Estudio de nueve años explica la relación entre el azúcar y el cáncer

El papel del azúcar en la formación, crecimiento y metástasis de las células cancerosas es un tema que a menudo ha dividido a la comunidad científica.

Azúcar y desarrollo del cáncer

Si bien la Sociedad Canadiense del Cáncer declara explícitamente que comer azúcar no hace que las células cancerosas crezcan más rápido, otras fuentes confiables no están de acuerdo y afirman todo lo contrario.

Una investigación publicada en 2017 proporciona evidencia experimental que sugiere que el equipo “anti-azúcar” estuvo en lo cierto todo el tiempo.

El efecto Warburg

El llamado efecto Warburg describe la forma en que la mayoría de las células cancerosas producen energía a través de la glucólisis aeróbica, lo que significa que metabolizan el azúcar. El tejido normal tiene tasas glicolíticas muy bajas; aproximadamente 200 veces más bajo que las células cancerosas de rápido crecimiento.

El proceso lleva el nombre de Otto Warburg, quien fue el primero en plantear la hipótesis de que este cambio en el metabolismo es la causa fundamental del cáncer.

Incluso si la teoría de Warburg recibió mucha publicidad cuando se publicó y a pesar de que hasta le ganó un Premio Nobel, más tarde se dejó de lado. La mayoría de la literatura actual ve el cambio en la glucólisis aeróbica como resultado del cáncer, en lugar de su causa. Pero una nueva investigación pone al efecto Warburg en el centro de la investigación del cáncer.

Proyecto de investigación de nueve años identificó una conexión entre el azúcar y el cáncer

Un proyecto de investigación conjunta de nueve años ha llevado a un avance crucial en la investigación del cáncer. Los científicos han aclarado cómo el efecto Warburg, un fenómeno en el que las células cancerosas descomponen rápidamente los azúcares, estimula el crecimiento tumoral.

Este descubrimiento proporciona evidencia de una correlación positiva entre el azúcar y el cáncer, que puede tener un impacto de gran alcance en las dietas a medida para pacientes con cáncer.

Según uno de los investigadores, sus estudios revelan cómo el consumo hiperactivo de azúcar de las células cancerosas conduce a un círculo vicioso de estimulación continua del desarrollo y crecimiento del cáncer. Por lo tanto, con esto son capaces de explicar la correlación entre la fuerza del efecto Warburg y la agresividad tumoral. 

Este vínculo entre el azúcar y el cáncer tiene consecuencias radicales. Los resultados proporcionan una base para futuras investigaciones en este dominio, que ahora se puede realizar con un enfoque mucho más preciso y relevante.

Azúcar y Cáncer – La Investigación

Un estudio científico publicado en 2014 confirmó que una mayor ingesta de azúcar promueve el desarrollo del cáncer o la oncogénesis.

El equipo de investigación demostró que el aumento de la activación glucolítica causó la sobreexpresión del transportador de glucosa tipo 3 (GLUT3) en las células mamarias humanas no malignas.

Esto dio como resultado la activación de rutas de señalización oncogénicas conocidas. Cuando las células malignas recibieron menos glucosa, esto promovió la formación de estructuras organizadas que no crecieron tan rápidamente y suprimieron las vías oncogénicas.

En otras palabras, si el azúcar estaba menos disponible, las células cancerosas se revierten hacia su estructura precáncer. Los investigadores utilizaron un modelo en 3D para mostrar que los niveles de absorción de glucosa determinaron si las células de cáncer de mama formaron colonias con comportamiento maligno o no maligno.

Te puede interesar leer el artículo sobre la verdad detrás del azúcar, el dulce ladrón de la vida. Es una publicación con más de 10 artículos y muchos años de investigación.

Estos nuevos hallazgos científicos aumentan aún más la credibilidad de los métodos que utilizan la nutrición para prevenir y tratar el cáncer.

