Beneficios de alimentos remedios caseros Salud

7 remedios caseros para el dolor de rodilla

Puedes olvidarte del dolor de rodilla con estos tratamientos a base de remedios caseros que realmente son efectivos para devolverle la vitalidad a la rótula y la artículación de la rodilla.

remedios caseros para dolor de rodillas

Los remedios caseros para tratar el dolor de rodilla pueden ser empleados cuando se trata de problemas relacionados a la edad, la mala postura, algún golpe o lesión menor que no presenta gravedad, o incluso cuando el dolor de rodilla se debe a causas del clima o problemas en las articulaciones y los huesos. Sin embargo no siempre se pueden prevenir las lesiones que se produzcan en la rodilla, y cualquier lesión grave en la rodilla debe ser evaluado y tratado por un médico.

Problemas en la rodilla que requieren atención médica

  • Si no puedes soportar el peso sobre la rodilla.
  • Tu rodilla se ve deforme o anormal.
  • La rodilla se bloquea, o hace un sonido de clic cuando la doblas.
    El dolor de rodilla es muy severo incluso en reposo.
  • Tienes hinchazón notable o enrojecimiento alrededor de la rodilla, o la rodilla se siente caliente al tacto.
  • El dolor de rodilla sigue después de tres días de descanso y remedios caseros.

¿Por qué duelen las rodillas?

Cada uno de los huesos que forma las rodillas se encuentran unidos por tendones y ligamentos. A su vez, las rodillas tienen dos colchones denominados como meniscos, los cuales protegen o reducen la fricción ante los movimientos de la articulación.

Algunas de las razones por las que pueden doler las rodillas son:

  • Artritis
  • Artrosis
  • Sobrepeso
  • Golpes o traumatismos
  • Lesiones en los ligamentos, ya sea en los meniscos o en la rótula
  • Sedentarismo
  • Usar tacones
  • Levantar peso en exceso
  • vejez
  • Sufrir accidentes

Causas del dolor de rodilla

Hombre joven con dolor en la rodilla frotándose

Las rodillas son una de las más complejas articulaciones del cuerpo y las más propensas a lesiones. ¿Por qué? La culpable puede ser el diseño de la rodilla. A diferencia de la articulación de la cadera, que es una articulación profundamente amortiguada, la articulación de la rodilla está más expuesta por lo que resulta más vulnerable.

Si bien los problemas de rodilla pueden ser resultado de lesiones como caídas, accidentes automovilísticos y lesiones deportivas o enfermedades como la artritis, la gran mayoría de los problemas de la rodilla son causadas al esforzar la rodilla durante la caminata, escalada, u otros ejercicios repetitivos, de alto impacto. Un mal acondicionamiento de los músculos de las piernas también hace hincapié en las rodillas.

Remedios caseros para el dolor de rodillas

Si el dolor de rodilla es el resultado del uso excesivo, la falta de uso o algún problema relacionado a las articulaciones, puedes utilizar las estrategias y remedios caseros en la siguiente sección para mejorar y mantener la salud de los las rodillas y, si padeces de dolor, para ayudar a aliviar el dolor de rodillas y acelerar la cicatrización.

Evitar el sobrepeso

El sobrepeso afecta a todas las articulaciones del cuerpo, y llevar esas libras de más es especialmente duro para las rodillas, ya que con cada paso, se ejerce sobre las rodillas una fuerza igual a una vez y media el peso del cuerpo. Un extra de 20, 30, 40, o más libras de peso corporal (por lo general de la grasa corporal) realmente puede causar serios problemas en las rodillas y representar un dolor muy insoportable.

Por ejemplo, si sólo tienes 20 libras de sobrepeso y sales a correr, estás poniendo 100 libras de fuerza extra en cada rodilla a cada paso. Así que trabajar en conseguir y mantener el peso dentro de un rango saludable mediante la adopción de una dieta baja en grasas, dieta baja en calorías y hacer ejercicio regularmente, entre muchos otros consejos para bajar de peso y adelgazar que puedes encontrar en nuestro sitio te ayudará a evitar el dolor de rodillas y otras lesiones que puedan ocasionarse.

