Consejos Salud

Hábitos en la ducha ya debes erradicar por estas razones

La ducha es, y debería ser, un hábito diario para la mayoría de nosotros, y todos tienen su propia rutina. Algunas personas no pueden vivir sin lavarse el cabello todos los días, mientras que otros optan por saltear uno o dos días, y las diferencias continúan desde allí. Sin embargo, ¿sabías que algunos de los hábitos en la ducha más comunes podrían no ser tan saludables?

hábitos en la ducha

Hábitos en la ducha ya debes erradicar por estas razones

Lo creas o no, algunas de las cosas que haces todos los días mientras tomas una ducha te pueden estar afectando de una manera que nunca pensaste. Revisa esta lista para ver si tus hábitos de baño te están haciendo más daño que bien.

1. Lavarse la cara

Sin duda, es más fácil y menos desordenado lavarse la cara cuando ya estás en la ducha. Sin embargo, a pesar de la conveniencia, en realidad no es bueno para tu rostro. El agua en la que te duchas normalmente será mucho más caliente que con la que te lavarás en el lavabo, y la alta temperatura puede hacer que tu piel se seque muy rápido.

Las personas con afecciones de la piel como el acné o la rosácea también pueden notar que lavarse la cara con agua caliente puede causar enrojecimiento e irritación excesivos; incluso podría reventar un vaso sanguíneo en la cara si se lava demasiado agresivamente. Usa un limpiador suave y evita lavarte la cara en la ducha, especialmente si tienes piel propensa al acné o rosácea.

2. No lavar tus pies, uno de los hábitos en la ducha que debes cambiar

Tal vez pienses que tus pies hacen contacto con mucha agua mientras estás en la ducha, por lo que no hay una razón real para inclinarse y darles un lavado adecuado. Sin embargo, estas equivocado.

Incluso si no eres propenso a los pies malolientes, piensa en lo sudoroso que pueden estar tus pies durante el día. No solo eso, sino que, si se sabes que caminas por la casa o al aire libre sin calcetines o zapatos, nunca se sabe lo que podrías estar recogiendo en el camino.

No hay excusa para dejar que la espuma de jabón llegue hasta los dedos de los pies y darles un buen tallado, imagina lo que traes a tu cama todas las noches sin darle un buen lavado.

3. No lavar o reemplazar su lufa regularmente

Se honesto, ¿cuánto tiempo lleva colgada la misma lufa en la ducha? ¿Meses? ¿años? Como resultado, eso puede ser terrible para tu salud. Considera regalarte una esponja nueva o lufa la próxima vez que salgas, o crea un lugar lindo y conveniente para colgar la que tienes para secar al aire libre. No reemplazar la esponja de baño del material que sea, es uno de los hábitos en la ducha más peligrosos ya que puedes contraer infecciones en la piel a veces difíciles de erradicar.

4. Usar un plato de jabón

Sí, esa jabonera incorporada está allí para siempre, pero usarla para su propósito original en realidad no es tan buena idea. La mayoría de las personas no usan pastillas de jabón en estos días, pero, para aquellos que sí lo saben, tenga en cuenta que dejar una pastilla de jabón en un lugar puede alentar a las bacterias a crecer en él, bacterias que luego va a diseminar todo tu cuerpo la próxima vez que te enjabonas.

Si tienes razones para resistir el cambio al lavado corporal líquido, intenta encontrar una jabonera de alambre o una que tenga agujeros en la parte inferior para que el agua restante pueda drenar una vez que salgas de la ducha.

5. Usar jabones perfumados

Sí, esos jabones que hacen que tu baño huela a selva tropical o a una magdalena de vainilla recién hecha te transportan a un lugar de lujo olfativo mientras te sientas enjabonado, pero esas mismas fragancias podrían estar causando algo en tu piel al mismo tiempo.

Cualquiera que note que su piel parece particularmente irritada después de una ducha, debería considerar su jabón como el primer culpable. Las fragancias pueden irritar la piel sensible muy fácilmente, por lo que es mejor usar algo sin perfume para mantener tu piel en la mejor forma. Además, no tendrás que preocuparse por el olor de tu jabón mezclado con el aroma de tu perfume para crear olores “cuestionables”.

