10 señales de un niño con inteligencia extraordinaria

Todos los padres piensan que su hijo es excepcionalmente inteligente. Pero cuando la pequeña Judy o Jack traen a casa su trabajo de jardín de infantes, te das cuenta de que tu hijo es inteligente, pero no necesariamente excepcional. Hay una gran diferencia, y un niño con inteligencia extraordinaria generalmente aparece a una edad temprana. Entonces, ¿cuáles son las diez señales de que eres el padre de un niño brillante?

niño con inteligencia

Primeras señales de un niño con inteligencia extraordinaria

Los niños pequeños pueden mostrar signos tempranos de inteligencia extrema. Es posible que ni siquiera te des cuenta de estas cosas en tu bebé hasta que comparas a tu hijo con otros niños de la misma edad, o tu pediatra se dé cuenta. Los primeros signos de que tienes un hijo con alta inteligencia incluyen:

  • Están muy alertas cuando son bebés.
  • Tienen una larga capacidad de atención cuando son niños pequeños o bebés.
  • Tienen desarrollo del lenguaje.
  • Estos niños tienen desarrollo de habilidades motoras.
  • Son ambidiestros en algún momento desde el principio.
  • Tienen compañeros de juego imaginarios.
  • Estos niños hablan las primeras palabras alrededor de los nueve meses.
  • Leen temprano, completando la lectura fácil antes de los cuatro años.
  • Estos niños comienzan a mostrar sentido del humor a una edad muy temprana.

10 signos de que estás criando a un niño brillante

Aquí hay algunas cosas a tener en cuenta si sospechas que tu hijo particularmente inteligente.

Lectores tempranos

Si tu hijo es excepcionalmente inteligente, hay una buena posibilidad de que sean lectores tempranos. Algunos de estos niños están leyendo cuando tienen tres años con poca o ninguna enseñanza. Esta aptitud a menudo se debe a que también tienen buenos recuerdos y han memorizado muchas palabras que han visto en los libros o al escuchar que le leíste.

La lectura temprana suele ser un indicador significativo de que tu hijo es un genio. Tendrán un apetito insaciable para leer. Es posible que debas hacer que dejen de leer para que puedan comer o acostarse. Encontrar libros apropiados para la edad puede ser un desafío. Recurre a algunos clásicos antiguos para obtener materiales de lectura desafiantes pero apropiados para su edad. Estos libros clásicos a menudo se pasan por alto en las escuelas, pero proporcionan una rica fuente de aprendizaje para tu hijo.

Aquí hay una lista de diez clásicos probados y verdaderos que tu hijo joven, excepcionalmente inteligente, puede disfrutar leyendo (dependiendo de la edad / habilidad).

  • Isla del tesoro
  • Peter Pan
  • La familia Robinson
  • Los cien vestidos
  • Danny, el campeón del mundo
  • Rollo de trueno, escucha mi grito
  • Donde crece el helecho rojo
  • Los pingüinos del Sr. Popper
  • Las aventuras de Robin Hood
  • Pippi Calzaslargas

Creativo cuando juega solo

A los niños les encanta jugar, pero los niños excepcionalmente inteligentes son especialmente imaginativos cuando se trata de jugar solos. A menudo crean un amigo imaginario. Aunque esto es común a todos los niños, los niños superdotados son excepcionalmente creativos.

Los niños dotados son aptos para crear pequeños mundos basados ​​en lo que leen o ven. Los estudios encontraron que los niños que tienen un compañero imaginario tienen una habilidad imaginativa. Son mejores para contar historias, son más propensos a la fantasía y, a menudo, explican las cosas como mágicas.

Un niño altamente inteligente muestra curiosidad

Los niños dotados sienten curiosidad por todo lo que les rodea. Tienen una mente curiosa y tienden a cuestionar todo. Quieren conocimiento Te sientes abrumado por sus preguntas, especialmente cuando sus problemas están más allá de lo que sabes. Este es un buen momento para sacar libros sobre los temas que más les interesan. Muéstrales cómo buscar respuestas en sitios seguros y en línea como Britannica Kids, National Geographic for Kids o World Book en línea.

Perseverancia

Cuando los niños excepcionalmente inteligentes encuentran un tema, les interesa. Quieren saber todo al respecto. Persistirán en hacer preguntas al respecto, leer sobre él y hablar sobre él. Son persistentes en la resolución de problemas.

Están comprometidos a encontrar respuestas. Tienen una increíble cantidad de energía y dedicación a estos temas. A un niño le encantaba aprender sobre la Segunda Guerra Mundial. Leyó todos los libros que pudo encontrar sobre el tema, luego escribió su novela de guerra de 200 páginas a la edad de 8 años, utilizando la información que había aprendido como telón de fondo para su trabajo de ficción.

Creativo

Tu hijo excepcionalmente inteligente puede ser extremadamente creativo. Los estudios demuestran que las personas creativas pueden encontrar nuevas formas de resolver problemas, mientras que las personas inteligentes resuelven un problema de una manera más lógica.