Se ha encontrado que la dieta cetogénica, que reduce los azúcares / carbohidratos y se enfoca en grasas y proteínas saludables, es muy útil incluso en el tratamiento del cáncer más agresivo.

Cómo se ponen en práctica estos hallazgos en el diagnóstico del cáncer

Incluso si el papel del azúcar en la formación del cáncer se ha discutido previamente, los hallazgos de Warburg se han puesto en práctica en el diagnóstico del cáncer. Los escaneos PET usan glucosa marcada radioactivamente para detectar células tumorales hambrientas de azúcar. 

Además, en Europa, los oncólogos (médicos especializados en cáncer) a menudo utilizan el protocolo de terapia multipaso sistémica contra el cáncer (SCMT), que consiste en inyectar glucosa a los pacientes para aumentar las concentraciones de glucosa en sangre. 

Esto provoca el rápido crecimiento del tumor, por lo que es más fácil atacarlo con quimioterapia y radiación.

Otras razones para minimizar el consumo de azúcar

  1. Una de las razones más obvias es que el azúcar es muy calorífico, pero no muy llenador. Por lo tanto, las personas tienden a consumir azúcar en exceso.
  2. El azúcar suprime el sistema inmune: si consumes alimentos y bebidas azucaradas regularmente durante todo el día, estarás evitando que tu sistema inmunológico funcione correctamente.
  3. El azúcar causa inflamación: esto causa dolor y puede provocar diabetes, cáncer y enfermedades cardíacas.
  4. El azúcar puede causar caries.
  5. El azúcar reduce la liberación de la hormona del crecimiento humano, lo cual acelera el proceso de envejecimiento.

¿Por qué el azúcar es un veneno?

Para muchos científicos y doctores, el azúcar debe alcanzar el estatus enemigo que tiene el tabaco, y algunos consideran que se debe establecer una legislación para evitar que las empresas ganen dinero al causar un grave deterioro en la salud de la población.

La adicción al azúcar se puede llamar un síndrome metabólico en el cual la obesidad se considera su síntoma. Hoy en día las personas se centran en perder peso, cuando de hecho deberían abordar el problema subyacente del desequilibrio hormonal causado por el alto consumo de azúcar.

Además, un estudio científico encontró que la obesidad es un factor de riesgo importante para el cáncer.

Cuando hay demasiada insulina en la sangre, lo cual sucede cuando comes constantemente alimentos azucarados, la hormona leptina se bloquea. La leptina es la hormona que regula la cantidad de grasa almacenada en el cuerpo. 

Cuando tus niveles de leptina disminuyen, el cerebro ya no reconoce el exceso de peso y el mecanismo de autorregulación se ve afectado. Entonces sigues comiendo hasta que explotas. Combatir los antojos se vuelve tan difícil como tratar de suprimir la necesidad de beber cuando tienes sed.

El azúcar es un factor de riesgo primario independiente para todo tipo de enfermedades. No se trata solo de las calorías y el aumento de peso; se trata de lo que le hace a la fisiología de nuestros cuerpos. Es por eso que las dietas funcionan durante dos meses, tal vez seis, y luego las personas recuperan el peso que acaban de perder.

La bioquímica impulsa nuestro comportamiento y es sorprendente ver cómo actúan algunas personas cuando comienzan a perder su azúcar. Las escenas no son muy diferentes de las de los adictos que buscan una forma de obtener sus drogas. 

El consumo mundial de azúcar se ha triplicado en los últimos 50 años, y la obesidad es un problema global que afecta tanto al mundo desarrollado como al mundo en desarrollo.

De Pergola, G., & Silvestris, F. (2013). Obesity as a major risk factor for cancer. Journal of obesity2013, 291546. https://doi.org/10.1155/2013/291546

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Continue in browser
To install tap Add to Home Screen
Add to Home Screen
To install tap
and choose
Add to Home Screen
Continue in browser
To install tap
and choose
Add to Home Screen
Continue in browser
Continue in browser
To install tap
and choose
Add to Home Screen