No dejes de leer:
Los 5 mejores ejercicios para perder grasa abdominal

Controla tus pies

Una causa común de problemas de rodilla es la pronación, o el movimiento del pie hacia adentro. Una cierta cantidad de pronación es normal, pero en exceso puede causar problemas en la rodilla, ya que lanza la rodilla fuera de la alineación lo que puede generar el dolor de rodilla.
Puedes corregir la pronación con zapatos de apoyo diseñados para prevenir la pronación o con aparatos ortopédicos, que son inserciones especiales para el calzado.

Comprar los zapatos adecuados

Para evitar el dolor de rodilla es recomendable llevar el talón lo más bajo posible. El cuerpo puede tolerar un talón de aproximadamente una pulgada; tacones altos tiran el cuerpo hacia delante y hacen hincapié en las rodillas. Si usted tiende a pronación, comprar un zapato que tiene dispositivos antipronación o material de alta densidad en el lado interior y un material de relleno en la parte interior de la suela. También, buscar zapatos que tienen un contador de talón rígida, la parte del zapato que las tazas del talón, debido a que ayuda a estabilizar el talón.

Para los deportes, comprar zapatos diseñados para la actividad – zapatos para caminar para caminar, zapatillas deportivas para correr, y así sucesivamente. El uso de zapatos para correr para caminar puede causar dolor en las espinillas y, en algunos casos, el dolor de rodilla.

Usar sales de Epsom

La Sal de Epsom contiene sulfato de magnesio, que es realmente una sustancia maravillosa para aliviar el dolor de rodilla. El sulfato de magnesio es un mineral natural que se ha utilizado para obtener alivio del dolor durante años, es decir, debido a sus altos niveles de magnesio.

Necesitarás

  • 1/2 Taza de sal de Epsom
  • Un recipiente grande de agua tibia

Instrucciones

Llena un recipiente grande con agua tibia y agrega ½ taza de sal de Epsom. Revuélvela  y luego deberás sumergir la rodilla en el líquido. Si encuentras complicado sumergir las rodillas en un recipiente, trata de tomar un baño con sales de Epsom. Puedes emplear una bañera llena de agua tibia y agregar 2 tazas de sal de Epsom. Remoja durante 15 minutos (por lo menos) tus rodillas.

La cúrcuma y el té de jengibre

curcuma y jengibre remedios caseros para el dolor de rodilla

La cúrcuma y el jengibre son dos antiinflammatorios naturales que te ayudará a aliviar el dolor de rodilla, y te ayudará a tratar la artritis reumatoide. La cúrcuma en particular, ha recibido mucha atención últimamente. Su ingrediente activo es algo llamado curcumina, que es un poderoso antioxidante. Además, reduce los niveles de 2 enzimas responsables de causar la inflamación (que es con lo que a menudo estamos luchando cuando padecemos artritis) Puedes tomarlos en forma de cápsula o hacer un té agradable para disfrutar de todos los días.

Necesitarás

  • 2 Tazas de agua
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma molida al gusto
  • Miel

Instrucciones

Poner 2 tazas de agua a hervir, y luego añadir ½ cucharadita de jengibre molido y cúrcuma molida. Reducir a fuego lento y dejarlo reposar de 10 a 15 minutos. Cuélalo, agrega miel a gusto, y disfrútalo dos veces al día. Esto rinde para 2 porciones.

Adquirir más magnesio

El magnesio es algo que nuestro cuerpo necesita, pero no podemos hacerlo nosotros mismos. El magnesio se utiliza en más de 300 respuestas biomecánicas diferentes en nuestro cuerpo. Relaja los músculos y terminaciones nerviosas, rigidez y ayuda a aliviar el dolor de rodilla. No sólo ayuda a relajar los músculos y aliviar el dolor (esto es válido para el dolor de artritis también) que ayuda a que los huesos se mineralizan. The American Journal of Clinical Nutrition realizó uno de los muchos estudios sobre el magnesio que mostraron que las personas que tenían una dieta alta en magnesio tenían una mayor densidad ósea, y los huesos en general más fuertes.