Los científicos no entienden la relación entre inteligencia y creatividad, pero parece prevalecer cuando un niño es particularmente inteligente.

Esta creatividad hace que tu hijo se sienta cómodo pensando fuera de la caja e inventivo. Tu hijo puede ser extremadamente original en su pensamiento. Los niños excepcionalmente inteligentes pueden exhibir estas cualidades artísticas:

  • Ser independiente con sus ideas.
  • Presenta historias creativas, a veces basadas en hechos reales o irreales.
  • Puede encontrar muchas soluciones creativas.
  • Gran imaginación.
  • Genial en improvisación.
  • No les molesta que sean diferentes.
  • Puede distraerse con todas sus ideas.
  • Tiene su horario.
  • Quizás un tomador de riesgos en algunas áreas.
  • Sueña despierto con sus ideas

Un niño con inteligencia muy alta tiene una gran memoria

Tu hijo superdotado puede tener un recuerdo increíble de hechos y cifras. Algunos niños superdotados memorizan números de teléfono o de licencia de automóvil solo por diversión. Son como un libro ambulante que indica información que han leído literalmente. A menudo pueden memorizar hechos matemáticos y palabras de ortografía después de verlos solo una vez.

Ten cuidado con lo que le prometes a tu hijo porque lo recordará y te molestará hasta que hagas lo que prometiste.

Un niño extremadamente inteligente podría también ser altamente sensible

Los niños dotados pueden ser muy sensibles. Esta sensibilidad significa que son muy conscientes de sus sentimientos y los sentimientos de otras personas.

También son sensibles al tacto. Por lo tanto, no les gusta la ropa rayada o las etiquetas en el interior de sus camisas. No les gustan los calcetines con costuras o una silla demasiado dura o blanda. Esta característica puede ser un desafío para un padre, pero es parte de quién es su hijo. Adáptate a sus preferencias tanto como sea posible sin atender demasiado a todos los caprichos.

Voluntad fuerte

No te sorprendas si tu hijo excepcionalmente inteligente se da a las crisis. Se frustran fácilmente cuando deben dejar de hacer algo que les gusta, o sienten que no los estás escuchando. No entienden por qué necesitan dejar de leer porque es muy importante para ellos. Te dirán por qué deberías dejar que hagan lo que quieran. Son seguros en sus opiniones y persuasivos en sus argumentos.

Buen sentido del humor

Los niños dotados son divertidos. Hacen bromas y juegos de palabras todo el tiempo. Junto con su constante conversación y preguntas, estos comediantes pueden hacerse cargo de una clase como el payaso de la clase. Los maestros los encuentran encantadores y distractores. Les gusta hacer reír a sus maestros con sus bromas mientras que los otros niños pierden el punto por completo.

Pueden parecer impertinentes

Los niños altamente inteligentes parecen mayores para su edad. Debido a que son tan verbales y tienen un vocabulario amplio, les gusta interactuar con adultos a su nivel. A veces se perciben como groseros o impertinentes cuando corrigen el error de un adulto o hacen preguntas personales. A menudo son vistos como descortés, pero generalmente son curiosos o son graciosos.

Debido a su capacidad de pensar de manera abstracta, los adultos los tratan como si fueran mayores, pero los niños superdotados siguen siendo niños. Pueden carecer de desarrollo emocional. Un minuto, te están hablando sobre un problema de física complicado que terminaron, y luego están teniendo un colapso porque no quieren comer su brócoli.

Pensamientos finales

Si eres padre de un niño altamente inteligente, te sorprenderá el increíble vocabulario de tu hijo y su capacidad de pensar lógicamente. Te sorprenderán con sus preguntas y tendrás el desafío de mantenerlos intelectualmente estimulados con buenos libros y actividades. Llévalos a museos, jardines, sitios históricos y caminatas por el bosque. Bríndales muchas experiencias diferentes para mejorar su experiencia de aprendizaje.

Guía a tu hijo en situaciones sociales. Diles que deben ser educados incluso cuando tienen curiosidad: nunca es educado preguntarle al empleado de la tienda cuántas veces ha ido al baño hoy. Prepárate para una aventura mientras observas a tu hijo continuar aprendiendo y creciendo, resolviendo problemas que los adultos no pueden y encontrando el mejor tipo de soluciones innovadoras para los problemas.

Además, prepárate para amarlos y aceptarlos mientras luchan por entender la vida. Sé su apoyo y bloque de sonido cuando estén tristes o confundidos.

No los mimes ni les digas siempre cuán inteligentes son. Esto crea un niño egocéntrico que se siente con derecho. Enséñeles a pensar en los demás, a compartir y a estar listos para ayudar.

Sobre todo, disfruta de quién es tu hijo no por su inteligencia, sino como un niño maravilloso que se está convirtiendo en una persona responsable y amable.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.