Los médicos explican los riesgos de comer en exceso alimentos ricos en proteínas

Las dietas altas en proteínas están de moda en estos días. Muchas personas han logrado perder una cantidad significativa de peso siguiendo planes como el Keto, Atkins, Zone y Paleo. Estos planes de alimentación miden tus macronutrientes y alientan a las personas a comer grandes cantidades de grasas, cantidades moderadas de proteínas y pocos o ningún carbohidrato.

Conoce los problemas que puede ocasionar una dieta alta en proteínas

Alimentos ricos en proteínas.

Al llevar una dieta baja en azúcar y carbohidratos, las personas están perdiendo grandes cantidades de peso. ¿Es seguro consumir alimentos ricos en proteínas y evitar los carbohidratos simples?

Lo bueno de estos planes de alimentación es que la proteína es una parte esencial de un plan de dieta saludable. Es excelente para mantener los huesos fuertes, así como para reparar problemas con los músculos y órganos dentro del cuerpo.

Además, las personas que llevan estilos de vida que ofrecen buenas cantidades de proteínas como el ceto pueden reducir rápidamente la grasa y ver cómo se reducen sus kilos. No experimentan sensaciones intensas de hambre, ya que se sienten más llenos durante períodos más prolongados. Además, retendrán sus músculos mientras eliminan la grasa no deseada.

Los riesgos del consumo excesivo de alimentos ricos en proteínas

Consecuentemente, llevar un plan de dieta alto en proteínas viene con algunos riesgos que mucha gente no entiende completamente. Las proteínas deben consumirse con moderación y no deben ser la base del consumo diario.

Si excedes la cantidad recomendada, puedes experimentar problemas de salud. La proteína puede estar presente en lugares que la mayoría no imagina, como algunos suplementos.

Dado que la proteína es un nutriente, comer grandes cantidades conlleva riesgos y en este caso las complicaciones de salud pueden ser inevitables. ¿Sabías que la dieta Keto se creó inicialmente como una solución rápida para la epilepsia en la década de 1920?

Si bien el menú demostró un gran potencial para ayudar a las personas que necesitaban reconectar sus cerebros, los nuevos medicamentos anticonvulsivos eliminaron la necesidad de este plan de alimentación.

Además, solo estaba destinado a ser utilizado a corto plazo, y nunca fue un plan de alimentación a largo plazo. Estos son algunos de los problemas que se han descubierto de comer alimentos ricos en proteínas durante períodos prolongados.

1. Ganancia de peso

Si bien la pérdida de peso será inevitable al comienzo, una vez que el cuerpo se acostumbra a los altos niveles de proteína, puede ser contraproducente. Subirás de peso. Cuando consumes más proteína de la recomendada en la dieta Keto o Atkins, el cuerpo la almacenará como grasa. Todos los aminoácidos que hayas acumulado en exceso se excretan.

Consumir alimentos ricos en proteínas puede sumar fácilmente un exceso de calorías. Si bien ese plan de alimentación puede funcionar a corto plazo, no funcionará para siempre.

2. Mal aliento

Si empiezas a reducir los carbohidratos simples y complejos que ingieres, y consumes principalmente carnes, entonces te aliento podría comenzar a ser un poco desagradable. Más del 40 por ciento de las personas que llevan dietas bajas en carbohidratos y altas en proteínas informan que el mal aliento es un efecto secundario.

La cetosis es un estado metabólico que las personas se esfuerzan por conseguir para lograr quemar grasa y obtener energía. Cuando una persona entra en este estado, los químicos que produce el cuerpo son menos que agradables.

Algunos dicen que el aroma es un olor afrutado y que cepillarte los dientes no ayudará. Lo mejor en este caso sería aumentar tu consumo de agua y masticar chicle para contrarrestar este molesto efecto secundario.

3. Estreñimiento

Otro problema importante al comer principalmente alimentos ricos en proteínas es el estreñimiento. Dado que estas dietas son deficientes en fibra y tienen pocos carbohidratos, el cuerpo no tiene con qué mantener activo el sistema digestivo. El estreñimiento es un problema grave, ya que podrías verte aún más afectado si lo dejas pasar demasiado tiempo.

