¿Por qué el segundo hijo es más travieso? estudios explican las razones

¿Tu hijo menor es definitivamente más travieso que sus hermanos mayores? Según una investigación científica, esto es completamente normal. Descubre por qué los niños mayores suelen ser más tranquilos.

Bebé sucio, segundo hijo más travieso

Según los estudios realizados por la Universidad Northwestern y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), existe una relación entre el orden de nacimiento de los niños y la posibilidad de que el niño se vuelva un delincuente.

La investigación se realizó y se observó en miles de grupos de hermanos de familias de Florida y otras familias de Dinamarca. A pesar de la considerable diferencia cultural, los resultados son similares.

¿Por qué el segundo hijo tiende a ser más travieso?

Siempre ha habido este cliché relacionado con el segundo niño, considerado como el “patito feo” y el travieso de la familia, el trabajo de los investigadores ha querido precisamente ir al fondo de lo que hasta hoy era considerado solo como un creencia popular. El profesor Jospeh Doyle (MIT) y su equipo descubrieron que en las familias con dos o más hijos, los varones segundos son 20-40% más propensos a tener problemas disciplinarios en la escuela y problemas con la ley en la edad adulta que sus hermanos mayores.

Según los investigadores, esta diferencia de comportamiento entre hermanos se debe a la atención diferente que habría entre el primer y el segundo hijo. Es precisamente esta falta de atención la que provoca actitudes anormales en los niños que buscan atraer la atención de sus padres.

Cuando el primer niño nace en una familia, el padre y la madre necesariamente tendrán mucho más tiempo libre y podrán concentrarse más en el niño, debido a la inexperiencia que uno tiene en la educación de un niño recién nacido.

Te puede interesar:
Cómo educar a tus hijos sin castigos ni gritos

Cuando nace un segundo hijo, estás mejor preparado que antes. Pasas menos tiempo con tu hijo y trabajas más que cuando tuviste tu primer bebé. Si el primero tenía todo el tiempo de los padres para él, el segundo tendrá que compartirlo con su hermano. Esta cifra podría ser tomada como referencia por el niño, razón por la cual, según los estudios, el segundo podría no crecer bien y volverse más travieso.

Un problema de hermanos

El primer hijo tiene como inspiración y referencia a los padres, él aprende con ellos a comportarse de manera responsable lo más rápido posible. El segundo niño se conoce más como el hermano o la hermana del mayor, y tratará de copiarlo, pero sin éxito.

Por lo tanto, según los estudios, el primer niño tendrá más probabilidades de tener éxito en el futuro, mientras que el segundo niño puede tener problemas de conducta relacionados con la delincuencia y la autoestima.

Para Shankar Vedantam, corresponsal de ciencias sociales en National Public Radio, no tienes que preocuparte por los resultados de esta investigación. Del 20 al 40% de los niños de segunda generación que están en riesgo de delincuencia, solo una fracción tendrá problemas con la ley en el futuro.

Obviamente, este es solo el resultado de una investigación, no tiene porque sucederte obligatoriamente. El orden de nacimiento podría conducir a desequilibrios en el niño y volverlo más travieso, siempre y cuando no le prestamos la atención y el tiempo que se le ha dado a los demás.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.