirse en la próxima tendencia en superalimentos debido a su gran cantidad de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra, al igual que sus primos, los pepinos y sandías. Estos dan una carga de energía y al mismo tiempo son bajos en calorías.  

Se dice que los cucamelones son una alta fuente de potasio, vitamina C y fibra dietética.  

Cómo cultivar cucamelones en tu propio jardín 

¿Sabes cuál es la mejor parte? ¡Los cucamelones son muy fáciles de cultivar! Los cucamelones requieren de clima cálido, por lo que es mejor plantarlos en la primavera para que germinen a tiempo para el calor del verano. Puedes cultivarlos en macetas para trasladarlos cuando la temperatura empiece a bajar por la noche. 

Estas frutas necesitan sol, riego regular y suelo bien drenado. Donde sea que decidas plantarlos, proporcionales un enrejado cercano para que las vides puedan expandirse a medida que crecen.

Paso 1: Compra las semillas. Puedes encontrarlas en línea o adquirirarlas

Paso 2: Encuentra la mejor ubicación para plantarlas, ya sea en una maceta o en un área soleada de tu jardín. 

Paso 3: Planta las semillas en el interior 3-4 semanas antes de la última helada. Tardarán unos 14 días antes de que germinen y verás aparecer pequeños brotes verdes.

Puedes usar macetas pequeñas biodegradables con aproximadamente 2-3 semillas en cada una. Aproximadamente 0.5 pulgadas en tierra estéril será suficiente.

Paso 4: Una vez que veas aparecer los pequeños brotes, sepáralos en macetas individuales.

Paso 5: después de 3-5 semanas, los brotes deben alcanzar alrededor de 2 pulgadas de altura. A partir de este punto puedes transferirlos a tu jardín.

Paso 6: Instala una jaula de alambre o enrejado. Entrena a las enredaderas para que las usen envolviéndolas suavemente alrededor del enrejado cuando crezcan lo suficiente.  

Paso 7: Asegúrate de que el suelo sea rico en nutrientes. 

Paso 8: Proporciona a las plantas aproximadamente una pulgada de agua cada 5–7 días durante los meses de verano. En climas muy calurosos y secos, riega dos veces por semana.  

Paso 9: Poda las hojas secas y moribundas. 

Paso 10: Cuando las frutas están regordetas y del tamaño aproximado de las uvas regordetas, es hora de cosecharlas. Simplemente córtalas sin rasgar la planta. Puedes usar unas tijeras pequeñas. Los cultivos deberían durar desde julio hasta mediados de noviembre. 

Recetas con cucamelón 

Una vez que hayas cosechado tus cucamelones, podrás disfrutar de su sabor único junto con sus muchos beneficios para la salud. Puedes comerlos crudos o incorporarlos en algunas recetas. 

Los cucamelones son una adición deliciosa a las ensaladas de hojas y ensaladas de frutas, y pueden funcionar como una hermosa decoración para platos y cócteles, ya sea triturados, en rodajas o enteros. Recuerda, toda la fruta es comestible, incluida la cáscara, por lo que hay mucho espacio para la creatividad. 

Los encurtidos de Cucamelon son una opción popular en cuanto a recetas. Así es como puedes preparar el tuyo. 

Necesitarás:  

  • 2 ½ tazas de cucamelones 
  • 2 chiles verdes, cortados a la mitad y sin semillas 
  • 2 ramitas de eneldo fresco 
  • 1 cucharada de semillas de mostaza amarilla 
  • 1 cucharada de semillas de eneldo 
  • 2 cucharaditas de granos de pimienta negra triturada 
  • ¾ taza de agua 
  • ¾ taza de vinagre de manzana, o más según sea necesario 
  • 1 cucharada de sal gruesa 

Instrucciones 

  1. Coloca los cucamelones, los chiles, el eneldo, las semillas de mostaza amarilla, las semillas de eneldo y los granos de pimienta en un frasco. 
  2. Combina el agua, el vinagre y la sal en una cacerola y hierve. Revuelve hasta que la sal se haya disuelto, aproximadamente un minuto. Retira del fuego y deja que se enfríe.
  3. Vierte la mezcla de vinagre sobre los cucamelones para que estén completamente cubiertos. Si no tienes suficiente líquido, mezcla partes iguales de agua y vinagre y agrega la mezcla al frasco. Cierra el frasco con la tapa y déjalo reposar de 3 a 4 días. 

Bruschetta de cucamelón 

Ingredientes 

  • Cucamelones cortados por la mitad 
  • 2 cebollas cipollini, peladas y finamente picadas 
  • 1 chile Ojo de pájaro, en rodajas finas (agrega otro si te gusta el picante) 
  • Pequeño puñado de albahaca o menta 
  • 1/4 taza de aceite de oliva 
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana 
  • 1 cucharada de miel orgánica 
  • Jugo de media lima 
  • Sal marina gruesa  
  • Pimienta negra molida fresca 
  • Pan tostado para servir 

Instrucciones 

  1. Mezcla los primeros 4 ingredientes en un tazón. Haz la mezcla a un lado. 
  2. Pon el resto de los ingredientes en un mason jar y sazona al gusto. Cubre el recipiente con una tapa y agita hasta que esté emulsionado. 
  3. Agrega las verduras preparadas. Revuelve bien, sazona si lo ves necesario. Pon una cucharada sobre un pan tostado. 
  4. ¡Disfruta!  

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.