Una forma de contrarrestar este problema es aumentar tu consumo de fibra y agua, así como usar ablandadores de heces y enemas. Es aconsejable realizar un seguimiento de tus evacuaciones intestinales para asegurarte de que vas al baño con la frecuencia suficiente.

4. Diarrea

Mientras que algunas personas enfrentan estreñimiento cuando comen alimentos ricos en proteínas, otras tienen que lidiar con diarrea. Cuando consumes una gran cantidad de lácteos o alimentos procesados, y hay poca o ninguna ingesta de fibra, puedes provocar que las heces sean acuosas.

Las personas intolerantes a la lactosa pueden tener un gran problema con todo el queso que deben comer. Las proteínas saludables para el corazón son siempre la mejor opción, como el pescado, las aves y la carne roja.

Si quieres evitar la diarrea, debes limitar tus bebidas cargadas de cafeína y beber mucha agua. Intenta comer más alimentos horneados en lugar de fritos, y asegúrate de ingerir mucha fibra.

5. Deshidratación

Cuando orina, tu cuerpo elimina líquidos y agua, y también elimina el exceso de nitrógeno en tu sistema. Dado que este es un aminoácido vital que tu cuerpo necesita para sobrevivir, tendrás que compensar la pérdida. Al no tener los niveles adecuados de nitrógeno, te sentirás deshidratado. Además, puedes sentir más sed de lo habitual.

En 2002, investigadores decidieron revisar a los atletas para ver cuánta ingesta de proteínas afectaría su hidratación. El estudio tuvo resultados asombrosos. Cuantas más proteínas comía una persona, más disminuía su hidratación. Aunque el impacto fue mínimo, fue suficiente para preocuparse.

Las personas activas pueden deshidratarse rápidamente, por lo que es imprescindible beber agua durante todo el día. Incluso si no tienes un plan de alimentación bajo en carbohidratos, aun así necesitas agua.

6. Daño renal

Hasta la fecha, no se han realizado estudios importantes que hayan demostrado un vínculo entre el daño renal y el consumo excesivo de proteínas. Sin embargo, si una persona tiene un problema renal preexistente, entonces es motivo de preocupación.

Estos se derivan de las cantidades excesivas de nitrógeno que hay en los aminoácidos, que ayudan a formar las proteínas. Si tus riñones tienen algún daño, entonces tendrán que trabajar aún más para deshacerse de todo ese nitrógeno adicional. Además, el metabolismo de las proteínas también produce muchos deshechos que los riñones también deben eliminar.

7. Mayor riesgo de cáncer

Investigadores creen que comer algunos alimentos ricos en proteínas, específicamente carne roja, está relacionado con un aumento de probabilidad de tener cáncer. Un estudio de Harvard encontró que comer carnes procesadas y rojas aumenta la probabilidad de que una persona desarrolle cáncer de próstata o de seno.

Por otro lado, otras fuentes informan que comer más proteínas disminuye el riesgo de desarrollar cáncer. Debido a que hay hormonas y compuestos cancerígenos en la carne, algunas veces puede ser mejor evitarlas. Dado que los estudios están divididos en cuanto a esto, es algo a lo que hay que prestarle atención.

8. Enfermedades del corazón

Un estudio que se realizó en el Reino Unido en 2010 demostró que las personas que consumían muchos alimentos ricos en proteínas que estaban cargados de grasas trans y grasas saturadas podían estar en riesgo.

Consumir tal nivel de alimentos altos en grasas puede poner a una persona en peligro de enfermedad coronaria. Sin embargo, comer las proteínas adecuadas, como pescado, nueces y aves de corral, reduce la probabilidad. La buena noticia es que estas son opciones Keto amigables.

9. Pérdida de calcio

El consumo de grandes cantidades de proteínas puede hacer que el cuerpo pierda calcio. La mala salud ósea conduce a afecciones como la osteoporosis y otros problemas degenerativos. Si bien aún no hay investigaciones concluyentes acerca de esto, vale la pena mencionarlo.

