Cáncer Salud

Que es el tumor cerebral, causas y como diagnosticarlo

Un tumor cerebral es un desarrollo anormal de células que provienen de componentes cerebrales, denominados tumores primarios o que puede comenzar con la presencia de cáncer en otras partes del cuerpo y diseminarse al cerebro: tumores cerebrales secundarios o metastásicos. Algunos tumores cerebrales son benignos y otros, cancerosos o malignos.

imagen de un tumor cerebral en la mujer

Los tumores cerebrales representan hasta el 20% de todos los cánceres en la infancia. En los niños, el 70% de los tumores primarios se originan en la fosa posterior, mientras que en los adultos esta proporción corresponde a los supratentoriales.

En los adultos hay una incidencia similar de tumores primarios y metastásicos. Los tumores cerebrales primarios malignos se encuentran entre los cánceres más difíciles de tratar, con una sobrevida de 5 años no superior al 35%. El 85-90% de los tumores primarios del sistema nervioso central (SNC) se encuentran en el cerebro.

Causas de tumores en el Sistema Nervioso Central

La Organización Mundial de la Salud (OMS), describió en 2016 el sistema de clasificación de tumores del SNC más completo y actualizado hasta el momento. Este sistema de clasificación clasifica los tumores del SNC no solamente de acuerdo al tipo histológico, sino también según los marcadores moleculares de citodiferenciación.

La clasificación propone características demográficas elementales como la edad y los aspectos genómicos y de citodiferenciación pero también abarca aspectos terapéuticos como la respuesta al tratamiento y la supervivencia.

Esta nueva propuesta pretende agrupar a los pacientes con base en los distintos subtipos de glioblastomas y constituye un paso importante hacia el desarrollo de tratamientos individualizados, el cual tiene como objetivo las alteraciones genéticas definidas de cada tumor. Se clasifican en:

  • Tumores difusos astrocíticos y oligodendrogliales
  • Tumores ependimarios
  • Tumores de la región pineal
  • Tumores embrionarios
  • Tumores de los nervios craneales y paraespinales
  • Meningiomas
  • Linfomas
  • Tumores de células germinales
  • Tumores de la región selar
  • Tumores metastásicos
También puedes leer:  Los síntomas del cáncer de próstata

Como diagnosticarlo

A continuación se mencionan los diferentes tipos de análisis y métodos para diagnosticar el tumor.

Exploración física y neurológica

Los síntomas iniciales de los tumores cerebrales son inconstantes. El tumor cerebral puede aparecer en cualquier parte del cerebro, por lo que puede dar síntomas van a depender de su ubicación anatómica. Es por esta razón que a veces son tan difíciles de diagnosticar.

Los síntomas se pueden clasificar en dos tipos:

  • Síntomas focales, debidos a la presión y la destrucción que genera el tumor en una estructura del cerebro y que se manifiestan a través de crisis epilépticas y déficit neurológico.
  • Síntomas generales, que se producen por el aumento de presión dentro de la cabeza. Estos se manifiestan a través de hipertensión endocraneal, dolor de cabeza, náuseas y vómitos.

Estudios de Imagen

Las técnicas de imagen representan una herramienta primordial y complementaria que permite determinar la ubicación del tumor, su aspecto, el número de lesiones, tamaño y zonas afectadas. También detectan posibles complicaciones asociadas al tumor, como la presencia de hemorragia.

El TAC (Tomografía Axial Computarizada): es una prueba basada en rayos X muy rápida que se utiliza en el screening, por lo general es la primera prueba que se lleva a cabo a un paciente con sospecha de tumor cerebral.

La resonancia magnética nuclear utiliza un sistema que funciona mediante la aplicación de un poderoso campo magnético. La duración es superior a la del TAC.

También puedes leer:  Cambios en las uñas que te muestran problemas de salud

La espectrografía por resonancia magnética es un examen que permite el análisis del metabolismo cerebral in vivo y proporciona información bioquímica no invasiva de los tejidos.

La resonancia dinámica, nos permite determinar si se está generando una vascularización nueva para el tumor.

La tomografía computarizada de emisión monofotónica (SPECT) es de mucha utilidad para diferenciar los tumores benignos de los malignos y predecir el grado histológico de los tumores para seleccionar el área para biopsia. Se ha utilizado también para diferenciar gliomas de bajo y alto grado.

Tomografía por emisión de positrones. La tomografía por emisión de positrones (PET) con fluorodeoxiglucosa (FDG) se utiliza para detectar tumores malignos con altos índices metabólicos, ya que capta una mayor cantidad de glucosa.

Esto puede ayudar al neurocirujano a localizar las áreas del cerebro con comportamiento biológico más agresivo, y permite localizar áreas funcionales antes de la cirugía o radiación. Además, la PET es útil para determinar si un paciente se puede beneficiar más con radioterapia o quimioterapia.

Biopsia

La biopsia es primordial y necesaria para efectuar el diagnóstico. Es la única prueba que permite llevar a cabo el análisis al microscopio de una muestra del tumor para confirmar el diagnóstico definitivo, lo que es indispensable para planear el tratamiento adecuado.
Palabras claves: tumor cerebral

  • Lapointe S, Perry A, Butowski NA. Primary brain tumours in adults. Lancet. 2018 Aug 4;392(10145):432-446
  • Louis DN, Perry A, Reifenberger G, von Deimling A, Figarella-Branger D, Cavenee WK, et al. The 2016 World Health Organization Classification of Tumors of the Central Nervous System: a summary. Acta Neuropathol. 2016 Jun;131(6):803-20
5/5 (1 Review)