Psicología Salud emocional

Si creciste siendo un niño solitario quizás manifiestaste estos signos

Es bastante común sentirse aislado en la edad adulta; las amistades a larga distancia son básicamente la norma y todos están tan ocupados que es difícil conectarse. Pero los niños también pueden sentirse solos, incluso si no están solos en realidad. Estos son algunos de los signos sutiles de un niño solitario.

niño solitario

Si creciste siendo un niño solitario quizás manifestaste estos signos

Al crecer, a la mayoría de nosotros no nos enseñan sobre nuestros sentimientos y nuestra salud mental. Entonces, si eres un niño que lucha con la incómoda sensación de soledad, es fácil pensar que algo anda mal contigo.

Lo que podría parecer “ser tímido” o ser un niño “imaginativo” en el exterior a veces puede ser indicativo de una lucha más profunda. Es importante recordar que los jóvenes experimentan soledad, y necesitamos saber los signos.

1. Hablan incesantemente

Los niños que se sienten solos hablarán mucho. Este intento de establecer conexiones sociales a menudo resulta contraproducente porque su constante charla molesta a los demás y hace que lo eviten. Un adulto que se remonta a su infancia fue capaz de reconocer este comportamiento en sí mismo:

“Exageras cuando haya alguien con quien hablar, porque el hecho de no tener a nadie durante períodos prolongados te hace hacerlo así incluso si eres consciente de que es increíblemente incómodo socialmente”.

2. Constantemente interrumpen

Los niños solitarios se sienten resentidos cuando tu atención está en otra parte. Continuamente intentarán redirigir el foco hacia ellos mismos.

También puedes leer:  Cómo salir de la zona de confort y seguir adelante

3. La atención en busca de un comportamiento

El “mírame” para llamar la atención puede ser positivo o negativo. Si el niño sabe que puede llamar más la atención con tácticas destructivas, lo hará.

4. Un niño solitario se retira

Por otro lado, algunos niños se retiran y quedan aislados. Pasan gran parte de su tiempo a solas en sus habitaciones. Aunque pueden desear la interacción social, es posible que no sepan cómo hacerlo.

“Leí mucho y antes de poder leer tuve una imaginación vívida. Cuando nadie quiere jugar contigo o no tienes a nadie con quien salir en la noche como adulto, leer libros es tu mejor amigo. Eso y mis animales. “- Jennifer D.

3. Pretender amigos

Un amigo imaginario puede simplemente ser un signo de una imaginación activa, o podría ser un síntoma de soledad. Una mujer dice:

“Hablo conmigo misma y miro obsesivamente las fotos de músicos o actores y hablo con ellos. Viviría en mi cabeza e inventaría amistades con ellos. “- Stephanie H.

6. Falta de habilidades sociales

La mayoría de los niños solitarios pueden ser socialmente incómodos. Este es un círculo vicioso para el niño porque si no pueden establecer conexiones con sus compañeros, siguen sintiendo la soledad. Esto puede agravarse si el acoso resulta de la incapacidad de establecer conexiones sociales.

También puedes leer:  10 signos definitivos de que has encontrado a tu hombre ideal

7. Baja moral

Buscar constantemente la validación de otros puede decepcionar a un niño con baja autoestima. Todos los niños son dignos de tener amigos, pero no deben usar las opiniones de los demás para sentirse merecedores.

En esta era digital, una persona puede tener muchos amigos “en línea” pero nunca interactuar con personas en la vida real. Los jóvenes pueden comenzar a compararse con otros que parecen tener una vida perfecta, sin embargo, la verdadera realidad no se retrata en los sitios de redes sociales.

8. Ansiedad

Un niño solitario puede ser tímido, ansioso o carente de confianza. Una vez más, estos factores podrían ser una causa o un resultado de estar solo.

9. Tristeza

Los niños que lloran inconsolablemente sin una razón obvia pueden estar exhibiendo este comportamiento por la soledad.

10. Lo verbalizan

Cuando tu hijo se lamenta diciendo, “nadie me quiere”, o “no tengo amigos”, estas son señales más obvias de que está solo.

Al recordar tu infancia, ¿reconoces alguno de estos comportamientos en ti? ¿Cómo los superaste? ¿Ves estos signos de soledad en tu propio hijo? A menudo ayuda a los niños si puedes relacionarte con estos problemas y ofreces algunas sugerencias para la resolución. Preguntarles si eligen estar solos o si desean establecer un día de juego.

5/5 (1 Review)