Hipertensión Salud Síntomas

Los síntomas de la presión alta y cómo tratarla

La presión arterial es la fuerza ejercida por la sangre sobre las paredes de todos los vasos sanguíneos del cuerpo. Depende, por tanto, de la fuerza que ejerce el corazón en cada contracción para mover la sangre a la circulación y la resistencia que tienen los vasos sanguíneos al paso de la sangre.

Mujer con dolores en la nuca por presión alta

La presión alta o Hipertensión arterial es cuando la presión es mayor de 130/80 mmHg, de acuerdo a las últimas pautas publicadas por la Asociación Americana de Cardiología en 2017.

En la mayor parte de los países, las enfermedades cardiovasculares y la Hipertensión arterial, entre ellas, son la primera causa de morbi-mortalidad en la población. De allí la importancia de informarse ampliamente del tema y chequear regularmente su presión arterial, además de conocer los factores de riesgo para tomar medidas preventivas.

¿Cuáles son los síntomas de presión alta o Hipertensión arterial?

La Presión alta o Hipertensión arterial, es conocida como el “asesino silencioso”, debido a que, en la mayor parte de los casos se presenta sin ningún síntoma que advierta su presencia. Incluso se puede manifestar por primera vez, muchos años después de iniciar la enfermedad, debutando con alguna complicación grave.

El chequeo rutinario es la única medida segura que tenemos de detectar en forma precoz la Hipertensión arterial.

No obstante, un grupo de personas pueden experimentar algunos síntomas de presión alta, entre ellos tenemos:

  1. Dolor de cabeza o en la nuca (parte posterior del cuello): es uno de los síntomas más frecuentes que expresan los pacientes que tienen síntomas.
  2. Náuseas, rara vez con vómitos.
  3. Somnolencia o Confusión.
  4. Sangramiento por la nariz o Epistaxis.
  5. Zumbido en los oídos o tinnitus.
  6. Pequeños puntos de sangre en los ojos.
  7. Visión doble o borrosa.
  8. Sensación de rubor o sofocación en la cara y orejas.
  9. Dolor en el pecho.
  10. Sensación de latidos irregulares.
  11. Mareos.
  12. Debilidad generalizada o cansancio.

Tratamiento de la presión alta

Cómo parte del tratamiento también las medidas preventivas son de suma importancia para evitar las complicaciones que puede traer la presión alta.

También puedes leer:  Curar esclerosis múltiple con dieta y medicina funcional

Tratamientos para prevenir la hipertensión

Medidas preventivas

Dado a la alta incidencia de esta enfermedad y la escasa presentación de síntomas de presión alta, es muy importante identificar y tomar en cuenta las medidas que previenen la aparición de la Hipertensión arterial.

  • Dieta balanceada: con baja cantidad de grasas.
  • Disminuye el consumo de sal.
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Dejar de fumar.
  • Disminuir bebidas con cafeína.
  • Limitar la cantidad de alcohol .
  • Mantener un peso saludable o bajar de peso si hay obesidad o sobrepeso.
  • Disminuir la grasa abdominal.
  • Reducir el stress.
  • Mantener un sueño reparador.
  • Evitar la ingesta prolongada de antialérgicos, descongestionantes nasales, antigripales y antiinflamatorios no esteroideos.

Tratamiento médico para la presión alta

Una vez realizado el chequeo médico integral, que permita evaluar la presencia de Hipertensión arterial y en que estadio o nivel se encuentra, tu médico te indicará algún tratamiento a base de tabletas o cápsulas para bajar la presión alta.

Hay que tener claro, que estos tratamientos no deben suspenderse, en la mayoría de los casos se tiene que mantener un control médico de por vida, que asegure el mantenimiento en valores normales de las cifras de presión arterial y así disminuir los riesgos de complicaciones cardiovasculares a futuro.

Oportunamente se podrá cambiar dosis o tipo de medicamento antihipertensivo, pero siempre bajo supervisión médica.

El control adecuado supone la toma regular de la medicación, dado que los síntomas no advierten del nivel de presión arterial.

Existe una amplia gama de medicamentos para bajar la presión alta o antihipertensivos que están diseñados para su uso en diferentes casos, por lo que no se aconseja bajo ninguna circunstancia la automedicación. Además existen efectos secundarios que vigilar y advertir en todos los casos.

Acá mencionamos los grupos de antihipertensivos más importantes:

Diuréticos ( tiazidas, clortalidona, indapamida, furosemida),

  • Acción provoca aumento del volumen de orina y micción frecuente.
  • En la mayor parte hay que cuidar los niveles de potasio en sangre.

Beta-bloqueadores: bisoprolol, acetabulol, atenolol, entre otros.

  • Disminuye la frecunecia cardiaca y la fuerza dque ejerce el corazón para el bombeo de sangre.
  • No funcionan bien en pacientes de raza negra.
También puedes leer:  Cáncer de riñón y 10 maneras de reducir el riesgo

Bloqueadores de canales de calcio:  nifedipina, amlodipina, diltiazem, verapamil.

  • Mejor efecto sobre raza negra.
  • Algunos pueden provocar edema o hinchazón en piernas y tobillos.

Acción central, como la clonidina

  • Acción es a nivel cerebral, donde se controlan las señales para disminuir la presión arterial.

Alfa bloqueadores como el prazosin.

  • Muy antiguos de poco uso actualmente.

Bloqueadores alfa-beta, como el carvedilol y labetalol:

  • Disminuyen frecuancia cardiaca.
  • Relajan el músculo de las arterias.

Vasodilatadores como el minoxidil:

  • Relaja el músculo de las arterias.
  • Tienen un efecto discreto y corta duración.

Inhibidores de la angiotensina, como el captopril, enalapril, lisinopril, entre otros:

  • Ayudan a relajar las arterias.
  • Protegen el riñón.

Bloqueadores de receptores de angiotensina II, como el losartan, candesartan

  • Son muy efectivos.
  • Fáciles de tomar, en general una dosis diaria.
  • Pocos efectos secundarios.

Agonistas de aldosterona como espironolactona y la eplerenona

  • Tienen un efecto diurético.
  • No se pierde potasio, como otros diuréticos

De la misma forma, tu médico podrá escoger algunas combinaciones que considere necesarias.

Como podrás ver, hay medidas generales que son cruciales para evitar la presión alta o controlarla si ya se pacede de la enfermedad. A su vez, hay una gama de medicamentos antihipertensivos que tienen múltiples mecanismos de acción, interacciones con otros medicamentos y efectos secundarios. Es un tema muy complejo y por ello debes dejarlo en manos de un especialista.

Referencias

  • Whelton P. 2017 Guideline for the Prevention, Detection, Evaluation, and Management of High Blood Pressure in Adults. 20 https://www.ahajournals.org/doi/full/10.1161/HYP.0000000000000065.
  • American Heart Association. Guideline for the diagnosis and management of hypertension in adults 2016. org.au. Disponible en: https://www.heartfoundation.org.au/images/uploads/publications/PRO-167_Hypertension-guideline-2016_WEB.pdf.
  • Chen Y et al. Methods of Blood Pressure Assessment Used in Milestone Hypertension Trials. Pulse 2018,6: 112-123. Disponible en: https://www.karger.com/Article/Pdf/489855.
  • Mayo Clinic. Presión arterial alta.  Mayoclinic.org. 2018. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/high-blood-pressure/symptoms-causes/syc-20373410
5/5 (1 Review)