¿Cuánta proteína necesitas?

Probablemente te estés preguntando cuál es la cantidad de proteína más segura que puedes consumir cada día. Muchas variables entran en esta ecuación, como tu género, nivel de actividad, edad y salud general. Sin embargo, la mejor manera de calcular esta cantidad es a partir de tu masa corporal.

La regla general es que debes comer alrededor de 0.8 gramos de proteína por cada kilo. Si eres un atleta o haces ejercicio regularmente, puedes comer hasta 1.2 o 1.4 gramos de proteína por kilo.

¿Qué tipos de alimentos ricos en proteína debes comer?

Al elegir alimentos que sean ricos en proteínas, debes seleccionar opciones saludables para tu dieta keto. No solo te ayudará a perder peso y mantener un peso saludable, sino que también mantendrá los efectos negativos al mínimo.

Consume alimentos tales como:

  • Pescado salvaje (salmón)
  • Legumbres
  • Huevos
  • Aves de corral
  • Nueces
  • Granos integrales

Evita los alimentos ricos en proteínas como:

  • Carne roja
  • Carnes y vegetales fritos
  • Alimentos ricos en colesterol
  • Alimentos ricos en grasas saturadas
Bibliografía
  1. Delimaris I. (2013). Adverse Effects Associated with Protein Intake above the Recommended Dietary Allowance for Adults. ISRN nutrition2013, 126929. https://doi.org/10.5402/2013/126929
  2. Antonio, J., Ellerbroek, A., Silver, T., Vargas, L., Tamayo, A., Buehn, R., & Peacock, C. A. (2016). A High Protein Diet Has No Harmful Effects: A One-Year Crossover Study in Resistance-Trained Males. Journal of nutrition and metabolism2016, 9104792. https://doi.org/10.1155/2016/9104792
  3. Cuenca-Sánchez, M., Navas-Carrillo, D., & Orenes-Piñero, E. (2015). Controversies surrounding high-protein diet intake: satiating effect and kidney and bone health. Advances in nutrition (Bethesda, Md.)6(3), 260–266. https://doi.org/10.3945/an.114.007716
  4. Fink HA, Akornor JW, Garimella PS, MacDonald R, Cutting A, Rutks IR, Monga M, Wilt TJ. Diet, fluid, or supplements for secondary prevention of nephrolithiasis: a systematic review and meta-analysis of randomized trialsEur Urol 2009;56:72–80. [PubMed]
  5. Bushinsky DA, Smith SB, Gavrilov KL, Gavrilov LF, Li J, Levi-Setti R. Chronic acidosis-induced alteration in bone bicarbonate and phosphateAm J Physiol Renal Physiol 2003;285:F532–9. [PubMed]
  6. Kerstetter JE, O’Brien KO, Caseria DM, Wall DE, Insogna KL. The impact of dietary protein on calcium absorption and kinetic measures of bone turnover in womenJ Clin Endocrinol Metab 2005;90:26–31. [PubMed]
  7. Campos-Nonato, I., Hernandez, L., & Barquera, S. (2017). Effect of a High-Protein Diet versus Standard-Protein Diet on Weight Loss and Biomarkers of Metabolic Syndrome: A Randomized Clinical Trial. Obesity facts10(3), 238–251. https://doi.org/10.1159/000471485

Acerca del autor

Avatar

Tay Cuéllar

Soy Tay Cuellar, administradora de Vida Lúcida y diversos blogs de temática salud, superación personal y bienestar. Te invito a mi espacio donde podamos compartir información y aprender sobre dietas saludables, ideas de ejercicios y motivación para mujeres (y hombres) que estén padeciendo enfermedades crónicas o autoinmunes. ¡Encuéntrame en mis redes sociales!

Continue in browser
To install tap Add to Home Screen
Add to Home Screen
To install tap
and choose
Add to Home Screen
Continue in browser
To install tap
and choose
Add to Home Screen
Continue in browser
Continue in browser
To install tap
and choose
Add to Home Screen