También puedes leer:  Peligros para la salud con el uso de agua potable o embotellada.

6. Ducharse en agua dura

Es posible que algunas personas ni siquiera sepan cómo saber si su agua se considera dura, pero descifrarla y tomar medidas para ajustarla podría evitar que su cabello y su piel sufran mucho daño.

El agua dura se define por su alta concentración de minerales como el magnesio y el calcio, que pueden terminar haciendo que la piel se desprenda o provoque una capa de acumulación en el cabello. Las personas con cabello teñido incluso pueden encontrar que el agua dura quita el color de sus mechas, o al menos hace que su tinte se desvanezca un poco más rápido.

Si no puedes agregar un ablandador de agua a tu ducha, intenta incorporar un champú clarificante en tu rutina para eliminar cualquier acumulación causada por esos molestos minerales.

7. Evitar baños fríos

La mayoría de la gente ni siquiera sueña con permanecer en agua fría por más de un segundo, y mucho menos tomar una ducha entera en agua que no sea tan humeante. Tomar un baño frío es uno de los hábitos en la ducha más saludables.

Aun así, las duchas de agua fría realmente pueden ser realmente beneficiosas para tu piel y cabello, y solo necesitas 30 segundos bajo una corriente fría para ver la diferencia. Se dice que una ráfaga rápida de agua fría mejora la función inmunológica, aumenta el metabolismo y te hace más fortalecido para soportar más estrés.

Además de acelerar tu metabolismo, un estudio realizado en 2009, sugiere que tomar una ducha fría regularmente podría ayudarte a perder peso con el tiempo.

8. Usar viejas navajas

Para la mayoría de nosotros, las navajas de afeitar viejas no son algo que cuidadosamente reemplazamos regularmente. Las maquinillas de afeitar, ya sea que compres cabezas remplazables o las que son totalmente desechables, son sorprendentemente caras, así que ¿por qué tirar una después de un cierto período de tiempo si todavía parece funcionar? Pues no.

Solo porque una afeitadora corte tu pelo no deseado no significa que lo esté haciendo tan efectivamente. Si notas que tu piel se pone roja e inflamada después de afeitarte, es porque las cuchillas están desafiladas y es hora de reemplazarla.

9. Dejar tu maquinilla de afeitar en la ducha

¿Recuerdas que al dejar tu barra de jabón mojado en tu viejo y sucio plato de jabón es un caldo de cultivo para las bacterias? Lo mismo vale para tu afeitadora. Hay muchos rincones y grietas en tu afeitadora que crean los lugares perfectos para que las bacterias se oculten, y el problema solo empeorará cuando la afeitadora esté en un ambiente cálido y húmedo.

Si no quieres guardar tu afeitadora fuera de la ducha, al menos asegúrate de colgarla cuando termines de usarla para que se seque al aire.

10. Sobre-exfoliarte

Es una buena idea darle a tu piel un exfoliante suave de vez en cuando, pero hacerlo todos los días podría estar causando daños. Para cualquiera que no lo sepa, tu piel en realidad se exfolia así misma cada 27 días más o menos.

Cualquiera que desee exfoliar su piel todos los días está buscando agresivamente nuevas células de la piel, lo que puede hacer que tu piel se ponga roja e irritada como resultado. Lo mejor es dejar que se acumulen algunas células muertas en la superficie de la piel antes de ir por tu exfoliante favorito para que, en realidad, exista algo que valga la pena exfoliar.

11. Lavar tu cabello diariamente

Si notas que tu cabello siempre se ve dañado y se siente seco sin importar lo que hagas, es probable que el agua de la ducha esté demasiado caliente y que se lave el cabello con demasiada frecuencia. A menos que seas alguien a quien le guste ejercitar todos los días, solo necesitas lavarte el cabello unas pocas veces a la semana como máximo, y las personas con cabello rizado o extremadamente áspero deben reducirlo a una vez por semana.

Para cualquiera que diga que su cabello está demasiado graso como para irse sin un lavado diario, podría ser el lavado diario lo que está causando ese pelo graso. El lavado con demasiada frecuencia seca el cuero cabelludo, lo que lo hace producir más aceite para compensar. Si deseas comenzar a lavar con champú con menos frecuencia, intenta usar champú seco en tus raíces cada dos días.

