Señales de que un niño está sufriendo abuso emocional

Los niños pueden manifestar que están sufriendo maltrato o abuso emocional, sin embargo, no lo harán por la vía oral como lo puede manifestar un adulto y quizás ellos mismos no sean capaces de interpretar dicho abuso, aunque lo pueda sentir y sientan el daño que les produce, para ello existen una serie de señales que puede manifestar un niño que sufre abuso emocional.

Señales de que un niño sufre abuso emocional

¿Qué es el abuso emocional y psicológico en los niños?

El abuso emocional y psicológico en los niños se define como conductas, habla y acciones de los padres, cuidadores u otras figuras importantes en la vida de un niño que tienen un impacto mental negativo en él.

El abuso emocional (o abuso psicológico) es un patrón de comportamiento que es capaz de afectar el desarrollo emocional o el sentido de autoestima de un niño.

Los ejemplos de abuso emocional incluyen:

  • Insultar
  • Llamar por sobrenombres
  • Amenazar violentamente (incluso sin llevar a cabo las amenazas)
  • Permitir que los niños sean testigos del abuso físico o emocional de otra persona
  • Retener el amor, apoyo o guía

Es muy difícil saber cuál es la incidencia de abuso emocional infantil. Hay una amplia gama de comportamientos que pueden considerarse abusivos, y se piensa que todas las formas de abuso no se denuncian como deberían.

Childhelp estima que cada año en los Estados Unidos, más de 6.6 millones de niños están involucrados en derivaciones a los Servicios de Protección Infantil (CPS) estatales. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en 2014, la CPS confirmó que más de 702.000 niños habían sido abusados ​​o abandonados.

El abuso infantil ocurre en todo tipo de familias. Sin embargo, el abuso informado parece ser más común en familias que:

  • Tienen dificultades financieras
  • Lidian con la paternidad monoparental
  • Están experimentando (o ha experimentado) un divorcio
  • Luchan con problemas de abuso de sustancias

¿Cuáles son los signos del abuso emocional infantil?

Los signos de abuso emocional en un niño pueden incluir:

  • Tener miedo de un padre
  • Expresar que odian a un padre
  • Hablar mal de sí mismos (como decir, «soy estúpido»)
  • Parecer emocionalmente inmaduros en comparación con sus compañeros
  • Exhibir cambios repentinos en el habla (como tartamudeo)
  • Experimentar un cambio repentino en el comportamiento (como tener un desempeño deficiente en la escuela)

Los signos de abuso que muestra un padre o cuidador incluyen:

  • Mostrar poca o ninguna consideración por el niño
  • Hablar mal del niño
  • No tener contacto ni tocar al niño con afecto
  • No atender las necesidades médicas del niño

¿A quién debo avisar?

Algunas formas de abuso, como los gritos, pueden no ser inmediatamente peligrosas. Sin embargo, otras formas, como permitir que los niños consuman drogas, pueden ser dañinas al momento. Si tienes alguna razón para creer que tú o un niño que conoces está en peligro, llama al 911 de inmediato.

Si tú o alguien que conoces está sufriendo abuso emocional, comunícate con los departamentos locales de servicios para niños o familias. Pide hablar con un consejero. Muchos departamentos de servicios familiares permiten que las personas que llaman denuncien sospechas de abuso de forma anónima.

Si no es posible comunicarse con una agencia de servicios para familias, pide ayuda a alguien de confianza, como un maestro, un familiar, o un médico.

Es posible que puedas ayudar a una familia que te preocupa ofreciéndote a cuidar a los niños o hacer mandados. Sin embargo, no te pongas en riesgo ni hagas nada que aumente el riesgo de abuso para el niño.

Si te preocupa lo que le pueda suceder a los padres o cuidadores del niño, recuerda que buscarles ayuda es la mejor manera de demostrarles que te preocupas por ellos.

¿Qué puedo hacer si creo que podría hacerle daño a mi hijo?

Incluso los mejores padres pueden en algún momento gritar a sus hijos o utilizar palabras fuertes en momentos de estrés. Eso no es necesariamente algo abusivo. Sin embargo, deberías considerar llamar a un consejero si estás preocupado por tu comportamiento.

La crianza de los hijos es el trabajo más difícil e importante que jamás realizarás. Busca los recursos para hacerlo bien. Por ejemplo, cambia tu comportamiento si consumes alcohol o drogas ilegales con regularidad. Estos hábitos pueden afectar qué tan bien cuidas a tus hijos.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.