7 razones para deshacerse de los recipientes de plástico de uso cotidiano

¿Por qué es que en un mundo natural nuestra sociedad se ha vuelto tan apegada a productos no naturales? Las personas se rodean de materiales procesados que requieren grandes máquinas y procesos complicados que producen contaminación cuando hay una alternativa natural simple a su alrededor, y el plástico es el peor ofensor. Estas son algunas razones de porqué debes deshacerte de los recipientes de plástico que usas diariamente.

recipientes de plástico tóxicosEl plástico representa una amenaza para la humanidad simplemente porque es muy versátil y se usa en casi todas partes. Cada año, los compradores utilizan más de 500 mil millones de bolsas de plástico, suficientes para envolver el planeta más de 4000 veces. Más de diez mil piezas de plástico se descargan en el océano cada día, empeorando la acidificación del agua y matando a cientos de miles de animales cada año.

El plástico invade nuestros alimentos y bebidas

Supongamos que llevas una dieta ajustada con hábitos saludables. Verduras orgánicas junto a alimentos no procesados y gran cantidad de vitaminas y minerales. Si estás llevando la comida en recipientes de plástico y extrayendo agua de una botella de plástico, es posible que tus hábitos alimenticios no sean tan seguros como pensabas.

7 razones para que retires los recipientes de plástico de tus hábitos alimenticios

El plástico no solo daña nuestro entorno distante, sino que también afecta nuestras rutinas diarias en formas que apenas nos damos cuenta. La amenaza más común para la salud del uso de plástico proviene de una fuente que se pasa por alto: lo que comemos.

1. El BPA en los recipientes de plástico

El BPA (bisfenol A) es una sustancia química que se utilizó ampliamente en los plásticos industriales durante los años sesenta. Solo recientemente los científicos se preocuparon por investigar el efecto de este químico en nuestra salud. Hasta ahora, lo han relacionado con problemas cardíacos, efectos en el cerebro, desequilibrios hormonales y posiblemente otras afecciones como el TDAH y la diabetes.

La gente se alarmó al descubrir que esta toxina era tan abundante en los recipientes de plástico de alimentos. Las bebidas / alimentos enlatados, las botellas de plástico e incluso las líneas de suministro de agua pueden contener BPA.

2. BPS

No pienses que, dado que un plástico es “Libre de BPA”, es completamente seguro. Muchos fabricantes han lanzado campañas de marketing engañosas que garantizan la seguridad de su producto sin discutir el uso de BPS (bisfenol S), un químico similar con propiedades igualmente tóxicas.

Los estudios que rodean BPS son terriblemente limitados. Lo que han encontrado son similares propiedades de copiado de hormonas que pueden afectar nuestra salud. Para colmo, el BPS es en realidad menos biodegradable que el BPA, lo que lo convierte en una alternativa destructiva para el medio ambiente.

3. Lixiviación

La lixiviación es el proceso que hace de BPA y BPS una amenaza tan importante. La fabricación de plásticos produce varios productos químicos que pueden ser absorbidos fácilmente en un proceso llamado migración, o como los medios de comunicación tienen más comúnmente etiquetados como “lixiviación”.

Durante la lixiviación, se pueden transferir trozos de plástico de los contenedores a los alimentos que comemos, creando una transferencia directa de material extraño a nuestros cuerpos.

4. Los contenedores de plástico absorben el olor y el color

A diferencia de las alternativas naturales más saludables, el plástico tiene una textura porosa que no es ideal para almacenar ciertos productos. Puede absorber fácilmente el olor y el color de ciertos alimentos y manchar tus recipientes de plástico. Puedes notar que después de varios usos, tus recipientes de plástico se ven y huelen como un alimento, independientemente de lo duro que se frote.