No dejes de leer:
Cómo quitar el mal aliento con remedios caseros

Hay varias maneras de obtener más magnesio y utilizarlo para la artritis en particular y tratar el dolor de rodilla.

  1. Suplementos: cápsulas de magnesio son una buena opción para agregarlas tu vida, pero funcionan mejor cuando se usan junto con una dieta adecuada.
  2. Dieta: Realmente este es el factor más importante a la hora de adquirir el magnesio que tu cuerpo necesita. Come alimentos con alto contenido en magnesio, que incluyen vegetales verdes oscuros (como la espinaca), nueces y legumbres (frijoles).
  3. Aceite: Hay aceite de magnesio que se puede aplicar tópicamente y se absorbe a través de la piel. Frote en dolor en las articulaciones para aliviar el dolor.

Mezcla de menta con aceite de eucalipto

La menta y el eucalipto no cambian el curso de la propia artritis, pero tienen sustancias analgésicas que ayudan a aliviar el dolor de rodilla. La sensación refrescante que producen puede anular temporalmente tu malestar, y crear una sensación relajante que puede aliviar el dolor de la artritis también.

Necesitarás

  • 5-10 Gotas de aceite de menta
  • 5-10 gotas de aceite de eucalipto
  • 1-2 cucharadas de aceite portador (de oliva, almendras, semillas de uva, etc.)
  • Una pequeña botella de vidrio oscuro

Instrucciones

Mezcla 5 a 10 gotas de eucalipto y aceite de menta juntos, y luego mezclarlas con 1 o 2 cucharadas de aceite portador. Se necesita aceite portador para diluir el aceite esencial de modo que no irrite la piel, y puede ser aceite de oliva, aceite de semilla de uva, o algo por el estilo (no de petróleo.) Almacena la mezcla de aceite en una botella de vidrio oscuro y lejos de la luz solar directa, y frotar en las articulaciones cuando duelen, este es un efectivo tratamiento empleando remedios caseros para el dolor de rodilla.

Otras opciones para tratar dolores en la rodilla

El gel del aloe vera ideal para calmar el dolor de rodilla

  1. Salvia: Cuando se trata de un dolor producido por un golpe en la rodilla puedes aprovechar los beneficios de la salvía para aliviarlo. La manera de aplicar esta solución es mediante la frotación de la rodilla con hojas de salvia envueltas en un paño mojado con agua tibia.
  2. Gel de aloe vera: Las propiedades terapéuticas del aloe vera te ayudarán a aliviar la inflamación de la rodilla, para conseguir el efecto deseado deberás mezclar miel, barro rojo y gel de aloe vera, con ello preparas una pasta y humectas las rodillas, deja actuar durante una hora y retira con agua. notarás un gran alivio en tus rodillas.
  3. Aceite de oliva. Es un antiinflamatorio muy poderoso. Estimula la circulación y mejora en poco tiempo las molestias. Sólo tienes que calentar el aceite un poco y aplicar en las rodillas con masajes circulares. Puedes repetir este proceso hasta dos veces al día.
  4. Repollo o col. Sus hojas son muy poderosas por su efecto antiinflamatorio, así que el dolor en la rodilla se tratará en poco tiempo. Para su preparación debes:
    • Corta las hojas de un repollo lo más fino que se te posible.
    • Mezclas hojas con 4 cucharadas de agua. Machaca con un mortero o un triturador de alimentos.
    • Aplica la crema que obtengas en la rodilla.
    • Tapa con un lienzo o una gasa.
    • Deja que actúe por unos veinte minutos.
    • Retira la preparación con agua tibia.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida