Padres que crían buenos hijos hacen estas cosas según psicólogos

La paternidad es el trabajo completo más hermoso en la vida, pero seamos realistas, es un gran desafío, agitado y agotador a veces. Psicólogos de Harvard afirman: “Criar a un niño para que sea educado, cariñoso y compasivo es una tarea muy difícil. Pero es exactamente lo que todos somos capaces de hacer. Y nada más en el mundo se comparará con la importancia de esto o la inestimable alegría que se siente cuando se logra”. Si eres padre o estás planeando convertirte en uno, no te preocupes, ya que hay numerosos consejos útiles que te ayudarán en todo tipo de situaciones para criar buenos hijos en una sociedad que mucho lo necesita.

padres que crian buenos hijos

Padres que crían buenos hijos hacen estas cosas según psicólogos

Expertos en la Universidad de Harvard dan los siguientes 6 consejos a los padres:

1. Siempre diles lo que significan para ti

Nuestros hijos son criaturas inocentes y frágiles, que anhelan nuestro amor. Es decir, según los psicólogos, no son conscientes del hecho de que las personas más importantes de nuestro mundo, por lo que se sienten libres de decirlo. No tengas miedo ni te avergüences de expresar tus sentimientos todo el tiempo, ya que es extremadamente importante durante su desarrollo y, de hecho, durante toda la vida.

2. Pasa tiempo con tus hijos si quieres tener buenos hijos

Pasar tiempo con tus hijos es la única manera de comenzar a construir una relación sólida. No importa lo ocupado que estés, siempre encuentra tiempo para hablar con ellos, escucha sus problemas, motívalos a alcanzar sus metas y muéstrales tu cuidado y amor.

3. Ayuda a tu hijo a lidiar con las emociones negativas

Los niños se molestan fácilmente con las emociones negativas, como la ira, el odio, los celos, y es tu responsabilidad explicarles estos sentimientos. De esta manera, aprenderán a resolver sus conflictos internos, a calmarse y a lograr la estabilidad emocional.

4. Enséñales a lidiar con los problemas y muéstrales cómo

Si quieres dejarle a nuestro planeta buenos hijos, debes decirles que no sirve de nada evitar problemas en la vida. En realidad, necesitas estimularlos para que busquen soluciones y lidien con problemas. Siempre habla con ellos para ayudarles a encontrar una manera de hacer frente a la situación y continúen.

5. Muéstrales que el mundo es mucho más grande, más complejo y más interesante de lo que jamás podrían imaginar.

Intenta hacer que tus hijos sientan curiosidad por el mundo exterior. Demuéstrales que es mucho más complejo y hermoso de lo que imaginaron, por lo que deben interesarse en las personas y los eventos fuera de este círculo limitado. Otras personas pueden ser diferentes en términos sociales, culturales y geográficos, y necesitan desarrollar comprensión y empatía por todas las personas que los rodean.

Te puede interesar:
Cómo el amor maternal afecta el cerebro del niño

6. Pídeles que te ayuden con algo todos los días y no olvides agradecerles por su ayuda.

Investigadores han demostrado que las personas que tienen el hábito de expresar su gratitud son más generosas, compasivas y están dispuestas a ayudar. Por lo tanto, pídales a tus hijos que te ayuden con algo todos los días y recompénselos por su genuina amabilidad y esfuerzo. Esto fomentará sentimientos de amor y aprecio.

Al final, los niños nacen sin conocimiento social o habilidades sociales, por lo que están ansiosos por encontrar a alguien a quien imitar, y en la mayoría de los casos, los padres son sus modelos a seguir. Los padres afectan mucho el comportamiento de los niños, ya que son como esponjas, modelan todo lo que hacen los padres e incorporan lo que ven en sus propias vidas. Por lo tanto, seamos el ejemplo correcto para nuestros hijos e impactemos positivamente su desarrollo.

Según la revista Curious Mind, deberías recordar que:

“Lo que haces es en lo que se convertirán. Es por eso que siempre debes prestar mucha atención a sus modales y acciones y estar preparado para admitir fallas y errores.

Demuéstrale a tu hijo que te importa y que estás listo para aceptar sus faltas y trabajar en ellas. El resultado que deseas ver en tu hijo proviene del esfuerzo que le dedicas a este. Practica la imparcialidad, la honestidad y el cuidado de ti mismo.

Reconoce tus errores, especialmente aquellos que involucran a tu hijo en ellos, y habla abiertamente sobre estas cosas. El objetivo es mostrarle a tu hijo buenos modales, humildad y honestidad.

Con eso, se sentirán mucho más reconfortados y animados a buscar un resultado positivo en sus problemas. Tu hijo te admirará solo si tú ganas su confianza y respeto. Lograr esto es mostrarle a tu hijo que eres tan humano como puedes ser, y eso también tiene fallas”.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.