12 maneras de vivir un estilo de vida sostenible (y ahorrar dinero)

Desarrollar un estilo de vida sostenible se forma de muchos hábitos saludables que podemos practicar, y que nos darán la posibilidad no solo de mejorar nuestro medio ambiente, sino que también son una forma de promover la economía y el disponer de medios y alimentos más sanos.

Cómo vivir de forma más sostenible

Vivimos en un mundo moderno donde la mayoría de las personas consumen y contaminan. En lugar de llevar una vida de constantes desperdicios, deberíamos probar un punto al ser lo más sostenibles y autosuficientes posible. Este esfuerzo es una excelente manera de ayudar a la tierra y ahorrar dinero.

12 consejos para tener una vida más sostenible

Aquí hay 12 maneras en que puedes llevar un estilo de vida más sostenible (y ahorrar dinero a largo plazo).

1. Cultiva tu propia comida

En lugar de subir a tu automóvil para ir a la tienda y lanzar toxinas en el aire y comprar alimentos que tuvieron que ser transportados y posiblemente empacados, cultiva tus frutas y verduras en casa.

Haz un poco de investigación para saber qué alimentos crecen mejor en tu zona y cómo cultivarlos. Cuando llegue el momento, tendrás las verduras más frescas que pudieras conseguir. Además, sabrás exactamente cómo se criaron y con qué fueron tratadas ya que tú mismo fuiste quien las cultivó.

2. Recicla

El reciclaje es el proceso de juntar material usado y reutilizarlo, en lugar de tirarlo para seguir amontonando los vertederos sobrecargados en el mundo. No todo se puede reciclar, pero hay muchos artículos que pueden llevarse a un centro de reciclaje el cual se encargará de darles una nueva forma reutilizable.

Acumula tu plástico, papel y vidrio en recipientes separados específicamente para materiales reciclables. En algunos casos, incluso puedes ganar dinero con tus materiales reciclables.

3. Deshazte de tu auto

Los automóviles son una fuente importante de contaminación del aire, especialmente en las áreas metropolitanas. Muchas personas conducen al trabajo o a la tienda cuando fácilmente pueden tomar un método alternativo de transporte. Si gracias a ti hay un automóvil menos en la carretera y vas al trabajo caminando o en bicicleta, estarás haciendo una diferencia significativa.

Sin embargo, si caminar o andar en bicicleta no es un método razonable para ti, también puedes considerar el transporte público. Si eso tampoco te funcionará para moverte, puedes empezar a hacer viajes compartidos en tu trabajo.

De esta manera puedes ahorrar dinero de gasolina al turnarte para conducir con otras personas de tu trabajo. También reducirás la cantidad de contaminantes en el aire.

4. Instala paneles solares

Uno de los nuevos inventos sostenibles más emocionantes de los últimos años es el panel solar. Puedes colocarlos en tu hogar para generar electricidad. Por supuesto, todavía tendrás energía de respaldo de tu compañía eléctrica. Sin embargo, dado que produces tu propia electricidad la mayor parte del tiempo, tu factura de electricidad se reducirá significativamente o incluso a nada.

Los paneles solares capturan los rayos del sol y los convierten en electricidad. Cuando necesites usarla, se distribuirá por toda tu casa. Dado que este método requiere del sol, funciona mejor en lugares soleados.

Los paneles solares generalmente van encima de tu techo. Sin embargo, Tesla ha inventado un techo hecho de paneles solares. Es caro, pero es atractivo y te ahorra dinero en cuanto a servicios públicos.

5. Compra a compañías responsables ambientalmente

Tienes muchas opciones como consumidor. Es tu trabajo tomar decisiones responsables sobre a quién le compras. No solo debes considerar el precio. También debes prestar atención a la forma en que la empresa empaqueta sus productos y sus prácticas de fabricación. Hay razones detrás de por qué un producto en particular es más barato que la competencia.

Estos artículos probablemente no durarán tanto como las otras opciones, lo que significa que gastarás más ya que necesitarás reponerlo constantemente. Además, los procesos específicos de empaque y fabricación pueden ser más dañinos.

6. Haz las compras con bolsas reutilizables

Piensa en todas las bolsas de plástico que se usan cuando la gente sale de compras o a la farmacia local. Aunque son de plástico, estas bolsas no se pueden reciclar. De hecho, algunos países incluso están prohibiendo el uso de bolsas de plástico al comprar. Toma en cuenta el futuro y utiliza bolsas reutilizables.

Hay bolsas sostenibles diseñadas para ser usadas una y otra vez. Este hábito eliminará la necesidad de usar bolsas de plástico. Simplemente no olvides llevarlas contigo cuando salgas a comprar.

7. Conduce un coche eléctrico

Si no puedes dejar de usar tu automóvil, eso no significa que no puedas tomar decisiones responsables sobre el vehículo que conduces. Algunos vehículos son conocidos por ser «consumidores de gasolina». Es decir que consumen mucho combustible.

Al usar un auto como este te verás obligado a ir a estaciones de servicio con más frecuencia y gastar más dinero. Antes de comprar vehículos toma esto en cuenta y compara diferentes modelos y marcas.

Afortunadamente, ahora existen vehículos eléctricos e híbridos que no requieren tanta gasolina. Estos vehículos dependen de la electricidad o una combinación de electricidad y gasolina. No tendrás que pararte por gasolina con tanta frecuencia ni lanzarás la misma cantidad de contaminación en el aire.

8. Compra electrodomésticos Energy Star

La mayoría de las casas modernas cuentan con refrigeradores, lavadoras, lavaplatos y otros electrodomésticos para poder hacer nuestras vidas más fáciles. Es casi inaudito no tener estos electrodomésticos en casa.

Sin embargo, estos electrodomésticos consumen mucha electricidad y agua. A medida que pasan los años, incluso pueden requerir aún más para completar la misma cantidad de trabajo. Pero hay ciertas máquinas que están diseñadas específicamente para usar menos agua y electricidad de lo habitual.

Estos electrodomésticos tienen una pegatina Energy Star en ellos. Esta designación te permite saber que el producto en particular se adhiere a un cierto estándar de eficiencia. De esta manera ahorrarás dinero en tus facturas de servicios públicos. Además, serás más sostenible.

9. Consume localmente

Piensa en cómo llega la comida del lugar de donde fue producida hasta tu plato. En algunos casos, esto implica un extenso viaje de larga distancia. Este viaje significa lanzar mucha contaminación al aire. Además, la comida ya no es tan fresca como lo era originalmente cuando finalmente llega a su destino.

En lugar de comer en lugares que requieren que la comida provenga desde el otro lado del país, come en restaurantes y compra en los mercados de agricultores que solo usen alimentos de granjeros y carniceros locales. Es probable que esta comida sea menos costosa ya que no requiere costos de viaje.

Además, será uno de los alimentos más frescos que puedes comer. En este tipo de establecimientos, la comida probablemente no se tuvo que congelar en ningún momento.

10. Utiliza el sistema de aire acondicionado sabiamente

Es completamente irrazonable suponer que la gente puede vivir veranos calurosos e inviernos helados sin un sistema de aire acondicionado. Y este hecho es aún más relevante si vives en un lugar con un clima extremo. Sin embargo, esto significa que debes usar tu sistema con mucha prudencia.

Lo primero que debes hacer es obtener una unidad con la calcomanía Energy Star que mencionamos anteriormente. Por otro lado, tampoco necesitas configurar la unidad a temperaturas extremas.

En lugar de poner la temperatura a 20 grados centígrados en el verano, mejor déjala en 25. Es obvio que querrás sentirte fresco y cómodo, pero tampoco necesitas exagerar. También debes considerar usar un termómetro inteligente.

El termómetro inteligente puede cambiar la temperatura cuando no hay nadie en la casa. Finalmente, también procura contratar un mantenimiento por parte de un técnico profesional de cada año.

11. Vota

Es tu trabajo como ciudadano votar sobre las cosas que te importan. Dado que no podemos votar sobre una legislación en particular, debemos votar por las personas que ponen temas ambientales a la vanguardia. Investiga a los políticos locales, estatales y nacionales para saber quién te apoyará a ti y a otros que quieran tener un estilo de vida más sostenible.

12. Sé voluntario

Hay una gran cantidad de organizaciones que trabajan para combatir los problemas ambientales y promover los esfuerzos de la sostenibilidad. Así que involúcrate con estas organizaciones y se voluntario. Puedes aprender muchas cosas durante tu servicio.

También puedes marcar la diferencia en tu comunidad. Busca organizaciones que se esfuercen por limpiar la naturaleza y plantar árboles. También hay organizaciones diseñadas para ayudar a los animales.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.