Consejos Salud

Trastornos neurológicos relacionados con el gluten

La intolerancia al gluten es un desorden de tipo inmunológico que afecta el sistema digestivo intestinal de forma crónica, debido a una predisposición genética. La sintomatología de la intolerancia al gluten, también llamada enfermedad celíaca o esprúe celíaco, se manifiesta posterior a la ingestión o contacto de una proteína conocida como gluten, que se encuentra en alimentos y productos químicos que contienen trigo, centeno y cebada.

Mujer con dolores de cabeza y migraña por intolerancia al gluten

¿Por qué se produce la intolerancia al gluten?

El gluten produce un proceso inflamatorio crónico a nivel del intestino delgado, que se traduce gradualmente en alteraciones de las vellosidades intestinales, que dificultan de manera progresiva la absorción de nutrientes, vitaminas y minerales.

La enfermedad celíaca, es la representación más importante del conjunto de patologías autoinmunes asociadas al gluten que no solo puede afectar al tracto gastrointestinal, sino además otros órganos y sistemas, como la piel, el aparato respiratorio y el sistema nervioso central y periférico.

Intolerancia al gluten y trastornos neurológicos

En el contexto de la intolerancia al gluten, los trastornos neurológicos pueden estar acompañados o no de la afectación intestinal. Generalmente, cuando los trastornos neurológicos se presentan aisladamente, el diagnóstico de la enfermedad celíaca es mucho más tardío, ya que deben descartarse otras enfermedades neurológicas en primera instancia.

La razón principal, por la cual se producen los problemas neurológicos en la enfermedad celíaca, es el estado inflamatorio producido por autoanticuerpos, que pueden atacar directamente a los nervios, al cerebro y al cerebelo. 

Si bien las expresiones neurológicas de la intolerancia al gluten son variadas, los síndromes más comunes son la ataxia cerebelosa (marcha y movimientos temblorosos asociados a alteración del cerebelo) y la neuropatía periférica (molestias asociadas al daño o irritación de nervios periféricos).

¿Cuáles son los trastornos neurológicos que se producen en la intolerancia al gluten?

Según una revisión del Servicio de Neurología del Hospital Universitario de Asturias, en España, encabezados por el doctor Hernández-Lahoz en 2013, las manifestaciones neurológicas varían desde cefalea migrañosa, pasando por patologías psiquiátricas como la depresión y los trastornos de personalidad, hasta alteraciones nerviosas como neuropatías y polineuropatías (alteración de varios nervios) que afectan la sensibilidad y la fuerza muscular.

Dentro de los trastornos neurológicos se encuentran:

  • Ataxia cerebelosa: Según el Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y Accidentes cerebrovasculares, la ataxia cerebelosa es también llamada degeneración espinocerebelosa, que se manifiesta como un temblor durante la marcha, pérdida del equilibro y limitaciones en los movimientos. En el caso de la intolerancia al gluten, la mayoría de los reportes de casos hablan de brotes esporádicos de ataxia cerebelosa, que suelen empeoran a medida que avanza la edad. La ataxia cerebelosa puede ser debida a otras enfermedades como accidentes cerebrovasculares, el alcoholismo, tumores, entre otras.
  • Cefalea migrañosa: los dolores de cabeza episódicos se manifiestan, sobretodo, cada vez que la persona consume el gluten.
  • Neuropatía por gluten: la lesión de los nervios periféricos puede manifestarse como hormigueos, dolores repentinos, hipersensibilidad al frío o al calor, exageración de dolor, calambres, entre otros. Todas estas alteraciones se deben al daño directo o indirecto de los nervios asociado a los autoanticuerpos.
  • Trastornos sensitivos-motores: la intolerancia al gluten se ha relacionado con trastornos como el síndrome de piernas inquietas (caracterizado por el movimiento de las piernas mientras el individuo duerme) y el síndrome de la persona rígida (contractura de los músculos paravertebrales).
  • Trastornos psiquiátricos: personas con enfermedad celíaca pueden tener brotes psiquiátricos manifestados como depresión, trastornos de personalidad con fases maníacas y depresivas. También se han descrito déficits cognitivos (alteraciones de memoria y de concentración).
  • Epilepsia: Estudios reportan que la frecuencia de aparición de epilepsia es mayor en pacientes celíacos que en pacientes sin intolerancia al gluten. Sin embargo, aún no se ha determinado que el gluten produzca convulsiones (Volta, 2013).

Tratamiento

La intolerancia al gluten no tiene cura, por lo que la recomendación en todos los casos es evitar alimentos que lo contengan, con la finalidad de prevenir la aparición de nuevos brotes. Así mismo, se recomienda evitar el uso de utensilios de comida que hayan sido usados previamente para preparar alimentos con gluten, debido al fenómeno, llamado “contaminación cruzada”.

También es recomendado que los pacientes intolerantes al gluten, revisen todos los ingredientes de los productos químicos que utilizan cotidianamente, como cosméticos, utensilios de baño y de limpieza, ya que algunos pueden contener productos derivados del gluten y empeorar los síntomas con solo estar en contacto con estos.

Referencias:

  1. Hernández-Lahoz C, MauriCapdevila G, Vega-Villar J, Rodrigo L. (2013).Neurogluten: patología neurológica por intolerancia al gluten. Rev Neurol, 53: 287-300.
  2. Instituto Nacional deDesórdenes Neurológicos y Accidentes cerebrovasculares. (2016). Ataxiasy la degeneración cerebelosa o espinocerebelosa. National Institutes of Health. En: https://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/ataxias.htm
  3. Volta, U., & DeGiorgio, R. (2010). Gluten sensitivity: an emerging issue behind neurological impairment? The Lancet Neurology, 9(3), 233–235. doi:10.1016/s1474-4422(09)70357-6

Leer con atención:
Los contenidos publicados en Vida Lúcida son exclusivamente con fines informativos. Los temas de salud, nutrición y dietas no deben sustituir el diagnóstico ni la consulta con un Médico Profesional.
5/5 (4 Reviews)