Salud Tratamientos

Heces de color blanco o pálidas, causas y tratamientos

La acolia o heces de color blanco no son normales, a menudo nos indican problemas en el sistema biliar el cual está formado por la vesícula biliar, el hígado y el páncreas.

causas de las heces de color blanco o pálidas

Las heces normales son generalmente de color marrón, y varían en el tono debido a la dieta. Su color marrón característico se debe a las sales biliares, que son un fluido digestivo producido en el hígado y posteriormente reservado en la vesícula biliar.

La bilis se libera en el intestino delgado durante la digestión para ayudar a digerir la comida, pero si el hígado no está produciendo suficientes sales biliares o el flujo se bloquea en los conductos que la transportan, tus heces pueden cambiar de color por falta de bilirrubina y ponerse pálidas o de color arcilla.

El cambio de color en las heces puede ofrecernos información sobre el tracto digestivo y ayudar a detectar enfermedades. Es importante que consultes con tu médico si presentas heces pálidas, en este artículo conoceremos algunas de las causas más frecuentes que ocasionan deposiciones con heces de color blanco.

Causas médicas que pueden provocar heces de color blanco

Hepatitis

La hepatitis es la inflamación del hígado debido principalmente a los virus de la hepatitis A, B o C, la ingesta excesiva de alcohol o determinados medicamentos entre otras causas. Uno de sus síntomas característicos son las heces de color blanco.

Ciertos medicamentos como los AINES o algunos antibióticos, pueden originar hepatitis inducida por fármacos, una vez suspendido el medicamento, la acolia generalmente desaparece en pocas semanas.

La hepatitis puede conducir a insuficiencia hepática, principalmente si es ocasionada por el virus de la hepatitis C el cual puede ser mortal y en casos severos requerir un trasplante de hígado. 

Si el médico te diagnostica hepatitis, el decidirá el mejor tratamiento para ti, dependiendo de la causa.

Cálculos biliares

Los cálculos biliares o litos comúnmente conocidos como piedras, son depósitos sólidos de sales biliares endurecidos que se encuentran en la vesícula o conductos biliares y obstruyen el flujo de la bilis.

Existen tratamientos no quirúrgicos que pueden disolver los cálculos biliares, pero cuando son grandes o el medicamento no es efectivo es necesario recurrir a la cirugía.

Cirrosis biliar primaria

Es la inflamación de los conductos biliares en el hígado, lo cual ocasiona el bloqueo del flujo de las sales biliares a los intestinos.

La cirrosis biliar primaria es una enfermedad autoinmune que destruye poco a poco los conductos biliares dentro del hígado, se extiende formando un tejido cicatricial en todo el órgano y puede llevar con el tiempo a una insuficiencia hepática o cirrosis hepática.

Afecta principalmente a mujeres y se presenta con otros signos de colestasis, como picor e ictericia (piel y mucosas amarillas). Su principal tratamiento es el ácido ursodesoxicólico para retrasar el daño en el hígado, a medida que avanza la enfermedad se tratan las complicaciones, pero cuando la enfermedad ha progresado, el mejor tratamiento es el trasplante de hígado.

Cáncer, tumores o quistes en el sistema biliar

Los tumores tanto benignos como malignos en el sistema biliar ocasionan alteraciones en el flujo de la bilis y además pueden inflamar el hígado.

En el caso de los quistes, algunos de menor tamaño pueden desaparecer sin tratamiento, pero cuando persisten en el tiempo y son grandes es necesario la cirugía.

Si el tumor es maligno además del procedimiento quirúrgico para su extracción, puede ser necesario la radioterapia o quimioterapia.

El cáncer de páncreas es la cuarta causa principal de muertes relacionadas con cáncer en los Estados Unidos. Es común que se localice en la cabeza del páncreas y sus síntomas incluyen dolor abdominal, ictericia, picazón, orinas oscuras y heces de color blanco.

Estenosis biliar

Consiste en el estrechamiento de los conductos biliares, que puede ser ocasionado por cirugías previas, como la extracción de la vesícula biliar u otras causas como cáncer, colangitis esclerosante, pancreatitis.

La alteración en el flujo de la bilis es la causa de la aparición de heces de color blanco, uno de los tratamientos para corregir esta condición es mediante cirugía y consiste en colocar un stent, el cual es un dispositivo pequeño de forma tubular que el cirujano coloca dentro de los conductos para que se mantengan abiertos.

Heces de color blanco en los niños

En los niños las heces de color blanco son un motivo de preocupación y siempre debes consultar con el médico tratante. Pueden ser originadas por diversas causas como dietas exclusivas con leche, el uso reciente de sulfato de bario o enema de bario, y en casos más graves problemas congénitos del sistema biliar.

Entre los problemas congénitos hay que descartarla atresia biliar en todo recién nacido que presente ictericia progresiva, orinas oscuras y acolia durante sus dos primeras semanas de vida, ya que no diagnosticarlo oportunamente puede traer consecuencias fatales.

Sin embargo de acuerdo con un estudio publicado, utilizando datos de la Red De Investigación De Enfermedades Hepáticas De La Infancia, no existe un consenso universal sobre los pasos que deben tomarse en la evaluación diagnóstica de estos recién nacidos para minimizar los procedimientos quirúrgicos.

Te puede interesar leer sobre las heces color verde.

Si el motivo de las heces pálidas es un alimento o medicamento, eliminarlo resolverá el problema, pero si es otra la causa, ya el especialista te indicará el tratamiento adecuado.

5/5 (1 Review)