Las personas con este rasgo viven más años

La investigación muestra que el optimismo está asociado con un riesgo reducido de enfermedad cardíaca y muerte prematura, razón por la cual los científicos ahora relacionan el optimismo con una mayor esperanza de vida.

Vivir más años mediante una personalidad más optimista

El optimismo y la longevidad

Aquellos que afrontan la vida con optimismo tienen más probabilidades de llegar a los 85 años y, en general, vivir más, según una nueva investigación citada por The Guardian.

La investigación hasta la fecha ha demostrado que el optimismo está asociado con un riesgo reducido de enfermedad cardíaca y muerte prematura. El presente estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, es el primero en investigar el vínculo entre optimismo y esperanza de vida.

Existe evidencia de que la longevidad está asociada con una buena salud y una vida sin discapacidades. La importancia de esta investigación radica en el hecho de que nos permite promover un envejecimiento saludable a través del cultivo de rasgos psicosociales de la personalidad, como el optimismo.

Investigación sobre larelación entre optimismo y longevidad

Para examinar la relación entre optimismo y longevidad, los investigadores dividieron una muestra de 70.000 mujeres con una edad media de 70 años en cuatro grupos según su nivel de optimismo. Los grupos fueron monitoreados desde 2004 hasta 2014. Se encontró, por lo tanto, que la vida útil del grupo con las mujeres más optimistas fue un 15% más larga.

Al mismo tiempo, la muestra de hombres utilizada por los investigadores fue monitoreada de 1986 a 2016, dividida en cinco grupos y tenía una edad promedio de 62 años. Se encontró que el grupo de los hombres más optimistas vivía un 11% más que el grupo de los menos optimistas.

El optimismo se relaciona con un mejor estilo de vida y cuidado de salud

Los investigadores argumentaron que aquellos que eran más optimistas también adoptaron hábitos y estilos de vida más saludables. Teniendo en cuenta el nivel de actividad física, dieta, tabaquismo y alcohol, las mujeres más optimistas parecían tener un 9% más de esperanza de vida que las menos optimistas. En los hombres, el porcentaje correspondiente fue del 10%.

Además, las personas más optimistas, tanto mujeres como hombres, tenían más probabilidades de llegar a los 85 años. Específicamente, las mujeres que eran más optimistas tenían un 20% más de probabilidades de llegar a esta edad.

Beneficios de una vida más optimista

Hábitos más saludables, menos síntomas depresivos y más conexiones sociales explican en parte esta relación, también puede haber otros mecanismos que medien la relación entre optimismo y longevidad, como un mejor manejo del estrés.

La dra. Kathryn Hart, psicóloga de la salud de la City University de Londres, explica que el bienestar físico juega un papel en la longevidad y que anima a las personas a seguir una dieta equilibrada y hacer ejercicio con regularidad. Queda más clara la importancia del bienestar psicológico en relación con la calidad y duración de la vida.