También puedes leer:  Ejercicios para reducir o prevenir la papada

12. Saltarse la ducha después del entrenamiento

Si te gusta hacer ejercicio tarde en la noche o en la mañana antes de ir al trabajo, puedes decidir que estás demasiado cansado o presionado para ducharte. Sin embargo, sudar puede dejar bacterias en tu cuerpo que quedarán atrapadas contigo si decides no enjuagarlas después.

Esto podría provocar una infección en la piel o, como mínimo, una leve irritación o enrojecimiento. Sin mencionar que te acostarías o irías a trabajar con un lío sudoroso y apestoso.

Recuerda, solo porque no puedas olerlo no significa que los demás no te puedan oler. Por lo menos, tómate un tiempo para limpiarte ese sudor con un paño limpio o toalla de mano, o mejor aún, simplemente cámbiate de ropa. Pon algunas toallitas húmedas en tu bolsa de gimnasia para una limpieza rápida sobre la marcha.

13. Reutilizar las toallas sucias

La lógica parece sólida: si solo usas la toalla cuando el cuerpo está limpio, ¿cómo es posible que la toalla se ensucie?

Este no es exactamente el caso, sin embargo. Sí, está bien usar la toalla dos o tres veces antes de lavarla por completo, pero solo si la cuelgas para secar al aire después de cada uso. Al igual que tu esponja vegetal, las células muertas de la piel pueden adherirse a tu toalla y, cuando no la dejas secar adecuadamente, existe un gran riesgo de crecimiento bacteriano.

Usar la misma toalla durante una semana o más a la vez puede significar el riesgo de infecciones bacterianas en la piel; además, puede comenzar a oler bastante mal.

14. Frotar las toallas en tu piel y cabello

Podemos adivinar con relativa confianza que tomas tu toalla justo después de terminar con tu ducha, pero hay un par de formas diferentes en que la gente se seca con la toalla.

Algunos eligen simplemente envolver sus toallas alrededor de sí mismos y esperar a secarse al aire mientras hacen otras cosas: aplicar humectante, cepillarse los dientes, etc., mientras que otros inmediatamente comienzan a quitar el agua.

Como resultado, frotar una toalla contra tu piel no es lo mejor para ella, y los dermatólogos en realidad recomiendan que uses un movimiento de palmaditas para secar la piel. Para cualquier persona con cabello largo a quien le gusta envolverse la toalla alrededor de la cabeza como un capullo, debes saber que hacerlo también podría dañarlo. En su lugar, usa un turbante de microfibra para el cabello y un cepillo húmedo para proteger tu cabello del daño.

15. Saltarse la crema hidratante

Puede ser muy tentador ir a descansar después de que hayas salido de la ducha, y es fácil dejarte llevar por cosas como leer un libro o mirar televisión antes de que finalmente comiences a prepararte. Sin embargo, le estás haciendo un mal favor a tu piel si no aplicas un poco de humectante cuando sales de la ducha.

La crema hidratante se absorbe un poco mejor cuando la piel es agradable y cálida, y también querrás reponer la humedad que tu piel perdió al estar en esa agua caliente. Además, al igual que no deberías frotarte una toalla sobre el cuerpo, tampoco te frotes la cara al secarla. Elimina ya estos hábitos en la ducha que más que beneficiarte, te perjudican a la larga.

16. Bañarse en una tina sucia

De acuerdo, entonces un baño definitivamente no es lo mismo que una ducha, pero tenemos un recordatorio para aquellos de ustedes que los toman.

¡Limpia tu bañera de vez en cuando!

Es una tarea que a pocos les gusta hacer, pero es importante. Si vas a estar sentado en una bañera llena de agua durante un período de tiempo, debes asegurarte de que no haya nada mezclado con tu remojo que no hayas agregado intencionalmente.

Esto es especialmente cierto si compartes un baño con otras personas; puede que te gusten tus compañeros de cuarto, pero realmente no sabes qué pudieron haber dejado en la bañera.

0/5 (0 Reviews)