Los padres y su rol en las tareas escolares de los hijos

Las tareas del colegio, ese viejo enemigo temido por muchos padres que suelen dar fe de lo difícil que puede llegar a ser lograr que un niño se interese y las cumpla a cabalidad sin querer delegar esa función a sus papás, son temidas generalmente por un mal enfoque y manejo que se les da, aunque es cierto que son quizás el mayor desafío en el crecimiento y educación de un niño, también es cierto que pueden no ser tan dolorosas.

El rol de los padres en las tareas escolares de sus hijos

Cómo se debe ayudar a los niños en sus tareas

Las tareas siempre van a estar presente, desde los 5 o 6 años en adelante y hasta que culminen su etapa de bachillerato, los padres siempre van a estar involucrados, por lo tanto, es un tema que requiere ser analizado con mucha atención y crear una ruta de acción adecuada.

Ayudar no es hacer

En primer lugar, ten en cuenta que las tareas hacen parte de las responsabilidades del niño, siendo su deber directo cumplirlas, que tú como padre debes darle acompañamiento, asesoría y motivación, pero en ningún momento deberás quitarle esa responsabilidad por completo, se debe encontrar el equilibrio perfecto entre ayudar, pero manteniendo su compromiso.

Involucrarse adecuadamente en sus tareas

Los padres deben involucrarse directamente en las actividades académicas de sus hijos, en diferentes niveles y contextos, por un lado, deben mantener una estrecha relación con la institución educativa donde asiste el niño y con los docentes y personas involucradas en su educación, de esta manera el niño percibe el compromiso de sus padres y la importancia que tiene para ellos, ocasionando que se comprometa él también.

Adicionalmente los padres deben involucrarse estrechamente con sus hijos y demostrarles que son un equipo que se apoyan, que están ahí para ayudar a hacerles el camino más fácil, pero que también son una figura de autoridad que les solicita cumplir con sus deberes.

Consejos para ayudar

Motivar el sentido del orden y organización a la hora de realizar tareas es de gran ayuda, enseña al niño valores en casa que le servirán para poder organizarse mejor en su futuro.

1. Actividades extra académicas

La educación no es solamente las tareas del colegio, y no son los docentes los principales responsables de la adquisición de conocimiento en los niños. Los padres y las actividades educativas que desarrollen con sus hijos, van a potenciar su conocimiento, leer un libro juntos, jugar un juego de mesa, ir a un museo o biblioteca, ver un documental juntos, enseñarles la historia de su grupo de música favorito, y cualquier acción que imparta conocimiento a los niños van a ayudar igual o más que simplemente desarrollar una tarea por obligación.

2. Generar un lugar y espacio adecuado

Una buena idea es crear un espacio físico agradable, libre de distracciones y ameno donde el niño desarrolle sus tareas siempre, además de aprender a generar un momento tranquilo, libre de discusiones o regaños, es decir, mantener todo el proceso positivamente.

3. Dialogo

A veces solo hace falta hablar con el niño y explicarle por qué es importante que haga sus tareas, que no deben ser vistas como una tortura innecesaria sino como una responsabilidad útil y valiosa para la vida.

4. Supervisar y premiar

Los padres deben supervisar siempre lo que falta a sus hijos y la calidad de lo que han hecho, corregir y exigir si es necesario, y a la par deben también mostrar a los hijos que si son responsables recibirán algo a cambio, así sea algo pequeño o no material, un estímulo, una motivación.

Por último, hay que armarse de paciencia y mucha, mantener la calma en todo momento y estar constantemente buscando alternativas para mejorar, hasta llegar a la fórmula adecuada.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.