Salud

4 Propiedades de las semillas de sandía que no sabías

Semillas de sandía

Cuando piensas en los beneficios de la sandía, las semillas probablemente no vienen a la mente. Las semillas de sandía por lo general terminan en el bote de basura. Probablemente sólo piensas en la pulpa dulce y jugosa. El hecho es que, las semillas de sandía también pueden hacer un gran bocado cuando se han secado y tostado. Es necesario cocinar, moler o asar las semillas de sandía con el fin de utilizar su poder de curación. Usálas en licuados, ensaladas y sopas.

Las semillas de sandía eficaces contra parásitos intestinales

Las semillas de sandía contienen fibra, necesaria para la digestión adecuada y eficaz en el tratamiento de parásitos intestinales, ictericia, y las inflamaciones. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, enumera varios componentes nutricionales importantes de semillas de sandía. Entre los cuales están:

La proteína en las semillas de sandía

Las semillas de la sandía son muy ricas en proteínas, 1 taza de semillas secas contienen 30,6 g, que es 61 por ciento del valor diario recomendado. La proteína en semillas de sandía consta de varios aminoácidos, uno de los cuales es arginina. Mientras que el cuerpo produce algunos arginina, MedlinePlus afirma que algunas condiciones de salud pueden beneficiarse de arginina adicional. Algunos de los beneficios de salud de arginina incluyen la regulación de la presión arterial y el tratamiento de la enfermedad coronaria.

No dejes de leer:
Cómo reducir los triglicéridos altos

Las semillas de sandía contiene Vitaminas del complejo B

Las semillas de sandía también contienen varias de las vitaminas del complejo B. La Sociedad Americana del Cáncer informa que las vitaminas B son necesarias para transformar los alimentos en energía y otras funciones corporales importantes. La vitamina B más prevalente en semillas de sandía es niacina, con 1 taza de semillas de sandía secas que contienen 3,8 mg, que es 19 por ciento del valor diario.

Minerales

Los minerales abundan en las semillas de sandía. El magnesio es el mineral más abundante, con un peso de 556mg, o 139 por ciento del valor diario recomendado en 1 taza de semillas secas. De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud, el magnesio ayuda a regular la presión sanguínea y el metabolismo de los hidratos de carbono, que tiene un efecto beneficioso sobre el azúcar de la sangre también. Otros minerales importantes en semillas de sandía son fósforo, hierro, potasio, sodio, cobre, manganeso y zinc.

Las semillas de sandía contiene grasas

Lo más sorprendente de semillas de sandía es la cantidad de grasa que contienen. En 1 taza de semillas de sandía secas, hay 51 g de grasa, con 11 de ellos siendo grasa saturada. Las otras grasas son grasas monoinsaturadas, poliinsaturadas y ácidos grasos omega-6. La Asociación Americana del Corazón informa que las grasas mono y poliinsaturadas reducen el colesterol en la sangre, y los ácidos grasos omega-6 pueden ayudar a reducir la presión arterial alta. El lado negativo de consumir una taza de semillas de sandía es la cantidad de calorías – tomarás en poco más de 600 calorías si te comes toda la taza.

No dejes de leer:
Remedio para la gripe con bicarbonato de sodio

Ver: Té con semillas de sandía para limpieza renal

Investigación y redacción: equipo de Vida Lúcida