Te puede interesar:
Cómo planchar la ropa sin plancha

5. Impacto ambiental

Como mencionamos anteriormente, los plásticos juegan un papel muy importante en la destrucción de nuestro medio ambiente. Toman un tiempo increíblemente largo para descomponerse en comparación con las alternativas y llenar los rellenos sanitarios. Mientras filtran toxinas a nuestro medio ambiente, también representan una seria amenaza para la vida silvestre.

El reciclaje se ha planteado como una solución a esto, pero podría no ser tan efectivo como pensábamos. El plástico tiene que ser reciclado y produce una calidad inferior cada vez. Si bien es mucho mejor que simplemente tirar el plástico, evitarlo todo podría ser una bendición para la salud de nuestro planeta.

6. Sí, el plástico lleva a la obesidad

Los plásticos alrededor de tu comida también pueden contribuir al aumento de peso. Un estudio con ratones descubrió que el BPA jugó un papel importante en la reducción de la sensibilidad de los animales a la insulina. Esto hizo más probable la producción de células grasas.

Los adipocitos (también conocidos como lipocitos y células grasas) se acumularon con mayor velocidad, lo que permite que los ratones se engorden más rápido. Los estudios entre humanos y BPA aún son limitados, pero la evidencia sugiere que nuestro encaprichamiento con los plásticos podría empeorar nuestra situación de grasa.

7. Los recipientes de plástico pueden intervenir malamente con la fertilidad

Una nueva línea de estudios muestra una conexión impactante entre los químicos plásticos y la fertilidad humana. La investigación realizada por científicos de Harvard sugiere que una quinta parte de los problemas de infertilidad no explicados podrían ser el resultado de la exposición al BPA y al BPS.

Un riesgo adicional es la posibilidad de defectos de nacimiento como el síndrome de down en fetos en desarrollo.

¿De dónde viene?

Algunas de las fuentes de plástico cerca de nuestra comida son bastante obvias. Otros son aparentemente inocentes. Aquí hay una breve lista de alimentos y bebidas comunes que contienen plásticos:

● Alimentos enlatados
●Bebidas enlatadas
● Biberones y chupetes
● Recibos de cuentas
● Recipientes de plástico
● Botellas desechables de bebidas

Soluciones simples

No tienes que sacrificar la conveniencia y la versatilidad si cambias de plástico. De hecho, la mayoría de las alternativas brindan un uso mucho más prolongado que los productos de plástico. El vidrio se puede usar innumerables veces para almacenar alimentos sin absorber el olor de los alimentos ni liberar sustancias químicas en nuestros alimentos.

Puedes almacenar líquidos, sólidos, mermeladas o incluso pepinillos. Se creativo y usa vidrio sobrante para manualidades o convierte un tarro de vidrio en tu propio cáliz personal.

No es increíblemente difícil divorciarse de un estilo de vida que consume plástico. Sigue algunos de estos consejos para reducir su exposición a productos químicos y garantizar la seguridad de tus alimentos.

Compra frascos de vidrio y productos de vidrio de varios tamaños para almacenar tus alimentos y sobras.
● Cuando compres alimentos que ya vienen en plástico, sácalos y guárdalos en un recipiente de vidrio tan pronto como llegues a casa.
● Coloca un filtro de agua en tu grifo para evitar comprar botellas de plástico y ahorrar dinero.
● Haz compras en mercados orgánicos, tienden a usar empaques mucho más naturales.

Evitar los recipientes de plástico es solo un paso para mejorar tu salud, pero es aún más importante asegurarte de que los alimentos en estos recipientes no sean tóxicos. ¿Te has dado cuenta de que algunos de los alimentos que comemos son en realidad alimentos falsos? También debes asegurarse de que tu comida no contenga ingredientes tóxicos y que no esté prohibida en otros países.

Bibliografía
  1. Yang, C. Z., Yaniger, S. I., Jordan, V. C., Klein, D. J., & Bittner, G. D. (2011). Most plastic products release estrogenic chemicals: a potential health problem that can be solved. Environmental health perspectives119(7), 989–996. doi:10.1289/ehp.1003220

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.