Ensaladas fáciles de preparar que reducen la talla

Las ensaladas aunque sean fáciles de preparar pueden significar una comida muy completa cuando se saben integrar bien los alimentos que la componen.

Ensaladas fáciles de preparar para reducir la talla

En el mundo de la comida saludable, la ensalada está a la vanguardia, siendo la primera imagen que viene a la mente de las personas cuando piensan en algo natural para el almuerzo.

Las mejores ensaladas para bajar de peso

Siendo un elemento indispensable en almuerzos (a veces siendo el plato principal, incluso), puede haber tantas versiones de ensaladas para bajar de peso como se te ocurran, y ahora te presentaremos unas alternativas fáciles y que te ayudarán con kilos de más, comiéndolas en proporciones medianas o grandes, al hacerlo por lo menos tres veces a la semana, lograrás cambios básicamente instantáneos.

No te deberás preocupar por sus sabores, puesto que hay combinaciones de ensaladas para todos los gustos, y si no ves que sean de tu interés, al menos probarás algo nuevo; nunca sabes si encontrarás tu comida favorita a la vuelta de la esquina:

1. Ensalada caliente:

Un elemento bastante peculiar para ciertas personas es la temperatura de la comida, y esta ensalada es perfecta para quienes no pueden soportar tomates y ramas de lechuga frías en el plato.

  • Granos de tu preferencia.
  • Mayonesa.
  • Zanahoria.
  • Cebolla.
  • Sal y pimienta.

Preparación: Se cortan las zanahorias como se prefiera (trozos grandes son recomendados), se ponen a cocinar por separado de los granos, las cebollas se cortan en rebanadas de grosor preferible.

Solo basta servirlos juntos con sal, pimienta, mayonesa al gusto y listo. (Nota: es bueno comérsela recién hecha, antes de que pierda la temperatura).

2. Pollo y vegetales:

Pero no necesariamente debemos omitir la carne cuando hablamos de ensaladas, por lo que si agregamos un poco de pollo a la ecuación, hasta los más carnívoros se rendirán a los pies de la comida verde.

  • Pollo.
  • Brócoli.
  • Lechuga.
  • Tomate.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta.

Preparación: El pollo, sin piel, se deja hervir hasta que se pueda desmenuzar fácilmente, igualmente el brócoli (el cual después se puede servir picado o entero). Se pica la lechuga y el tomate, colocados en un bol, se le agrega los cocinados. Se condimenta al gusto y listo.

3. Atún y pepino:

Dos sabores que son del antojo de cualquiera, y que juntos, hacen una ensalada tan clásica y fácil que cualquier puede hacer.

  • Lechuga picada a la juliana.
  • Atún.
  • Pepino.
  • Jugo de limón.
  • Aceite de oliva.
  • Sal Pimienta.
  • Cebollas moradas o blancas.

Preparación: Bota el agua del atún hasta que solo quede su carne, agrégalo a un bol de lechuga y pepino picado de forma preferible, adereza con el jugo de limón, el aceite, la sal y la pimienta como consideres necesario.

4. Ensalada roja:

Aquella con un sabor particular, lleva un poco más de preparación, pero es una de las alternativas más saludables, que en algunos casos, es buena para comer durante cinco de cada siete días de la semana.

  • Remolacha.
  • Zanahoria.
  • Apio (1 tallo).
  • Tomates.
  • Cebolla.
  • Jugo de naranja como aderezo.
  • Sal.
  • Pimienta.

Preparación: Cocina la remolacha y la zanahoria luego de lavarlas bien. Pica el tomate y la cebolla, luego el apio. Al finalizar las partes cocinadas, se dejan reposando y se sirven con lo demás. Puedes agregar la sal, la pimienta y el jugo de naranja para aderezar como consideres.

Acerca del autor

Nutrición y Vida

Nutrición y Vida

Somos un equipo de redacción orientados en temas de nutrición y estilo de vida saludable. La información que compartimos tiene solamente un propósito informativo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.